un truco muy socorrido

¿Mito o realidad? Ventajas y desventajas de calibrar la batería de tu ‘smartphone’

Si el porcentaje de la batería que aparece en pantalla no se corresponde con la realidad y pese a que ponga un 30%, por ejemplo, tu teléfono se apaga de inmediato, este método puede ser útil

Foto:  Calibrar la batería sirve para ajustar los algoritmos por los cuales nuestro ‘smartphone’ nos muestra en pantalla lo que resta de vida al dispositivo (Imagen: Max Pixel)
Calibrar la batería sirve para ajustar los algoritmos por los cuales nuestro ‘smartphone’ nos muestra en pantalla lo que resta de vida al dispositivo (Imagen: Max Pixel)
Autor
Tiempo de lectura7 min

Sin duda alguna, la batería es uno de los componentes a los más atención solemos prestar a la hora de adquirir un nuevo ‘smartphone’. Y no solo se trata de la autonomía que tenga y, por lo tanto, del número de horas que pueda mantener encendido el dispositivo en función de los mAh que tenga. Se trata fundamentalmente de saber si la opinión de aquellos usuarios que ya lo han adquirido, para tratar de averiguar si al cabo de los meses el funcionamiento de la batería se había reducido mucho o poco. Porque, más allá de si la cámara tiene más o menos píxeles o si la resolución de pantalla es tal o cual, la gran preocupación de los usuarios es que la vida útil de la batería no sea demasiado prolongada.

No obstante, como suele ocurrir con la mayoría de dispositivos tecnológicos, en función de cómo los tratemos podremos sacarles más o menos partido a todas sus prestaciones. Es por eso que, para conseguir que la batería de nuestro ‘smartphone’ dure más tiempo, existen ciertas prácticas con las que podemos lograr que la autonomía se mantenga intacta durante más tiempo y, aunque se vaya mermando con el paso de los meses, nos ofrezca los mejores resultados durante cuanto más tiempo mejor. Una de las que más recomiendan muchos expertos es calibrar la batería.

¿Para qué sirve esta técnica?

Seguro que, en alguna que otra ocasión, te ha ocurrido que has visto como en la pantalla de tu teléfono aparecía un porcentaje de lo que restaba de batería y luego, por arte de magia, el dispositivo se apaga de forma repentina. Esta circunstancia, que puede ser un engorro si no tenemos a mano ninguna toma de corriente para cargar la batería, no solo nos causa a nosotros un contratiempo sin que también acaba siendo pernicioso para el ‘smartphone’ puesto que los niveles de carga de batería se ven alterados y, de esta forma, también la autonomía de la misma.

Más allá de la calibración, es importante saber que tenemos que cuidar la batería, uno de los principales componentes (PxHere)
Más allá de la calibración, es importante saber que tenemos que cuidar la batería, uno de los principales componentes (PxHere)

Es importante saber que para poder ver en la pantalla de nuestros teléfonos móviles cuál es el estado de carga en que se encuentra nuestra batería, es gracias a una serie de algoritmos. Y si bien es cierto que estos no suelen fallar, con el paso del tiempo estos pueden sufrir leves desajustes que, a la larga, acaban por provocar que el porcentaje que aparece en la pantalla pueda dar lugar a equívocos. Esto, que para muchos puede resultar totalmente inútil, resulta fundamental puesto que para poder cuidar la batería de forma óptima debemos de conseguir que siempre se mantenga en unos niveles de carga de entre el 40 y el 80%.

Por todo ello, resulta aconsejable calibrar la batería en ciertas ocasiones. Para ello, tenemos distintas opciones. Podemos recurrir a las aplicaciones que aseguran que pueden realizar esta tarea. Y pese a que son muchos los usuarios que las han probado y hablan muy bien de ellas en los comentarios, lo cierto es que los expertos recomiendan hacerlo de forma manual. Como ahora te explicaremos, se trata de un proceso sumamente sencillo y de ejecutar y que repercutirá positivamente en la conservación de tu batería.

Así puedes calibrar tu batería

En este punto, es conveniente tener claro que no es lo mismo realizar la calibración para un iPhone o para cualquier dispositivo de la firma Apple, que para otro teléfono móvil o tableta, sea de la firma que sea. En el caso de los teléfonos de marcas como Xiaomi, Samsung o Motorola, por ejemplo, lo primero que tenemos que hacer es cargar el dispositivo por completo, hasta que en la pantalla veamos que aparece el 100% de carga de batería, e incluso dejarlo algo más de tiempo, por si el hecho de que la batería estuviera descalibrada afectase al procedimiento. Una vez que hayamos completado este primera paso, habría que conseguir que se descargara la batería por completo.

El proceso es bien sencillo. (Pixabay)
El proceso es bien sencillo. (Pixabay)

Para ello, algunos expertos sugieren incluso darle un uso más intensivo para así conseguir que se descargue cuanto antes. Es más, incluso hay ‘apps’ que nos permiten agotar antes la batería. Pero independientemente del momento en el que el dispositivo se apague porque hayamos consumido todos los recursos y se haya quedado totalmente a cero, lo que tenemos que hacer es dejarlo apagado y reposando durante un tiempo aproximado de al menos cuatro horas. De esta forma, la batería podría llegar a liberar por completo.

Una vez que haya transcurrido ese tiempo, tenemos que volver a cargar el ‘smartphone’ hasta el 100%, preferiblemente mientras este se encuentra apagado o en modo avión, para que así consuma la menor energía posible. Y si todos los pasos los hemos completado de forma correcta, entonces la batería de ese teléfono móvil estaría ya totalmente calibrada y mostraría en pantalla los niveles de carga adecuados.

¿Y para iPhone?

Para los dispositivos de la firma Apple, el procedimiento es bastante similar. El primer paso será cargar nuestro ‘smartphone’ hasta que veamos que aparece en pantalla el 100% de carga. Pero no tengamos prisa por desconectarlo de la corriente, para así cerciorarnos de que la batería alcanza su carga máxima. Luego en lugar de dejarlo reposando 4 horas, lo recomendable es dejarlo entre 6 y 8 horas, según recomienda la firma de la manzana mordida. También a la hora de volver a cargarlo, mientras que el resto de fabricantes no especifican el tiempo que debe durar la carga, Apple sí que apunta que es conveniente que esta dure aproximadamente lo mismo que la anterior fase, es decir, entre 6 y 8 horas. Será entonces cuando encendamos el dispositivo, y si lo teníamos encendido habrá que apagarlo y volver a encenderlo. Para ello, habrá que pulsar al mismo tiempo el botón Home y el de encendido.

Otra de las diferencias fundamentales entre los dispositivos de Apple y los del resto de marcas es el tiempo que debe pasar entre una calibración y otra. Mientras que la mayor parte de compañías advierten que el tiempo idóneo entre una calibración y otra debe de tres meses, de forma que si lo hacemos cuando solamente han pasado algunas semanas no conseguiremos mejorar el procedimiento, la firma de Cupertino recomienda a sus clientes que realicen este procedimiento una vez al mes.

FOTO 3: Hay ciertos problemas que afectan a la batería de los dispositivos y que pueden hacer que tengamos que deshacernos de ellos (Imagen: Wikipedia)
FOTO 3: Hay ciertos problemas que afectan a la batería de los dispositivos y que pueden hacer que tengamos que deshacernos de ellos (Imagen: Wikipedia)

Calibrar la batería no es la solución definitiva

Pero no pensemos que solamente con realizar una calibración cada cierto tiempo podemos descuidar la batería de nuestros dispositivos sin el menor reparo. Ni por asomo. Como ya hemos comentado, este proceso sirve para ajustar los niveles que se muestran en pantalla para que sean más precisos y nuestro ‘smartphone’ no nos indique que le queda el 30% de batería para apagarse acto seguido. Pero en ningún caso se trata de un procedimiento milagroso. Por eso mismo, para que no sea necesario llegar a estos extremos, es importante tomar una serie de precauciones y evitar todo lo posible el deterioro de la batería de nuestros dispositivos.

Para ello, entre otras recomendaciones, es importante identificar aquellas aplicaciones y servicios que más batería consumen de nuestros dispositivos móviles, para así utilizarlos solamente cuando sea imprescindible. De la misma forma, es importante tener en cuenta que existen distintos procesos que acaban por afectar negativamente a la durabilidad de las baterías y, por lo tanto, es conveniente evitarlos. Uno de los factores más perniciosos para ellas son las altas temperaturas, de modo que es importante usar lo menos posible dispositivos de cargas rápidas, entre otros factores, que hacen que se incremente la temperatura del ‘smartphone’ y, a la postre, acaba por repercutir negativamente en la vida útil del mismo.

Además, tenemos que entender que este pequeño contratiempo no tiene nada que ver con otros problemas que pueden afectar a las baterías de nuestros dispositivos móviles, como pueda ser que se acaben hinchando, que no cargue pese a estar conectados a la corriente, que se sobrecaliente en exceso… En caso de darse alguno de estos problemas, una calibración no servirá para nada y habrá que tomar otras medidas, o incluso cambiar ese teléfono móvil porque está averiado.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios