evitar accidentes y avisar al 112

Esto es todo lo que podrás hacer con tu próximo vehículo conectado

Los coches de hoy ya pueden detectar obstáculos y llamar al 112, pero próximamente se 'hablarán' con otros vehículos y las infraestructuras urbanas

Foto:

Llevamos años diciendo que el coche conectado y el coche eléctrico no son una tendencia, sino una realidad palpable y que, más pronto que tarde, serán mayoritarios. Pero, ¿qué vamos a poder hacer exactamente con ellos? Es más, ¿de verdad la industria del automóvil está trabajando tanto en el desarrollo de este tipo de vehículos?

Según el informe de Connected car de Kantar, un 63% de los españoles se plantea adquirir un coche conectado en la compra de su nuevo vehículo. Además, más de la mitad de los automovilistas de nuestro país se muestran interesados en los coches autopilotados (48% a nivel global y 36% a nivel europeo), mientras que el 70% de los españoles muestra interés por la conducción eléctrica (total o parcial), cuando la media europea es del 53% y la global se sitúa en el 55%.

El interés suscitado en España es un reflejo de lo que pasa también a nivel global. El informe 'Eascy: las cinco dimensiones que transformarán el sector de Automoción', elaborado por PwC, hace una previsión más que significativa: en 2030, el 70% de los coches de Europa y Estados Unidos ya estarán conectados. Además, el 95% de los vehículos nuevos que se matriculen en 2030 serán eléctricos (55%) o híbridos (40%). HP también ha hecho sus propias previsiones. Si nos fijamos en su último estudio sobre el futuro de Internet of Things y los coches conectados podemos ver que el 69% de los que se vendan en 2020 ya serán vehículos conectados.

Fuente: HP.
Fuente: HP.

¿Qué podremos hacer con él?

En cualquier caso, más allá de la posible fascinación del ciudadano medio por la tecnología, todos queremos saber qué podremos hacer con nuestro coche conectado. Las aplicaciones más significativas ya están en desarrollo o incluso implantadas.

1.- Reaccionar a un accidente

Desde marzo de 2018, los fabricantes de coches que vendan en España están obligados por ley a incorporar la tecnología 'ecall', cuyos sensores son capaces de detectar un accidente grave y actuar en consecuencia. En el momento en que esta tecnología recoge dicho accidente, inicia una llamada al 112 informando de la posición del vehículo para que los equipos de emergencia se trasladen hasta allí. También avisa al Centro de Gestión de Tráfico para que esté al tanto del tapón que la situación pueda generar en el tránsito del resto de vehículos de la zona.

Así funciona la tecnología 'ecall'. Fuente: DGT.
Así funciona la tecnología 'ecall'. Fuente: DGT.

2.- Detección de obstáculos

Los sensores conectados a una cámara del coche podrán avisarte de la presencia de una bici, un peatón u otro automóvil, pero el asunto va mucho más allá. Gracias a tecnologías como el 5G, tu vehículo se podrá comunicar con otros coches que también estén conectados y con las infraestructuras urbanas. Por ejemplo, si se te pincha una rueda y te quedas parado en el arcén de la carretera, tu vehículo avisará de forma automática a los que estén a determinada distancia para que, cuando pasen a tu lado, aminoren la marcha.

3.- Estado del tráfico

Ya existen aplicaciones móviles con las que puedes consultar el estado del tráfico, pero con el coche conectado podrás ser parte de dichas 'apps', ya que tus sensores de geolocalización permitirán a las autoridades pertinentes analizar la congestión de tráfico en cualquier zona que esté siendo evaluada en tiempo real.

4.- Monitorización del vehículo

Gracias a distintos sensores podrás controlar a distancia la temperatura interna del vehículo, la de la calle o la presión de aire de los neumáticos, entre otras cosas.

5.- Pago de cualquier servicio

Cualquier infraestructura que prevea el uso de un vehículo podrá conectarse a él, siempre con tu consentimiento, para poder pagar un servicio sin tener que mover un dedo ni apartar las manos del volante.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Carreteras conectadas para coches conectados

La industria automovilística y la tecnológica llevan años trabajando para desarrollar distintas innovaciones en torno al coche conectado. Entre ellas destaca Cellnex Telecom, que ha impulsado recientemente la creación de un laboratorio para la movilidad del futuro en el circuito Parcmotor de Castellolí, ubicado en la provincia de Barcelona. Este complejo ocupa una superficie de 100 hectáreas en las que innovación, tecnología, industria y deporte se unen para dar servicio a empresas y particulares.

Cellnex ha equipado el circuito con las infraestructuras y la tecnología necesarias para que los agentes y las empresas que trabajan en el desarrollo de la movilidad del futuro, las soluciones avanzadas de tráfico y la fabricación de vehículos puedan desarrollar productos y servicios innovadores vinculados a la movilidad inteligente y al vehículo conectado y autónomo.

La compañía ha dotado al circuito de conectividad de banda ancha, una red inalámbrica con cobertura en todo el recinto –que permite la conectividad entre vehículos–, cámaras de alta definición y unidades embarcadas en los propios vehículos para la transmisión de datos de telemetría, vídeo y voz. Además, Parcmotor también cuenta con una red de IoT basada en tecnología LPWA Sigfox y capacidad de gestión y análisis de datos, entre otros. Gracias a toda esta conectividad, lo que pasa en la pista y dentro del coche se puede controlar, ver y supervisar desde cualquier parte del mundo. Todo ello bajo la premisa de una gestión energética eficiente, ya que toda la infraestructura desplegada por Cellnex se autoabastece con energía eólica y solar.

Parcmotor se ha convertido en un entorno de referencia y un espacio de pruebas para el desarrollo de soluciones tecnológicas ITS asociadas al 5G (Intelligent Transport Systems), especialmente en el ámbito de las comunicaciones de vehículo a vehículo (V2V), del vehículo con la infraestructura (V2I) y del vehículo con las personas (V2P). Todo lo que la industria automovilística y la tecnológica desarrollan en este laboratorio de movilidad es lo que posteriormente se implanta en vehículos, en pueblos y ciudades ('smart cities') y en carreteras y autopistas ('smart roads').

Para el director global de Innovación y Estrategia de Producto de Cellnex, Oscar Pallarols, estas iniciativas permiten el desarrollo y la innovación por parte de la industria en tecnologías como "el internet de las cosas, la conectividad móvil y el papel que en un futuro próximo jugará también el 5G con unos requerimientos muy específicos en términos de velocidades, tiempos de respuesta, densidad de la red de transmisión, etc. Hablamos de un ecosistema de tecnologías innovadoras que estamos probando en entornos que reproducen la experiencia real y cotidiana".

Tecnología