¿cuál me compro: la oficial o una de marca blanca?

Un mes con un móvil con joroba: probamos las fundas con batería extra para el iPhone

¿La autonomía no te da para acabar el día? ¿Tienes un viaje largo y corres el peligro de que el móvil se te quede tostado a la mitad? Entonces echa un vistazo a este útil pero aparatoso accesorio

Foto: Foto: Carmen Castellón.
Foto: Carmen Castellón.

No importa la carga ultrarrápida, ni la carga inalámbrica rápida ni el modo ahorro. Para algunos la batería de su iPhone nunca es suficiente. Yo mismo me he visto en esa tesitura en esos días intensos que acabas engullendo la autonomía del 'smartphone' mucho antes de lo que esperas bien porque has estado todo el rato con Spotify sonando en segundo plano o te has metido varios capítulos de Netflix entre pecho o espalda. O quizás simplemente porque le metes mucha chicha. En las últimas semanas he vivido con un móvil con joroba. O un pandero considerable, dependiendo como lo mires. La historia es que el terminal ha engordado. Ese es el peaje a pagar por tener una ración extra de energía. Un buen tanque de gasolina (en sentido literal) que me ha permitido cargar el teléfono el lunes y no tener que enchufarlo hasta el miércoles.

En concreto hemos probado dos modelos con el iPhone Xs Max. Por un lado, la funda oficial que Apple puso sobre la mesa a principios de este año, con versiones para el Xr el Xs y el de mayor tamaño. Por otro lado, hemos cogido una de las principales alternativas que hay en estos momentos para esta generación: la Juice Pack de Mophie, una marca especializada en accesorios para móviles. Son diferentes en el diseño, el sistema de carga y el precio. A continuación, nuestra experiencia y lo mejor y peor de cada una de ellas.

Smart Case Battery: ADN Apple 100%

Foto: C. Castellón.
Foto: C. Castellón.

El caso de la 'Smart Case Battery', como la han bautizado en Cupertino, me recuerda y mucho al caso de los Airpods. Es un producto con ADN cien por cien Apple. ¿Por qué? Porque prima la sencillez de uso, aunque eso conlleve algunas renuncias. Esta funda está hecha del mismo material que las de silicona que la manzana lleva varios años haciendo para sus móviles. No hay opción de cuero. Tacto gomoso por fuera, aterciopelado por dentro. Nosotros hemos dispuesto del modelo negro (con el logo en gris). Lo hay también en blanco. Sea como sea tu elección, las huellas son difíciles de evitar pero parece que se disimulan más con el modelo oscuro. Manejarlo con una mano, a excepción de que tengas zarpas XXL, no es excesivamente cómodo aunque el material ofrece un agarre fuerte y seguro incluso con las manos húmedas. Eso sí, lo gobernarás con las dos. El problema es el mismo que llevarlo en el bolsillo del vaquero. Poder se puede. Pero si eres de los que calzas pantalones 'ultra strech slim fit' irá justito. Si te entra, será tan al límite que irás marcando 'paquete' en la zona. Mejor en la mochila, bolso o chaqueta.

Colocarla es francamente fácil. La joroba ocupa tres cuartas partes de la parte trasera (en lugar de la zona central), quedando la zona del agujero de la cámara como la única parte flexible. Hay que doblar ligeramente esa zona y deslizar el teléfono hasta encajarlo con el conector 'Lightning' que tiene en el borde interior. Los marcos quedan completamente cubiertos, pero se puede seguir utilizando el puerto porque la funda tiene uno, así como agujeros en la zona de los altavoces para seguir dejando pasar el sonido. En los laterales también tenemos los botones perfilados.

Fotos: Carmen Castellón.
Fotos: Carmen Castellón.

Antes de hablar de los tiempos de duración y carga un detalle sobre su funcionamiento. Cuando la conectas al terminal, la 'Smart Case Battery' (que cuenta con dos piezas de 1369 mAh, menos que las anteriores ediciones) comienza a consumir el depósito extra. Mantiene el icono de carga continuamente, aunque esté al cien por cien. Gracias a esta ayuda, en más de una ocasión he llegado al final del día con la batería del iPhone al 100%. En Apple prometen, en el caso del iPhone Xs Max, hasta 20 horas de uso de internet (frente a las 13), hasta 33 de conversación (frente a 20) y hasta 25 horas (frente a 15). Pero como bien sabemos nadie dedica su autonomía a un único desempeño.

Lo cierto es que se puede decir que prácticamente he doblado el tiempo que pasa el iPhone lejos del enchufe. Las dos jornadas laborales las puedes superar. Si le metes chicha y no cuidas el brillo, día y medio, sin problema. En el mejor de los casos, sin ser excesivamente intenso, he conseguido desconectarlo el lunes por la mañana y no quedarme a cero hasta el miércoles a la tarde.

¿Qué más le podemos pedir?

Foto: C. Castellón.
Foto: C. Castellón.

Los tiempos de carga. Aquí nos encontramos el mismo problema de siempre. Hay que soltar 80 euros más para hacerse con el cable y la base para disfrutar de la carga rápida de Apple. El que viene con el iPhone, el de 5V, recargará primero el teléfono y luego la funda. Si tienes uno de 10V cargará al mismo tiempo ambas piezas y uno de 18V hace lo mismo que el de 5V pero rapidamente. Si ya tienes uno de 30V la carga rápida es simultánea. También acepta carga inalámbrica. Sin embargo, resulta un poco lenta. Mi consejo, en ambos casos, que aproveches la noche para repostar.

Su mayor problema: para la carga rápida necesitas comprar un cable y una base aparte

Por otra parte, se agradecería un indicador para ver la batería en la propia funda. La integración de Apple hace que cuando la conectas aparezca en pantalla los porcentajes de carga, pero sería mejor tener una luz para calcular lo que nos resta de batería. El único piloto a la vista está en la zona interior y se ilumina (naranja o verde) mientras está cargando sin el teléfono colocado. Su otro lunar no tener un botón de encendido. En cuando insertas el teléfono empieza a chupar energía. El precio es ligeramente superior al que ofrecen otros fabricantes. Tanto para el iPhone Xr, el iPhone Xs y el Xs Max el precio es de 149 euros.

Lo bueno, lo malo y la duda

Lo bueno. Multiplicas por dos la autonomía de tu iPhone. Tacto gomoso que, a pesar de los huellas, da seguridad al agarre. El puerto Ligthning evita que la transmisión de energía tenga que ser inalámbrica. 

Lo malo. No tiene botón de encendido. En cuanto lo enchufas empieza a chupar energía. 

La duda. El precio. Además para disfrutar de carga rápida tienes que, como en el caso del iPhone, gastar un poco más de dinero en un cable y base espeficia. 

Mophie Juicy Pack: la alternativa

El Mophie Juice Pack. (C. Castellón)
El Mophie Juice Pack. (C. Castellón)

Mophie es uno de los pesos pesados cuando hablamos de accesorios como baterías externas para cualquier tipo de teléfono. Es más, en la propia web de Apple -que selecciona productos de terceros de manera bastante estricta- se pueden encontrar algunas de sus referencias. No es el caso de la Mophie Juicy Pack para esta generación de iPhone, aunque si puedes encontrar para modelos anteriores como el iPhone 6 o 7. La hemos escogido para la prueba por esto y por ser una de las primeras marcas en crear estas fundas para el Xs y el Xs Max.

Aquí el sistema de carga es inalámbrico y, por tanto, ligeramente más lento

Aquí más que una funda es una carcasa. Es de plástico rígido. El diseño tiene ciertas cosas en común como la misma disposición de la joroba o un grosor y peso similar. Sin embargo, hay diferencias notables. Al no ser flexible, para insertar el teléfono hay que quitar una pieza. Una vez se libera es fácilmente deslizarla. La parte inferior queda al aire. No utiliza conector Ligthning, así que la carga es inalámbrica. El puerto del iPhone y los altavoces quedan al aire y hay que usar un cable USB Tipo C. El acabado que tiene esta funda no es tan firme y el teléfono se siente un poco más inseguro en la mano, aunque a la hora de manejarlo o llevarlo en el bolsillo hay más coincidencias que apenas diferencias.

Mophie Juice Pack. (C. Castellón)
Mophie Juice Pack. (C. Castellón)

No está libre de peros

Es una buena alternativa. Eso sí, sus 2.200 mAh dan para algo menos. Se nota en el tiempo útil. No he llegado a doblar la duración de la autonomía, aunque si he llegado a estar jornada y media de uso intensivo alejado del enchufe. Su mayor problema, quizás venga por la parte de la carga inalámbrica. Además de tener que esperar unos segundos para que empiece el intercambio de energía, este sistema es ligeramente más lento, así que si necesitas un chute rápido cuando estás en los últimos estertores o con el contador a cero.

Foto: C. Castellón.
Foto: C. Castellón.

La carga del Juice Pack se puede hacer de forma inalámbrica con una base Qi (a un máximo de 7.5V), que te permitirá cargar también el iPhone sin necesidad de extraer la funda; o por cable USB tipo C.

Esto por una parte te permite cargar ligeramente más rápido, pero te obliga a utilizar (y llevar otro cable distinto). Su precio es un tercio más barato. Se puede adquirir en su web a 99,5 euros. Conclusión, renuncias a algunas cosas por 50 euros de descuento.

Lo bueno, lo malo y la duda

Lo bueno: el precio. Led para indicar batería, botón para activar el sistema. 

Lo malo: tacto más resbaladizo y carga inalámbrica. 

La duda: el mecanismo de apertura podía ir más fluido. Alguna vez me ha obligado a pegar un pequeño tirón.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios