UNA RENOVACIÓN UN POCO COJA

10 días con los Airpods 2 de Apple: siguen siendo de lo mejor... también en Android

Mejor batería, carga inalámbrica y mejor conectividad. Los auriculares más populares del momento se renuevan, dejando espacio para otra versión que se podría tener lugar en otoño

Foto: Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Si las cosas hubiesen pasado de otra manera, este titular y estas líneas probablemente fuesen completamente diferentes. No estaría entregado este texto a los nuevos Airpods, los auriculares de la manzana, recientemente renovados. Probablemente se hablaría de estos casos, sí, pero también del AirPower, el cargador inalámbrico que se preparaba en los fogones de Cupertino y cuyo cocinado se canceló para sorpresa de muchos de los seguidores de la marca. Todo por una serie de problemas para disipar el calor generado por un accesorio que iba a permitir dar un chute de energía al mismo tiempo al iPhone, al iWatch y a los Airpods. Esta fallida hoja de ruta ayuda a entender el principal, que no único, argumento de esta nueva hornada: el estuche con carga sin cable.

Los Airpods son la enésima demostración de ese incomprensible y a la vez fascinante talento que tiene Apple para llegar tarde a las cosas pero aún así convertirse en el que lleva la voz cantante. Es como ese amigo que consigue apropiarse de una gracieta que llevan haciendo otros de la cuadrilla durante tiempo y produce risotadas como si nunca se hubiese hecho la broma. Pero es que además, por mérito propio o ajeno, consigue, por si fuera poco, el interés de los que antes no lo tenían. Los auriculares de Apple no aparecieron en un momento clave: cuando el iPhone y otros tantos terminales empezaron a eliminar el conector jack para auriculares. Había cascos de este tipo antes, sí, pero llamaron a la puerta en el momento concreto.

Un aspecto (casi) clavado

AirPods 2. (M. Mcloughlin)
AirPods 2. (M. Mcloughlin)

Los nuevos Airpods siguen siendo, a simple vista, los viejos Airpods. Apenas cambia nada. Son detalles nimios. Si te has hecho con el estuche con carga inalámbrica la luz de carga pasa de estar en la zona interior, para lo que hacía falta abrirla, a estar en la parte frontal. Esto es para que cuando lo coloques sepas si la batería se está llenando (naranja) o ya está llena (verde). Fisicamente no hay cambios significativos. Es la misma caja de plástico con acabado 'glossy', que tiene el botón de sincronización en la parte trasera, debajo de la bisagra de metal, rematada con un aspecto mate, para abrir la tapa. Lo recomendable, si quieres que no se manche o se raye con el paso de tiempo es que te hagas con un fundita.

Lo que se sigue manteniendo exactamente igual son los auriculares en sí. Pesan cuatro gramos cada uno. La caja de carga, 38 gramos. El conjunto no llega a los cincuenta gramos. No los notas en el bolsillo a excepción de que lleves un vaquero 'ultra strech slim fit'. Vamos, apretado. Tienen las mismas medidas, acabados y forma. No vamos a comentar mucho sobre esos bastoncillos que a buen seguro has visto en las últimas horas en el metro, en el gimnasio o en la oficina. Y si no has visto los Airpods los últimos también tienes muchas papeles de haberte cruzado con alguna de esas imitaciones que le han salido.

Airpods 2. (M. Mcloughlin)
Airpods 2. (M. Mcloughlin)

Es cierto que existen modelos más discretos pero estos auriculares ya no se ven como algo marciano. El encaje dentro de la oreja me parece cómodo, se sujeta bien y no crea molestias con el paso del tiempo. Hay otros, como los Icon X de Samsung, que quizás tengan un mejor agarre pero son incómodos para muchísmo tiempo. Si los vas a utilizar para correr no te preocupes, a diferencia de los que pueda parecer, no he notado que se mueva estos días cuando he salido a correr con ellos puestos. También es cierto que cada oreja es un mundo y habrá alguien que desearía algún accesorio de silicona para que se ajustase un poco. Esto es algo que debería tener en cuenta Apple de cara a futuras generaciones.

El bastoncillo tiene su aquel

El bastoncillo, a pesar de lo criticado que fue en un primer momento, tiene su aquel. Se ha convertido en un diseño icónico. No en vano, como mencionábamos anteriormente, hay decenas o cientos de clones que lo han imitado. Si eres de los que quieres sentirlo más firme, basta con que lo presiones al colocarlo y, ayudándote en el tentáculo, lo gires ligeramente, unos treinta grados, hacia delante.

Los Airpods 2. (M. Mcloughlin)
Los Airpods 2. (M. Mcloughlin)

Por mi experiencia con la primera hornada de estos auriculares, especialmente si los vas a utilizar para deporte, te recomiendo que regularmente limpies, con un bastoncillo de oídos o similar, las membranas que recubre las zonas de emisión de sonido para garantizar un mejor audio.

