Prepárate a pagar más por tus viajes

Por qué la millonaria salida a bolsa de Uber te va a acabar afectando si coges taxis o VTC

¿Cómo afectará a los usuarios de Uber su salida a bolsa? Subidas de tarifas en sus VTC y servicios asociados, y un Cabify que tiene mucho que ganar y perder. Estas son las claves

Foto: El CEO de Uber, Dara Khosrowshah, inaugura la sesión de Wall Street en la salida a bolsa de la compañía. (Reuters)
El CEO de Uber, Dara Khosrowshah, inaugura la sesión de Wall Street en la salida a bolsa de la compañía. (Reuters)

Uber se estrena hoy en Wall Street en lo que es la mayor salida a bolsa de una tecnológica desde que lo hiciera Facebook en 2012. Lo hará a un precio de 45 dólares la acción, lo que sitúa la compañía en una valoración de 82.000 millones de dólares. La euforia se ha rebajado: es menos de los estratosféricos 100.000 millones dólares de valoración pero, aún así, es un momento clave que marcará el futuro de la compañía en todo el mundo. Y también te acabará afectando tarde o temprano tanto si usas taxis como coches VTC. ¿Cómo?

Suben los precios de las VTC

Los números de Uber, simplemente, no cuadran. La compañía tiene unas pérdidas brutales que, a partir de ahora, tendrá que reducir trimestre a trimestre de forma implacable si no quiere hundirse en bolsa. El año pasado, Uber perdió 3.000 millones de dólares sobre unos ingresos de 11.000 millones. En el primer trimestre del 2019 perdió 1.000 millones. De forma acumulada, ya van 8.000 millones desde su fundación. Una tendencia que Wall Street no va a permitir que continúe.

Un 'trader' de Wall Street tras el estreno de Uber en bolsa. (Reuters)
Un 'trader' de Wall Street tras el estreno de Uber en bolsa. (Reuters)

Hasta Ahora Uber había tirado de la estrategia clásica de Silicon Valley: quemar los miles de millones de capital riesgo levantado (25.000 millones de dólares) y hacerse con la mayor cuota de mercado posible en el mayor número de países posibles. Esa fórmula se acaba. Los inversores ahora querrán ver una mejora paulatina y solo hay una forma directa de conseguirlo: subir los precios. Los analistas financieros lo tienen claro. "Va a haber mucho foco en eso. Habrá subidas de precios debido a las presiones", explica a MarketWatch Reena Aggarwal, profesora de finanzas y directora del Center for Financial Markets and Policy en la escuela de negocios Georgetown’s McDonough.

Eso significa que, muy probablemente, el precio que pagues por los viajes en Uber en los próximos meses va a ser mayor de lo que estabas acostumbrado hasta ahora. Uber tiene otra opción para evitarlo: diversificar. Crear nuevos servicios, como los coches autónomos, pero eso no va a ocurrir a corto ni medio plazo. Tocar los precios, aunque sea ligeramente al alza, ayudará a aliviar las presiones de Wall Street. Y los viajes en VTC no serán los únicos que se encarecerán.

Y de la comida a domicilio

Como resultado de la salida a bolsa y las pérdidas, todas las unidades de negocio de Uber van a estar sujetas a la misma presión inflacionista. La principal aferctada que opera en España será Uber Eats. El servicio de entrega a domicilio, competidor de los otros dos gigantes, Just Eat y Deliveroo, muy probablemente sufrirá también subidas de tarifas.

(Reuters)
(Reuters)

Tampoco hay que olvidarse de los patinetes y las bicis eléctricas. Jump, el servicio de patinetes de alquiler que opera en Madrid, es propiedad de Uber tras la compra de la 'startup' californiana hace justo un año. Ahora mismo el coste es de un euro por iniciar el viaje y de 12 céntimos por minuto. Si quieres probarlos, aprovecha, porque todo apunta a que en unos meses tendrás que pagar más.

El futuro de Cabify está en juego

Si hay una empresa en España que va a mirar de reojo lo que ocurre hoy y en los próximos días con la cotización de Uber, esa es Cabify. La 'startup' española sigue asegurando que su futuro pasa también por una salida a bolsa en 2020. Un batacazo de Uber puede llegar a retrasar el estreno de la española y viceversa: si su gran rival se estabiliza, reduce pérdidas y logra crecer trimestre a trimeste en capitalización, Cabify sin duda seguirá la misma ruta, si antes no es adquirida por la propia Uber o por Lyft, con quien ya mantuvo negociaciones al respecto, tal y como adelantó este diario.

La evolución de Uber validará de forma definitiva si Cabify puede apostar o no por la misma ruta, sobre todo cuando el otro gran referente, Lyft, cotiza ahora un 30% por debajo de su precio de salida. Si las cosas no van mejor con Uber, Cabify no se arriesgará a probar. Y eso pone en riesgo también su futuro: la firma española necesita más financiación, y si esta no llega por una salida al parqué, tendrá que llegar por más capital riesgo. Algo que tampoco va a ser fácil.

Beneficiará a los taxis

Durante los últimos años, Uber ha empleado las tácticas más agresivas, y en algunos casos ilegales, para acaparar el mercado y competir con el taxi. En el caso de España, eso implicó saltarse la ley inicialmente (hasta su cierre en 2014), para luego adaptarse a la regulación VTC, pero siempre al límite, lo que ha logrado un enorme conflicto con el taxi.

(EFE)
(EFE)

Tras la salida a bolsa, las cosas cambian. Una firma cotizada no se puede permitir la inestabilidad jurídica que Uber ha tenido en medio mundo. Eso se traduce directamente en una caída del precio de la acción, de la valoración de la empresa y, al final, en una rebelión de los inversores. Los grandes beneficiados del mayor escrutinio de Wall Street serán los taxistas. Primero, por el incremento de tarifas que verá su rival. Segundo, porque la compañía ya no se podrá permitir rodear la regulación o cumplirla a medias como hasta ahora. Ante nuevas ordenanzas como la aprobada en Madrid esta semana, a Uber no le quedará otra opción: cumplimiento a rajatabla. No hacerlo en varios países le creará un problema del que querrán huir los inversores.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios