ANUNCIO SORPRESA

Apple tira la toalla con AirPower: cancela el proyecto de su cargador inalámbrico

"Tras muchos esfuerzos, hemos concluido que no alcanzará nuestros altos estándares", ha dicho la empresa, tras muchos meses de incertidumbre sobre este 'gadget'

Foto: Airpower. Foto: Apple.
Airpower. Foto: Apple.

Se esperaba desde hace tiempo. Se mostró de pasada con el iPhone X. En una diapositiva de aquella presentación en otoño de 2017, de manera casi furtiva, se veía un cargador capaz de alimentar, sin mediar ningún cable, a los AirPods, el Apple Watch y el teléfono de la manzana. Se llamaba AirPower y era un cargador inalámbrico. Se presentó como un ‘one more thing’ de los de Cupertino: esos productos que tiran, enseñan, esconden la mano y no dicen nada sobre fechas, precios o especificaciones.

Pues tras muchos meses de espera Apple ha reconocido que el producto en cuestión se le ha atragantado y finalmente no llegará al mercado. "Tras muchos esfuerzos, hemos concluido que el AirPower no alcanzará nuestros altos estándares y hemos cancelado el proyecto", afirmaba el comunicado firmado por Dan Rico, vicepresidente senior de la división de 'hardware'. "Pedimos disculpas a los clientes que aguardaban este lanzamiento -, sigue el texto-. Seguimos creyendo que el futuro es inalámbrico y estamos comprometidos a impulsar la experiencia inalámbrica".

Los indicios hacen pensar que la cancelación del proyecto no ha sido una cosa ampliamente meditada. Los nuevos Airpods tenian ilustraciones en su caja del AirPower, lo que da pie a pensar de que han remado hasta ver que era imposible llegar en un tiempo razonable al mercado.

¿Demasiado calor?

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Los días previos al evento de la manzana dek 25 de marzo en el que presentó su servicio de series hubo lanzamiento de dispositivos. Se renovaron el iPad Mini, el iPad Air, los iMac y los Airpods. Aquí es cuando algo empezó a oler raro. Todo el mundo daba por supuesto que los auriculares llegarían acompañados del AirPower, teniendo en cuenta que una de las principales novedades era que el estuche soporta el sistema Qi para darle un chute de energía sin necesidad de enchufarlo.

No queda muy claro el motivo más allá de que han sido incapaces de generar una solución a la altura del resto de su catálogo. El principal problema que se baraja es el sobrecalentamiento generado. Al ser un sistema de carga 3D y tener las bobinas muy cerca la una de la otra, fueron incapaces de disipar el calor. La carga inalámbrica es ampliamente conocida y está presente en multitud de teléfonos. Ahora los fabricantes enfrentan la perfeccón de sistemas rápidos sin cables. El reto de Apple era poder cargar tres aparatos al mismo tiempo, con sus diferentes requerimientos y hacerlo de manera solvente. Algo que se les ha cortocircuitado. Y antes de sacar una cosa a medio hacer, han preferido meterlo al frigorífico .

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios