POCO MÁS SE LE PUEDE PEDIR

15 días con la 'tablet' barata de Amazon, la única que no te cabreará (si no quieres HBO)

Poco más se puede exigir a este dispositivo que cuesta 69 euros. Si es la primera vez que usas Android versionado por el gigante del comercio electrónico, respira antes de volverte loco

Foto: Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

En los últimos días, un estudio revelaba que la gente dispuesta a gastarse más de 400 euros en un 'smartphone' cada vez es menos. Imaginen entonces lo que están dispuestos a desembolsar en un dispositivo que muchos consideran accesorio, como las tabletas. Es cierto que hay algunos usuarios que han conseguido convertirlas en su herramienta principal de trabajo o en el hogar y sueltan un señor pastizal en un iPad u otro modelo de postín, pero la mayoría de veces se quedan para un uso ocasional. Con Apple dominando el panorama y Samsung intentando seguirle también en este mercado, hay muchos fabricantes que se han retirado o han replegado posiciones a mercados muy selectivos. Otros se han centrado en dispositivos baratos. En algunos casos, como el de Amazon, se trata de un aparato 'ultra low cost'.

Hemos pasado 15 días con el Kindle Fire 7 2019, una actualización que difiere muy poco de la que puso en juego hace tres años. Su versión de entrada cuesta 69 euros. Obviamente, se podría hacer mejor, mucho mejor, pero difícilmente a ese precio. Prácticamente imposible. Si vienes de una tableta mucho mayor o de mayor precio, tu lista de peros será una especie de carta a los Reyes Magos que se traduciría en un coste mucho superior. He pasado 15 días con ella y he llegado a una conclusión. Es probablemente la única tableta barata que no acabará con tu paciencia, siempre que tengas claro sus límites y no quieras HBO.

Siete pulgadas de simplismo

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Este Kindle Fire 7 repite la estética de su anterior edición, aunque ahora ofrece nuevos colores. Se trata de una tableta compacta, como su nombre indica, de siete pulgadas. Cuenta con un formato más rectangular que, por ejemplo, el iPad Mini. Aunque para interactuar con ella es probable que eches las dos manos al dispositivo, se puede sostener perfectamente (si vas leyendo un eBook en el autobús agarrado de la barra, por ejemplo), ya que resulta ligera.

El ingrediente principal de este diseño es el plástico, lo que, a pesar de ser un material de 'batalla', contribuye a su sensación de ligereza (286 gramos). Los botones se sitúan en el borde superior (viéndola en vertical). El lateral derecho cuenta con la ranura para microSD y el izquierdo, en su parte inferior, con el altavoz. El sonido, decente aunque suena ligeramente enlatado. La ubicación escogida es ideal, porque no corres el riesgo de taparlo. Por cierto, tiene conector 'jack' para auriculares así como conector microUSB.

Plástico, marcos y microUSB. Lo más básico, sí, pero es que no se puede pedir más a ese precio

La pantalla tiene unos marcos considerables. Pero vamos, en este caso, eso es 'peccata minuta'. Si el último iPad Mini los tiene, como para exigir aquí un panel sin marcos. Al menos en mi opinión. Se trata de una IPS con una calidad de imagen bastante básica pero que aun así nos dejará ver YouTube, Netflix o Prime Vídeo decentemente. Algún que otro conocido mío se ha hecho con una de estas para ver sus series en la cama o en sus interminables viajes de bus al pueblo, y está encantado. Si no eres un megaexquisito con la imagen, te hará el apaño perfectamente.

Hablamos de una resolución de 1024 x 600, que suponen 171 píxeles por pulgada. Hay muchas veces que te encontrarás con detalles pixelados. Los colores, algo conocido en un panel de este tipo, son algo pálidos. El brillo se queda algo corto y siempre tendrás que tenerlo al 50% o más, para una experiencia óptima. Sin queja sobre los ángulos de visión. Dos menciones, una positiva y otra negativa. Negativo que el filtro frente a la luz azul (ese para utilizarlo, por ejemplo, antes de acostarte) se siente excesivamente anaranjado pero cumple su función en entornos oscuros. Positivo que la tecnología polarizadora que le han aplicado facilita la lectura. Y eso lo dice uno que aún sigue prefiriendo la lectura en papel que en pantalla.

Memoria justa

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Una de las grandes novedades de este Kindle Fire 7 frente a la últimas ediciones son sus tripas. Se le ha dotado de un procesador más rápido y más almacenamiento. Pero aquí no estamos para echar cohetes. El motor es un chip de cuatro núcleos, del que Amazon no desvela el nombre. Simplemente sabemos que corre hasta 1,3 Ghz. Llega jalonado con 1GB de RAM. Se trata de un menú discreto. Da para navegar, utilizar algunas 'apps' y ver contenido multimedia. De lo de crear, olvídate. El rendimiento es ligeramente agridulce. Aunque globalmente es aceptable y tira de manera normal, hay veces que le cuesta cerrar una 'app', volver atrás o abrir algunos elementos. Un ejemplo es el álbum de fotos. Pero bueno, con dos cámaras (una delantera y otra trasera) de dos megapíxeles, tampoco lo necesitarás mucho.

Puedes ampliar hasta 512 GB con microSD, pero te costará prácticamente lo mismo que la tableta

La versión de partida, la barata, cuenta con 16GB de memoria. Una cifra irrisoria que te obligará a chutarle una tarjeta microSD. Se puede ampliar hasta 512. Eso hace que probablemente te gastes más dinero en el almacenamiento extra que en el propio Kindle Fire 7 2019. Sobre la autonomía, no especifican la capacidad aunque no sería de extrañar que, como ocurre con otras especificaciones, se calcasen los 2980 mAh de la anterior versión. Sea como sea, la empresa promete hasta siete horas de vida útil por carga. Yo me he quedado siempre en torno a las cinco horas. Y no hay carga rápida.

Una 'tablet' por y para Amazon

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

El Kindle Fire 7 es una 'tablet' hecha por Amazon pero también hecha para Amazon. Si eres suscriptor de Prime o de alguno de los servicios que se engloban bajo el paraguas del gigante del comercio electrónico, sacarás más provecho. La interfaz de Fire OS, la capa de personalización con la que untan la versión desnatada de Android que utiliza este aparato, es muy diferente a lo que estás acostumbrado.

Primero tienes un gran menú de inicio donde se ven todas las 'apps', así como los últimos elementos adquiridos, como libros. Luego nos encontraremos con varias secciones. Una bajo el epígrafe 'Para ti' incluye noticias de Microsoft News, sugerencias de libros, un buscador, así como las últimas 'apps' que se han utilizado. Luego tienes las siguientes categorías: 'Apps', 'Juegos', 'Libros', 'Música', 'Vídeos' así como 'Tienda'. También tienes soporte para Alexa, aunque de momento no está en todos los países. Todas ellas son ventanas al universo Amazon.

No es Android, es la versión de Amazon. Y eso al principio, para qué engañarnos, cuesta

¿Qué significa una 'tablet' hecha por y para Amazon? Pues que te encontrarás mucha publicidad. Se puede utilizar sin ser miembro de Prime, por supuesto, pero estas llamadas se te harían un poco pesadas. Si tienes una suscripción (o una compartida con tu hermano, como es mi caso) y eres usuario habitual de sus plataformas, pues tendrás más chica. Pero, por ejemplo, si lo quieres para Spotify y Netflix y juegos como el 'Clash of Clans' o 'Candy Crush', puedes utilizarlo sin problema sin tocar una cuenta prémium de Amazon.

Eso sí, tienes que tener en cuenta que aquí no están los servicios oficiales de Google. Ni Google Play Store, ni Maps ni YouTube... Sin embargo, en la tienda de aplicaciones de Amazon encontrarás muchos programas puente o podrás acceder a estos servicios a través del navegador por defecto que viene en este aparato. El único problema mayúsculo que tienes es HBO. No cuentas con una 'app' oficial y cuando te conectas a través de la web al iniciar la reproducción te pide que te descargues la 'app'. Un laberinto que ni la instalación manual de la APK (paquete de instalación manual) te solucionará. Si solucionan esto, ganarán muchos enteros.

¿Merece la pena?

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Como decíamos al principio del artículo, el Kindle Fire 7 de este año es una tableta con muchas carencias. Carencias que se olvidan cuando uno ve el precio. Por 69,90 euros, está claro que es difícil encontrar algo similar. Te da hasta el último céntimo que pagas. Eso sí, tienes que tener en cuenta sus limitaciones y que si eres usuario de Prime podrás sacarle muchísimo más provecho que si lo haces sin pertenecer a ese club.

Tienes lo que pagas. Hasta el último céntimo. No se puede pedir más a ese precio. Salvo HBO

También dispones de una versión de 32 GB. Y también de una versión con ocho pulgadas, que prácticamente calca sus especificaciones, excepto en lo que se refiere a capacidad de la batería así como de pantalla. Eso sí, su precio sube de esta partida, hasta los 99 euros, lo que también la deja en una buena posición.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios