¿Ha perjudicado al Mobile la ausencia de Uber y cabify?

Una hora para 3 km en bus y colas de taxis de 40 minutos en el Mobile pos Uber y Cabify

Atascos, huelgas, colas para coger un taxi... el primer día del MWC se ha saldado con problemas logísticos y la sorpresa de los asistentes por no poder reservar un Uber o Cabify

Foto: Colas para coger un taxi en el MWC. (EFE)
Colas para coger un taxi en el MWC. (EFE)

"¡¿40 minutos para un taxi?! No me lo creo". Karl, llegado desde Suecia, estira el cuello al final de una cola kilométrica para comprobar que, efectivamente, nadie le engaña. Divisa el cartel amarillo de "waiting time: 40 mins" y arruga la cara. "Vale que es una feria enorme, pero esto es demasiado". Cientos de personas hacen cola delante y detrás suya, levantan la cabeza de los móviles, rebufan nerviosos y vuelven a hundirse en sus pantallas para matar el tiempo. Saben que no van a encontrar ningún taxi libre a través de una aplicación. Son las 17:30, arranca la hora punta, y el metro está además en plena huelga. Es el cierre de la primera jornada de la feria y muchos de los 100.000 asistentes piensan exactamente lo mismo: con el taxi colapsado y el metro en huelga, ¿por qué demonios no hay otra alternativa? ¿Dónde está Uber y Cabify cuando se les necesita?

El Mobile World Congress que arrancó oficialmente ayer es el primero que se celebra sin coches de Cabify en las carreteras desde 2017. Uber regresó el año pasado a la Ciudad Condal. pero lo hizo a mediados de marzo, justo después de la feria. Aún así, no hay ni un solo asistente extranjero (y son más del 90%) que durante estos días no haya abierto la 'app' de Uber y se haya encontrado con este mensaje: "UberX no está disponible en Barcelona. Debido a una nueva regulación en Cataluña sobre las VTC, nuestro servicio se encuentra temporalmente suspendido".

"¡Wow! ¿En serio se han ido de Barcelona? No lo sabía. Son una alternativa más, no entiendo cómo se ha llegado a esto. Podría ayudar a reducir el colapso", dice Ernst (EEUU) mientras espera a una cita en mitad de la feria. No muy lejos, Matthew, canadiense afincado en Reino Unido, asegura estar harto. "Tuve que coger un hotel en Sant Cugat y un taxi me ha cobrado 50 euros hasta aquí. Con Uber hubiera sido más barato. Lo uso todo el rato en Reino Unido y Canadá. En Atlanta hasta tienen un servicio integrado con patinetes eléctricos. Si hay atasco, te bajas al patinete en el último tramo del viaje y listo".

Para el visitante extranjero occidental y urbanita no poder usar Uber es algo casi incomprensible. Y para el no tan urbanita. Kaivan, ingeniero de la empresa iraní Fanap, con sede en Teherán, desenfunda su móvil con una sonrisa socarrona. "Allí no tenemos Uber, pero está Snap. Más de 4 millones de personas usan esto en Teherán, yo todo el tiempo. Y también los taxis. ¿Cómo es posible que el gobierno les obliguen a irse de Barcelona? No tiene sentido. ¡No pasa ni en Irán!", se ríe. Ni tampoco en los Emiratos Árabes Unidos, desde donde viene Doaa. "Allí uso mucho Careem, que es como un Uber árabe. Viajo más segura", explica mientras espera la cola de taxis de 40 minutos.

Evaluar lo ocurrido durante el primer día de feria en términos de movilidad no es fácil. Hay casi tantas casuísticas como asistentes (unos 107.000). Pero tras probar en nuestras propias carnes a viajar en metro, tren de cercanías y autobús en distintos momentos del día y preguntar a más de una docena de asistentes por sus propias experiencias, hay algunas conclusiones claras.

Colas de 40 minutos a las salida del MWC para coger un taxi. (Foto: M.Á.M.)
Colas de 40 minutos a las salida del MWC para coger un taxi. (Foto: M.Á.M.)

Como cada año, los momentos de mayor caos se han vivido en las horas punta por la mañana (entre 7:30 y 9:00) y por la tarde (entre 17:30 y 19:00). La diferencia: este año los atascos en esas franjas son más intensos que en ediciones anteriores. Ahuyentados por la huelga del metro, muchos asistentes decidieron probar suerte subiéndose a un taxi. Pero, con el servicio completamente liberalizado en horarios durante estos días para hacer frente a la avalancha (más de 10.000 taxis en las calles y unas 3.500 VTC tradicionales), ocurrió lo inevitable: atascazo.

Llegar al MWC por carretera ayer por la mañana entre las 8:00 y las 9:00 suponía quedarse tirado. Un trayecto entre la estación de Sants y el recinto ferial (3 kilómetros) llevaba cerca de una hora. Pero hay otra conclusión más positiva: la huelga de metro no ha tenido una repercursión tan negativa en la logística como se esperaba. La distribución de los parones en franjas de dos horas a lo largo del día (entre las 7:00 y las 9:00, las 16:00 y las 18:00 y las 22:30 y las 24:30 horas) ha minimizado la aglomeración. Los trenes llegaban cada 6 o 7 minutos en lugar de los tres habituales. Eso sí, iban a reventar, aunque tras una o dos pasadas era posible subirse. Es decir, entre 15 y 20 minutos de retraso. Aceptable.

Ginés, condutor VTC despedido, protesta frente al MWC. (Foto: M.Á.M.)
Ginés, condutor VTC despedido, protesta frente al MWC. (Foto: M.Á.M.)

La gran pregunta que se hacían ayer los españoles y extranjeros asistentes al Mobile era hasta qué punto, de haber funcionado Uber y Cabify, se habrían suavizado los atascos y los tiempos de espera. "En lugar de liberalizar horarios del taxi y echarnos a nosotros, ¿por qué no se reparte y se regula para que ambos podamos trabajar en paz? Que dejen a la gente escoger en qué quieren viajar, que dejen de prohibir e imponer", explica Ginés a este diario.

Él es uno de los conductores VTC despedidos que ayer se manifestó frente a la feria con un puñado de compañeros. 50 años, operario de mantenimiento en el Puerto de Barcelona durante dos décadas. Se quedó en el paro y el único sitio en el que le contrataron fue en Moove Cars, empresa de coches VTC que opera con Uber. El pasado 8 de febrero, semanas después del decreto del Govern, le despidieron y ahora grita en inglés para que los asistentes del Mobile se entenren de su situación. "¡Catalonian Government steals our job!". Junto a él se encuentra Antonio, 49 años, 30 trabajando de autónomo vendiendo pescado en Mercabarna. "Me tiré 8 meses hasta que me contrataron. Ahora ni eso", explica.

(EFE)
(EFE)

De momento, no hay datos oficiales que demuestren que Uber y Cabify podrían haber sido parte de la solución al colapso de la ciudad en una feria como el Mobile o, en realidad, un añadido más al problema. Pero sí hay cada vez más voces que señalan el decreto del Govern como discriminatorio en favor del taxi e inconstitucional. La última, y de peso, proviene del Consejo de Garantías Estatutarias de Cataluña, considerado la CNMC catalana. En un informe de 73 páginas asegura que la ley "vulnera el derecho a la libertad de empresa" de la Constitución al exigir a las VTC de forma discriminatoria 15 minutos de precontratación. De momento, la Generalitat sigue adelante y convalidará este jueves su decreto en el Parlamento catalán. ¿Qué ocurrirá a partir de ahí? No hay nada seguro salvo una cosa: hay conflicto judicial (y social) para unos cuantos Mobile más.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios