TECNOLOGÍA MILITAR

Luz verde al 'Dragón' 8x8 español: el blindado que jubilará al polémico BMR

Con un presupuesto de 3.800 millones de euros, el Ejército de Tierra espera fabricar casi 1.000 unidades de este moderno vehículo en cinco versiones diferentes.

Foto: Columna de zapadores de la Legión con vehículos BMR en cabeza. (Juanjo Fernández)
Columna de zapadores de la Legión con vehículos BMR en cabeza. (Juanjo Fernández)

Se llama 'Dragón' y no es porque tenga algo que ver con el conocido animal mitológico. Se trata del nuevo vehículo blindado de ruedas con el que se dotará el Ejército de Tierra en los próximos años y que, por fin, jubilará a una serie de vehículos tan emblemáticos y veteranos como es el BMR. Con un presupuesto de 3.800 M€, con este programa se esperan fabricar casi 1.000 unidades de este moderno vehículo en cinco versiones diferentes. Vamos a darles las claves de este programa y por qué es una de las apuestas más importantes del Ejército en la actualidad.

Su denominación técnica es VCR, Vehículo de Combate de Ruedas y se trata de un blindado de ocho ruedas, todas ellas motrices. Con un peso que, en función de la versión y armamento, podría acercarse a las 30 toneladas, 8 metros de largo, 3 de ancho y 2 de alto (sin contar armamento) es un vehículo grande y pesado, que contrasta con el liviano peso, por ejemplo, del conocido BMR que apenas supera las 16 toneladas.

Inspiración: el 'Piranha' V

Está basado en el vehículo de origen suizo Mowag 'Piranha' V, que es el quinto desarrollo de una familia de blindados de ruedas que goza de gran prestigio y que es ampliamente utilizada a nivel mundial. Se da la circunstancia (muy relevante en este caso) de que el fabricante Mowag ahora forma parte de la empresa General Dynamics, que a su vez adquirió la empresa española Santa Bárbara, creando la filial española General Dynamics European Land System, con sede en Madrid.

Decimos que el nuevo Dragón está basado en el 'Piranha' (o Piraña), porque en realidad es solo la plataforma vehículo, con importantes modificaciones, la que se utilizará. El vehículo español es un diseño muy a medida teniendo en cuenta las necesidades particulares del Ejército de Tierra, por lo que no se trata de una adquisición de “producto terminado” sino un desarrollo basado en un vehículo probado y pensado para fabricarse en España.

Demostrador de Movilidad basado en la plataforma Piraña V (General Dynamics ELS)
Demostrador de Movilidad basado en la plataforma Piraña V (General Dynamics ELS)

La fiabilidad y calidad del Piraña está fuera de toda duda. La prueba está en lo que otros países utilizan y, a nivel mundial (dentro del material de occidente), se puede afirmar que los mejores vehículos de este tipo (blindados de 8 ruedas) son el LAV III (Light Armoured Vehicle) canadiense y el norteamericano Stryker. Sin embargo, el americano es en realidad un desarrollo del LAV III y éste se diseñó a partir del Piranha III. Pero además de estas referencias exteriores, hay otra muy buena interna y es que la Infantería de Marina española lleva años utilizando el Piraña IIIC. Tienen 39 vehículos en diversas configuraciones, que fueron llegando en sucesivas fases desde 2003. Se han sometido al más exigente y duro trabajo, operando y desembarcando desde los buques anfibios y habiendo desplegado en los Balcanes, Líbano y Haití con muy buenos resultados.

Un programa ambicioso y dilatado en el tiempo

D3 Ovservador Avanzado (General Dynamics ELS)
D3 Ovservador Avanzado (General Dynamics ELS)

Si la elección de la plataforma desde luego parece la más acertada, no es menos cierto que el programa ha sufrido importantes retrasos que han demorado en exceso la llegada de este tan deseado vehículo. Tras un concienzudo análisis, el programa se lanzó en 2007 con el inicio de la denominada “Fase de Reducción de Riesgos” y, si todo hubiera seguido su curso, en 2014 debería haber empezado la 'Fase de Producción' y hoy el Ejército podría haber dispuesto de prácticamente la mitad de la flota prevista. Pero todo se fue retrasando.

Con la famosa 'crisis' se paralizó todo el proceso entre 2010 y 2015. Cinco años perdidos con el único aspecto positivo de que esta demora ha permitido contemplar algunos sistemas de armas más evolucionados. Luego hubo otras demoras achacables a las lógicas revisiones de los requisitos y a algunos problemas técnicos.

Transporte Oruga Acorazado - TOA (Juanjo Fernández)
Transporte Oruga Acorazado - TOA (Juanjo Fernández)

Aún así el panorama a principios de 2018 no era tan negro y estaba previsto que para noviembre de ese mismo año se entregaran los cinco prototipos o Demostradores Tecnológicos comprometidos. Estos prototipos, con un coste de alrededor de 92 M€, no se pudieron entregar en las fechas previstas y se produjo un nuevo retraso, en esta ocasión por la incorporación ya mencionada de sistemas de armas más evolucionados, como ha sido el caso de la torre Mini Samson (similar a la que montan los RG-31 en servicio), de la empresa israelí RAFAEL y la también torre de manejo remoto Guardian, de la empresa española Escribano M&E.

Lo previsto, esta vez parece que ya de verdad, es que estos cinco demostradores se entreguen en julio de 2019 a la Brigada de la Legión, que será la encargada de probarlos en condiciones reales y evaluar sus capacidades y funcionamiento.

Demostradores y Programas Tecnológicos

Los cinco Demostradores (D1 a D5) se corresponden con las cinco versiones diferentes que está previsto hacer del Dragón y aglutinan todos los avances técnicos conseguidos con seis Programas Tecnológicos que representan, por decirlo de alguna manera, la parte de I+D del programa. Estos Programas Tecnológicos han avanzado cada uno en un campo determinado con una orientación más de tecnología que de vehículo concreto. Está el PT1 orientado a la seguridad, PT2 sobre conciencia situacional, PT3 centrado sistemas del vehículo de observador avanzado, PT4 de integración de sistemas, PT5 orientado a buscar el grupo moto-propulsor y el PT6 relativo a integración de armas.

Los demostradores son:

  • D1: VCR-Línea, modelo básico para transporte de infantería, que incorporará la torre remota UT-30 MK2, fabricada por NAVANTIA pero con tecnología de ELBIT y de EXPAL, armada con el cañón de 30 mm ATK MK44-ABM Bushmaster II.
  • D2: VCR-PC. Puesto de Mando de Compañía. Irá armado con la torre israelí de RAFAEL, pero también con el mismo cañón de 30 mm.
  • D3. VCOAV – ACA. Versión de Observador Avanzado, llevará la torre remota Guardian con ametralladora de 12,70 mm de la empresa Escribano M&E, así como el pedestal y demás sistemas de observación. Es sin duda la versión tecnológicamente más compleja.
  • D4. VCR-VEC PC Sc. Será un vehículo para Exploración y Combate de Caballería (VEC) así como puesto de Mando de Sección / Escuadrón. Irá armado con la torre tripulada de OTO MELARA (Leonardo) en la que también participa NAVANTIA. Esta torre irá armada igualmente con el cañón de 30 mm.
  • D5. VCR-ZAP. Será el vehículo de combate de zapadores. Dispondrá de pala empujadora, protecciones adicionales, equipamiento específico e irá armada con la torre remota Mini Samson de RAFAEL, con arma de 12,70 mm.

Una vez la Legión elabore su informe de evaluación, se seleccionará el armamento definitivo y se solucionarán los problemas que se hayan detectado. Una vez superadas las pruebas se iniciará la Fase de Producción con una primera etapa en la que, con un presupuesto de 2.100M€, se entregarán las primeras 348 unidades no más allá de 2022. Seguidamente y entre ese año y 2025 se sucederían otras dos etapas en las que se entregarían dos nuevos lotes de 365 y 285 unidades, con lo que se completarían las 998 unidades previstas y los 3.836M€ de presupuesto total.

Vehículo Stryker (US ARMY)
Vehículo Stryker (US ARMY)


Un programa crítico para el Ejército de Tierra

No cabe duda de que el Ejército se ha volcado con este programa que considera “crítico” y, junto a la modernización de la flota de helicópteros pesados Chinook, ha sido su apuesta en la pelea para conseguir fondos. Pero, ¿por qué es un programa tan importante?

La respuesta no está en el Dragón, sino en los vehículos que debe reemplazar y, sobre todo, en el BMR. El veterano (longevo, habría que decir) BMR ya no da más de sí y no se puede prolongar mucho más en el tiempo una situación en la que, un vehículo diseñado para una vida útil de entre 15 y 20 años, precisamente en este año 2019 cumpla 40 de servicio (las primeras unidades se entregaron en 1979).

El Blindado Medio de Ruedas (BMR) fue un gran vehículo en los años 80 e incluso 90 y proporcionó un gran impulso a la industria nacional de armamento, pero nunca se diseñó ni preparó para actuar en conflictos asimétricos, contra minas y explosivos improvisados ni mucho menos para resistir las modernas armas contracarro. Es muy injusto juzgar al BMR con los parámetros actuales, pero a la vez no es ya admisible que, en el albur de la década de 2020, la espina dorsal de las unidades de infantería ligera siga estando formada por este material.

Caballería

D5 Zapadores (General Dynamics ELS)
D5 Zapadores (General Dynamics ELS)

Lo mismo se podría aplicar a la caballería, que utiliza el Vehículo de Exploración de Caballería (VEC), un vehículo derivado del BMR que, con sus defectos por todos conocidos, protección escasa y cierta tendencia a volcar, ha dado un juego tremendo a las unidades de caballería y en general a todas las tropas españolas que han operado en misiones en el extranjero al constituir, con su cañón de 25 mm, el armamento más potente utilizado en tierra. Los VEC, de los que hay en servicio 135 vehículos, tanto con la caballería pesada como con las unidades ligeras, se reemplazará completamente por otros tantos VCR Dragón en la versión VEC.

Por último, el Dragón tiene un pequeño cambio de siglas muy trascendente. La filosofía del BMR y del Transporte Oruga Acorazado (TOA), otro veterano del que también se reemplazarán algunos, eran (son) lo que se denomina APC: Armored Personnel Carrier. Es decir, un transporte blindado para infantería. El Dragón, en cambio, es un VCI: Vehículo de Combate de Infantería. Esto significa que ya no se trata solo de un transporte, sino de un vehículo que, al integrar un potente armamento, permite combatir. Son ya vehículos de combate en sí mismos. Y esto es la clave de la nueva organización de las unidades futuras del Ejército de Tierra.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios