'lobby' político nacional... y municipal

Facebook citó y exigió confidencialidad al equipo de Carmena por los bulos electorales

La red social solicitó una reunión al equipo de estrategia digital del Ayuntamiento de Madrid para abordar las 'fake news' de cara a las municipales de mayo. El resultado fue, de nuevo, decepcionante

Foto:

Los tentáculos del 'lobby político' de Facebook no solo se limitan al ámbito nacional y europeo, también acechan en el terreno municipal. Eso es lo que se desprende de una reunión que directivos y empleados internacionales de la red social solicitaron al equipo de estrategia digital del Ayuntamiento de Madrid y que se celebró en la sede de la empresa en la capital el pasado 25 de enero. La multinacional obligó a los empleados del consistorio a firmar un documento de confidencialidad para no revelar nada de lo que se comentar durante el encuentro. El motivo de la cita fue el mismo por el que reunió a políticos a nivel nacional, tal y como deseveló ayer este diario: frenar los bulos electorales, en este caso de cara a las municipales del próximo 26 de mayo. La sorpresa de los asistentes fue también calcada: Facebook no mostró en ningún momento intención, ni planes, ni recursos para resolver el problema de las 'fake news'.

La red social se embarcó a finales del pasado enero en un bucle de reuniones de 'lobby' político en Madrid con el objetivo, asegura, de ofrecer formación a los partidos sobre cómo atajar la difusión de la desinformación. Y lo hizo tanto a nivel nacional, como detalló ayer este diario, como municipal. En ambos casos el resultado fue igual de desconcertante: la compañía dice por un lado estar muy preocupada por la posible interferencia de su plataforma en procesos electorales pero, por otro, sigue sin establecer los protocolos necesarios para evitar que este fenómeno vuelva a suceder más allá de EEUU, Francia, Brasil o Reino Unido. Algo que solo ellos pueden lograr.

El pasado 25 de enero, desarrolladores, ingenieros y directivos de EEUU y Francia se reunieron con el equipo de estrategia digital y redes de Manuela Carmena. Se habían visto antes: el consistorio madrileño ha aumentado considerablemente las campañas publicitarias en la red social y, por tanto, su gasto en la plataforma, pero era la primera vez que se citaban con empleados internacionales y un objetivo tan concreto: abordar las 'fake news'.

Organizó la reunión la abogada Natalia Basterrechea, jefa de 'lobby' político de Facebook España, aunque en esta ocasión no asistió en persona. Un portavoz del Ayuntamiento de Madrid confirma a este diario que, efectivamente, la cita se produjo, pero rechaza dar más detalles por el acuerdo de confidencialidad que la red social exigió firmar. "Iban a mostrar una nueva herramienta que identificaría los anuncios políticos con etiquetas. Al no ser todavía pública en ese momento, exigieron firmar un NDA (non disclosure agreement, o acuerdo de confidencialidad). Pero el documento hacía referencia a todo lo que se dijera en ese encuentro, no solo a la herramienta", explican a este diario terceras fuentes conocedoras de la reunión.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (EFE)

Las mismas fuentes aseguran que ese fue el único punto en el que Facebook compartió información mínimamente útil de cara a combatir los bulos. "A partir de ahí todo fue hacer preguntas a los asistentes. Que cómo les parecía la experiencia de lanzar campañas, que si habían experimentado incidencias con noticias falsas, que qué hicieron... A las cuestiones de los asistentes sobre el plan de Facebook para abordar la desinformación, la respuesta fue la nada absoluta. No dieron ni un solo detalle sobre si van a montar un equipo dedicado en España, sobre cómo contactarlo, qué protocolo seguir si se detectan 'fake news'... nada".

Estas fuentes señalan una anécdota que ejemplifica muy bien la inoperancia de Facebook en el frente de la desinformación: la compañía tardó casi dos años en verificar la cuenta oficial de Manuela Carmena en la red social y en borrar todas las cuentas falsas que la suplantaban y publicaban bulos. Señalan también otro punto que coincide con lo ocurrido en las reuniones con partidos a nivel nacional: el único canal de comunicación entre organismos públicos y partidos y Facebook para combatir las noticias falsas es un email, el de la abogada Natalia Basterrechea.

Cuanta más gente se cabree y comparta una noticia polémica, sea o no cierta, mejor para ellos, más visitas y más ingresos por publicidad

Ante esta situación, con cuatro grandes citas electorales en el horizonte en apenas dos meses (generales en abril y autonómicas, municipales y europeas en mayo, algo sin precedentes), con la Comisión Europea exigiéndole que cumpla de una vez lo prometido para poner freno a la desinformación, la pregunta es inevitable: ¿por qué Facebook no comparte información ni mueve ficha? "Su modelo de negocio se basa precisamente en viralizar contenido polarizado. Cuanta más gente se cabree y entre a comentar y comparta una noticia polémica, sea o no cierta, mejor para ellos, más visitas y más ingresos por publicidad", explica una fuente conocedora de la reunión entre Facebook y el Ayuntamiento de Madrid. "Es pura hipocresía. Zuckerberg por un lado pide disculpas y por otro no hace nada para cambiar las cosas. En España al menos no tienen equipo destinado a combatir las 'fakew news', ni parece que lo vaya a tener. Y es preocupante. Alguien debería investigarlo y obligarles de una vez por todas a tomar medidas".

Tecnología

El redactor recomienda