Las novedades, además de la caja inalámbrica, están en el interior de estos Airpods. Su mayor cambio es el chip. Esta segunda generación está gobernado por un motor bautizado como H1, que sustituye al W1. Las mejoras más notables se dejan ver en la conectividad así como en la autonomía. Antes de entrar en estos detalles, hay una funcionalidad, que se sostiene en este nuevo chip, que ha dado más sentido a estos auriculares como 'manos libres'. Ahora se puede utilizar el comando 'Oye Siri'. Personalmente lo he utilizado para hacer llamadas sin sacar el móvil o buscar una canción o artista concreto. La respuesta, en líneas generales, es bastante buena. La orden se captura muy bien, incluso en ambientes poco 'amigables' como el metro o un bar.

Como decimos, la conectividad es muy rápida. El emparejamiento funcionaba a muy bien en la primera generación, pero en estos Airpods 2 es prácticamente instantáneo. Al abrir la caja ya se conectarán y veremos en la pantalla de nuestro iPhone la batería restante. Con la primera generación ya dije que los Airpods es un producto cien por cien Apple. El ADN de la manzana lo tienen metido hasta el tuétano. Es decir, cumplen al máximo el mantra de menos es más: no complicarse con funciones accesorias. Aquí esto se deja ver en los controles táctiles. Mientras otros permiten deslizar el dedo para pasar canción o subir el volumen con diferentes gestos, aquí se puede configurar un toque bien para activar Siri o para parar la música o cambiar el tema. Más que suficiente.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Sobre el sonido, me parece más que correcto. En línea con la anterior generación. El gran avance que podría añadir en una próxima edición (se habla de una tercera generación para finañes de año) sería un sistema 'noise cancelling' activo, aunque el nivel de aislamiento de los Airpods es bastante bueno. Sobre el sonido, comentar que el tratamiento de la voz es muy bueno.

Cuando se oye música, se distingue de forma muy clara. Quizás donde más flojea es en los graves. Su tratamiento no es del todo fino. Pero en general en estos auriculares compactos es la norma. Son las limitaciones del formato. Tampoco he percibido retraso. Cumple más que correctamente en lo de la latencia. Tanto en juego como en vídeo como en llamadas. La transmisión es inmediata.

Precio Apple, como de costumbre

Los tiempos de carga varían bastante dependiendo la combinación o lo que necesites cargar. Por ejemplo, en apenas una hora he conseguido tener los auriculares cargados y el estuche al 60%. Eso por cable. Introduciendo los Airpods 2 a cero en el estuche, han tardado en estar al cien por cien apenas un cuarto de hora. Recuperar toda la autonomía me ha llevado una hora y tres cuartos aproximadamente. Con la carga inalámbrica, la carga de todos los elementos ha rondado unos 160-170 minutos. Hice la prueba también de utilizar la carga reversible que, por ejemplo, tiene el Mate 20, el P30 Pro o el Galaxy S10.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

La caja tuvo un 12% de energía en unos 20 minutos. Algo que te puede servir en un caso de emergencia para conseguir la energía suficiente para llegar a un enchufe y ponerlo a cargar. La autonomía, en todos los casos, ha rondado cuatro horas largas. A lo que hay que sumar cuatro cargas más con el estuche. Es decir, más de veinte horas (más bien 22-23) teniendo todo a punto.

Apple es consciente de que la carga inalámbrica no es un gran atractivo comercial para muchas personas. O sí, si el precio es asequible. Por eso ha articulado una oferta que se compone de tres patas. Por una parte, el pack completo: Airpods 2 y estuche inalámbrico por 229 euros. Por otro, los Airpods 2 con un estuche estándar por 179 euros. Por último, si eres propietario de los Airpods original y quieres tener la carga sin cables puedes comprar el estuche por 69 euros. Si tienes la anterior generación, y funciona bien, no merece la pena que renueves los auriculares. Por lo demás, es una compra muy muy acertada. Es de lo mejor que puedes encontrar. También en Android, aunque no sea un producto pensado para ellos.

Los Airpods 2 en Android

¿En Android? ¿Funcionan los Airpods nuevos? Sí y los viejos también. Personalmente, tras esta prueba y probar otros auriculares inalámbricos, creo que los de Apple también es una muy opción para terminales Samsung, LG, Xiaomi o Huawei, entre otros. 

¿Qué es lo que pierdes? Pues básicamente que el emparejamiento es un poco más lento que en los iPhone y, por tanto, la trasmisión de sonido y llamadas se demora un brevísimo lapso de tiempo más. Además, no tendrás la información que aparece en la pantalla cuando abres la caja para extraer los Airpods.

Tampoco tendrás acceso directo a configuración. Es decir, por defecto, el toque servirá para pausar la música. Si quieres cambiarlo deberás tirar del iPhone de un conocido.

Por lo demás, todo es prácticamente igual. Puedes utilizar Google Assistant de la misma manera y la respuesta es muy buena. Como decimos, en esa franja de precio (entre los 150-170 euros) los Airpods, junto a los Buds de Samsung, son prácticamente las mejores opciones que puedes encontrar.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios