POR RAZONES ÉTICAS Y AMBIENTALES

Los científicos alertan del peligro de la idea española de criar pulpos en piscifactorías

Un grupo de investigadores ha publicado un ensayo en el que pide que se acabe con unas prácticas aún experimentales y que están lideradas por nuestro país

Foto: Pulpo bailarín. (Gabriel Barathieu, Francia)
Pulpo bailarín. (Gabriel Barathieu, Francia)
Autor
Tags
Tiempo de lectura3 min

La noticia llegó a todo el mundo en octubre de 2018. Investigadores españoles habían conseguido criar pulpos en piscifactorías tras 60 años de ensayo. El logro convertía nuestro país en líder en estas investigaciones que varios centros llevan décadas desarrollando. Pero este éxito no ha gustado a todos los expertos, y es que muchos avisan del peligro tanto ambiental como ético que puede provocar esta práctica.

Eso es lo que al menos denuncia un grupo de científicos, psicólogos y filósofos que acaban de publicar un ensayo en el que piden a gobiernos y empresas que cejen en su empeño que convertir los pulpos en ganado. En el texto, explican que los resultados podrían ser fatales para los cefalópodos, que podrían ver cómo su especie es más frágil y pierde ciertas capacidades, pero también para el resto del planeta. Son animales carnívoros que necesitan una gran cantidad de alimento y su sostenibilidad aumentaría de lleno la escasez de pescado que ya existe en este momento.

Los expertos admiten que esta idea es una respuesta ante la creciente demanda de pulpo como producto alimenticio que se está dando a nivel global, pero aseguran que esta conversión del animal en ganado afectaría de forma clave al medio ambiente, pues su industrialización no solo no aliviaría la presión sobre los animales acuáticos silvestres sino que la aumentaría. "Tales esfuerzos [los de desarrollar las granjas] están ocurriendo a pesar del hecho de que el cultivo de pulpos tiene las mismas consecuencias ambientales que otros tipos de acuicultura carnívora. La cría de pulpos aumentaría, no aliviaría, la presión sobre los animales acuáticos silvestres", explican en el texto.

"Los pulpos tienen una tasa de conversión de alimentos de al menos 3:1, lo que significa que el peso del alimento necesario para sostenerlos es aproximadamente tres veces el peso del animal. Dado el agotado estado de la pesca mundial y los desafíos de proporcionar una nutrición adecuada a una población humana en crecimiento, el aumento de la cría de especies carnívoras como el pulpo va en contra del objetivo de mejorar la seguridad alimentaria mundial", apuntan.

Imagen de un pulpo.
Imagen de un pulpo.

La mirada a España es clara, ya que en el documento ponen nuestro país como líder en el camino hacia la creación de granjas de Octopus vulgaris y hablan del Instituto Español de Oceanografía de Vigo como la institución que ha llevado a cabo la mayor parte de las investigaciones publicadas sobre el cultivo de pulpos. Eso sí, también ponen otros casos como Grecia, Portugal, México o China, donde también se pelea por conseguir lograr la cría en cautividad de estos animales.

Por último, este grupo de investigadores lanza una reflexión sobre la inteligencia de estas especies y cómo se podría garantizar su bienestar en este tipo de granjas que se están desarrollando. Según los expertos, "más allá de su salud y seguridad biológica básica, es probable que los pulpos deseen altos niveles de estimulación cognitiva, así como oportunidades para explorar, manipular y controlar su entorno. Los sistemas agrícolas intensivos son inevitablemente hostiles a estos atributos".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
58 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios