gestionado por aena

El reconocimiento facial, pionero en un aeropuerto español: así funciona en Menorca

El de Menorca se ha convertido en el primer aeropuerto de toda Europa en aplicar reconocimiento facial en la facturación, acceso de seguridad y embarque. Esta es la tecnología con la que opera

Foto:

La tecnología biométrica de reconocimiento facial lleva tiempo aplicándose en todo el mundo, aunque con una utilidad eminentemente lúdica. Más allá de su uso en webs o redes sociales, hay una aplicación que aprovecha mucho mejor esta tecnología: el reconocimiento facial en aeropuertos.

En este sentido, hace tiempo que China lo emplea en multitud de aeropuertos, mientras que en Estados Unidos fue el de Dallas el primero en recurrir a esta técnica en otoño del año pasado. En nuestro entorno cercano algunos aeropuertos han hecho pruebas, pero es precisamente uno español el que está encabezando el uso de esta tecnología.

Menorca, pionera en Europa

En Menorca hay un grupo de privilegiados. Se trata de los pasajeros de Air Europa que, de forma voluntaria, deciden participar en este proyecto. La tecnología dispone de equipos de sistemas biométricos ubicados junto a los mostradores de facturación, en el acceso de seguridad y en la puerta de embarque. El de Menorca se convierte, de este modo, en el único aeropuerto que emplea esta tecnología en los tres puntos de control.

En este proceso se validan los datos biométricos del pasajero, sus rasgos faciales (imagen de su cara) y documentación (el DNI o pasaporte), con el objetivo de que puedan embarcar en el vuelo sin necesidad de mostrar ni la tarjeta de embarque (aunque se tenga que llevar siempre encima, ya que es requisito legal para poder volar) ni su documento de identificación.

El proyecto tiene el objetivo de proporcionar a los pasajeros una experiencia más ágil y segura a su paso por los aeropuertos

En cuanto a la protección de datos, estos son tratados de acuerdo al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) establecido en la Directiva (UE) 2016/680. La información que el pasajero proporciona solo es usada durante la estancia del pasajero en el aeropuerto y se elimina tras su embarque, a menos que el pasajero haya dado su permiso para que permanezca en una base de datos, en cuyo caso no necesitará hacer el registro en sus viajes posteriores.

Para este proyecto, Aena cuenta con la ayuda de Everis Aeroespacial, Defensa y Seguridad (everis ADS) y Dormakaba, que han sido las empresas encargadas de desarrollar, suministrar e instalar el equipamiento necesario para la realización de la prueba. Se trata de sistemas automatizados que incluyen tecnologías de validación documental y biométrica para acelerar el tiempo de acceso de los pasajeros.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Objetivo: control más rápido y seguro

El proyecto es un piloto de Aena con el objetivo de proporcionar a los pasajeros una experiencia más ágil y segura a su paso por los aeropuertos. Por lo pronto se pretende validar su funcionamiento por parte de los pasajeros, pero el objetivo es ir ampliando progresivamente la validación del proceso biométrico con varios pilotos en más aeropuertos.

Los pasajeros de Air Europa que hasta ahora han formado parte de esta prueba piloto han valorado de manera muy positiva el sistema, destacando la facilidad y comodidad del proceso y la buena experiencia en su paso por el aeropuerto. Más del 90% de los encuestados valoran como 'mejor' o 'mucho mejor' la experiencia de embarque biométrico.

Este proyecto se encuentra enmarcado dentro de la estrategia 'Aeropuerto 4.0' de Aena, que promueve la puesta en marcha de soluciones de este tipo que permitan la prestación de unos servicios aeroportuarios innovadores y sostenibles con altas cotas de seguridad, calidad, eficiencia y respeto al medio ambiente.

Tecnología