EN UNA ENTREVISTA EN 'BUZFEED NEWS'

El 'padre del retuit': "Es un arma cargada en manos de un niño de cuatro años"

Chris Wetherell se unió a Twitter en 2009 para desarrollar un botón con el que compartir contenido en la plataforma. 10 años después no se muestra muy orgulloso de su invento

Foto: Logo de la red social Twitter. (Reuters)
Logo de la red social Twitter. (Reuters)

Chris Wetherell formó parte del equipo de desarrollo que incorporó en 2009 el botón de 'retweet' a la célebre red social de 'microblogging'. Su invento permitió a los millones de usuarios de Twitter compartir con sus seguidores mensajes escritos por otros perfiles y convertir en 'virales' ideas, pensamientos o denuncias volcadas en la red social del pajarito.

Sin embargo, 10 años después, Wetherell reniega de la herramienta que creó y que se convirtió en una seña de identidad de la multinacional. En una entrevista en el portal Buzzfeed News, el 'padre del RT' ha asegurado que la función que ayudó a diseñar también ha tenido consecuencias negativas para el debate público y el conocimiento.

Logo de Twitter impreso en 3D. (Reuters)
Logo de Twitter impreso en 3D. (Reuters)

Chris se unió a Twitter en el año de su lanzamiento, recién salido de la compañía Google, para la que desarrolló varias aplicaciones. Evan Williams, por entonces director general de la empresa, le llamó cuando quiso incorporar a la plataforma un botón para compartir contenido, lo que acabó dando lugar a la aparición del 'retweet button'.

En un primer momento, sintió que tenía la oportunidad de crear una herramienta "que diese voz a las comunidades infrarrepresentadas"

En un primer momento, el ingeniero sintió que tenía la oportunidad de crear una herramienta "que diese voz a las comunidades infrarrepresentadas". Ya en funcionamiento, incluso, se sorprendió del potencial de su invento. "Tenía un poder multiplicador que otros no tenían. E hizo muchas de las cosas para las que estaba diseñado", asegura. Pero no todo eran luces.

Twitter sin RT

Antes de la aportación de Wetherell, los usuarios que querían compartir contenido que habían encontrado en la red social debían copiar el texto a mano y añadir las iniciales 'RT', que identificaban este nuevo escrito como un texto ya existente en la plataforma y colgado por otro usuario.

Evan Williams, cofundador de Twitter.
Evan Williams, cofundador de Twitter.

Pero, a pesar de lo engorroso de este método, según asegura Chris en la entrevista, al menos conseguía que los usuarios pensasen durante unos segundos sobre qué estaban difundiendo. Con el nuevo botón, este tiempo de reflexión disminuyó.

Antes del botón, los usuarios copiaban los mensajes a mano. Pero, al menos, reflexionaban por unos segundos

Y cuando Facebook copió este sistema en 2012 e incorporó uno similar para compartir contenido de forma inmediata -a lo que hay que sumarle la atracción por la viralidad-, quedó poco hueco en la Red para el debate cabal y sosegado.

Además, según cuenta el ingeniero en la entrevista, su invento comenzó a usarse como un arma para ataques coordinados contra ciertos usuarios, hundir reputaciones, difundir información deliberadamente falsa entre ciertos sectores e incluso incitar a algunos a tuitear datos tan irreales como sorprendentes para alcanzar cierta fama 'online'. Y los que desarrollaron el botón -explica Wetherell- no construyeron un cortafuegos que frenase sus efectos perjudiciales.

La Bolsa de Nueva York, el 7 de noviembre de 2013, fecha en la que Twitter empezó a cotizar. (Reuters)
La Bolsa de Nueva York, el 7 de noviembre de 2013, fecha en la que Twitter empezó a cotizar. (Reuters)

Además, algunos usuarios utilizaban Twitter para confirmar sus propios sesgos de autopercepción, es decir, compartían solo aquello que coincidía con sus prejuicios, ideas y valores.

¿Eliminar el botón?

No obstante, Wetherell no aboga por prescindir del botón -"de hacerlo, la gente pagaría a usuarios con enormes audiencias para que retransmitieran sus mensajes, dándoles un poder desproporcionado", asegura-, sino por que la compañía frene sus efectos nocivos.

Twitter podría, según asegura, limitar el número de veces que un mensaje puede ser compartido -de forma similar a lo que ha hecho Whatsapp recientemente- o impedir que ciertos perfiles, "que amplifican mensajes terribles", puedan seguir haciéndolo. Otra posible solución sería imposibilitar que un usuario retuitee una noticia sin haber clickado antes en su contenido.

Según el ingeniero, Twitter podría limitar el número de veces que un mensaje puede ser retuiteado

Lo que Wetherell tiene claro, eso sí, es que la solución a este problema pasa por concebir este botón de forma "muy distinta" a como él lo hizo hace 10 años. Por el momento, dice, funciona "como un arma cargada en manos de un niño de cuatro años".

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios