Israel quería ser el 4º país en alunizar

Israel se estrella en la Luna: fracasa su primer intento de aterrizar una nave

Se llama Beresheet y era la 1ª misión de Israel para aterrizar en la Luna. Ha fracasado. La nave se ha estrellado en la superficie del satélite tras un fallo técnico

Foto: Una imagen enviada por la nave en su descenso a la Luna, antes de estrellarse. (Reuters)
Una imagen enviada por la nave en su descenso a la Luna, antes de estrellarse. (Reuters)

El módulo espacial israelí Beresheet, que pretendía aterrizar hoy en la Luna, no consiguió llegar finalmente con éxito al satélite, tras semanas de ruta por el espacio para cumplir con su misión. El proceso de aterrizaje quedó abortado a las 22:25 hora local (19:25 GMT), cuando estaba previsto que la aeronave llegara a la superficie lunar, según se retransmitió en directo a través de un canal de YouTube habilitado por los promotores del proyecto, la entidad privada SpaceIl y el grupo estatal Industria Aeroespacial de Israel (IAI).

Tras comenzar su maniobra final de aterrizaje a las 22:10 hora local, la aeronave no tripulada, de 585 kilos de peso y 1,5 metros, que costó alrededor de 100 millones de dólares, inició un proceso calificado por los ingenieros de la IAI como "un camino de no retorno", pero perdió su motor principal, se encaminó hacia un descenso incontrolado y no consiguió aterrizar.

Los ingenieros de la IAI, que controlaban y contemplaban el proceso de aterrizaje desde su base en Yehud (centro de Israel), comunicaron que la operación había fracasado ante un público expectante. "Si no lo consigues, lo pruebas otra vez", declaró el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que se encontraba en la base aeroespacial, donde consoló a los ingenieros, que alegaron, con sentimientos encontrados de decepción y satisfacción, que pese a fracasar en el último momento, era un logro que la aeronave hubiera llegado a estar tan cerca de la Luna.

Centro del control en el Israel Aerospace Industries (IAI) tras conocer la noticia. (Reuters)
Centro del control en el Israel Aerospace Industries (IAI) tras conocer la noticia. (Reuters)

Se trataba de la primera misión de Israel para intentar aterrizar en el satélite. De conseguirlo, habría sido también la primera vez que una misión financiada parcialmente de forma privada logra alunizar. La empresa detrás del proyecto, SpaceIL, es un organismo sin ánimo de lucro que participó en el Google Lunar X Price para enviar una nave robótica a la Luna. Hasta ahora, solo las agencias espaciales gubernamentales de la antigua Unión Soviética, EEUU y China lograron algo semejante.

Beresheet, que en hebreo significa "en el inicio", se lanzó al espacio a bordo de un cohete Falcon 9 de SpaceX el pasado 21 de febrero. Desde entonces se había mantenido orbitando alrededor de la Tierra pero activando su motor principal de forma periódica para alejarse cada vez más hasta llegar poco a poco a la Luna y entrar en órbita.

La aproximación a la Luna comenzó alrededor de las 21:00 hora española. En esa maniobra la nave pasó de casi 6.000 kilómetros por hora a cero. Justo en ese momento, el plan era que sus motores se pararán para caer a plomo a una altura de unos 5 metros. Pero algo falló en ese proceso, el motor se paró mucho antes y la nave se estrelló contra la superficie.

Dado el corto periodo de vida de la nave, el objetivo de la misión, con un coste de unos 100 millones de dólares, era justamente aterrizar con éxito. Nada más. Meter a Israel en los libros de historia como el 4º país en aterrizar un robot en el satélite y ser el primero en lograrlo con financiación privada. Beresheet, de un metro y medio de alto, llevaba a bordo solo un par de aparatos técnicos creados por la NASA para medir la distancia exacta a la Tierra y el campo magnético lunar, pero hasta ahí llegará la parte científica. La parte 'lúdica': llevaba también una bandera israelí, una copia de la Biblia, información de la Wikipedia y dibujos hechos por niños israelíes.

En declaraciones a la BBC, Morris Kahn, fundador de SpaceIL, ha asegurado que "el aterrizaje sería extremadamente complejo. Pero tenemos buenos ingenieros, la nave ha respondido bien a nuestras instrucciones durante los dos últimos meses. Estoy razonablemente confiado de que lo conseguiremos, pero también un poco nervioso". El país tendrá que esperar para entrar en la caprichosa historia espacial.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios