ahora di que no te da envidia

"Gano 200.000€ por 4h semanales". Así di con un trabajo-chollo creando PowerPoints

Jimena es una diseñadora española que ha conseguido montar un pequeño y lucrativo proyecto de plantillas para PowerPoint y Google Slides. ¿Cómo lo ha conseguido?

Foto: Jimena lleva 18 años trabajando como diseñadora de interfaz en internet.
Jimena lleva 18 años trabajando como diseñadora de interfaz en internet.

Jimena lleva 18 años trabajando como diseñadora web. Es una de esas veteranas de la red que han vivido, y sufrido, todas sus épocas desde dentro. Siempre probando, siempre ideando y, muchas veces, fracasando. Pero ahora, casi dos décadas después de aquel inicio, recoge los frutos de su experiencia con un proyecto que, aunque suene increíble, ha resultado ser un negocio redondo. Esta española gana ahora más de 200.000 euros al año creando plantillas gratis 'online' para hacer presentaciones. Lo mejor: solo trabaja cuatro horas semanales.

La idea es tan sencilla como efectiva. Su web, SlidesCarnival, es un espacio en el que puedes encontrar más de 100 plantillas gratuitas (con un catálogo en contínuo crecimiento) para tus trabajos, tanto si usas Power Point como si (ahí está una de la claves) optas por Google Slides, la herramienta de presentaciones de los de Mountain View. Basta con entrar y bucear unos segundos en el catálogo para encontrar lo que estás buscando. ¿Algo formal, creativo, sencillo? ¿Eres emprendedor en tu propia 'startup'? ¿Eres directivo en una multinacional? Vas a encontrar una plantilla para todo. La seleccionas, la descargas y listo para trabajar.

La gran mayoría de plantillas son completamente editables, es decir, se pueden personalizar a tu gusto. Puedes cambiar texto, fotos, diseños... Pero siempre partiendo de una base ya construida, que es lo complejo. Es posible añadir iconos, mapas, gráficos, guardarlas en los formatos que desees... Todo accesible en unos pocos clics y, lo importante, gratis.

Lo normal después de leer esto es que te chirríe todo. ¿Cómo algo tan simple como unas plantillas puede dar tanto dinero a cambio de relativamente muy poco trabajo? Lejos de ser algo utópico, es un negocio real como la vida misma. “Nunca se sabe si estas cosas van a funcionar, pero cuando empecé con ello en 2014, el paquete de ofimática de Google estaba en pañales y nadie hacía plantillas para ellos. Además, me contaron que empresas como BBVA empezaban a utilizarlo como programa estándar y vi una oportunidad clara. Luego ya añadí la opción para exportar esas presentaciones a Power Point. Creo que encontré un buen nicho en el momento adecuado, me supe posicionar y di a la gente un producto de calidad que necesita habitualmente”, explica con total normalidad y modestia Jimena en conversación con Teknautas.

Se puso manos a la obra viendo esto con la misma filosofía que sigue ahora: un 'side project' (una idea que desarrollas en tu tiempo libre sin arriesgar nada y siempre como complemento de tu trabajo habitual). “Me lancé a la piscina tras ayudar a mi hermano a hacer sus presentaciones para sus trabajos de fin de carrera, y hasta ahora. Al principio fui poco a poco y lo iba mejorando todo según crecía. Sé que podría vivir solo de SlidesCarnival, pero acabaría asqueada de hacer plantillas”, apunta entre risas esta diseñadora que ahora trabaja como ‘freelance’.

Así se ve a día de hoy SlidesCarnival.
Así se ve a día de hoy SlidesCarnival.

Como diseñadora de agencia siempre le caían a ella las presentaciones de sus compañeros y eso le ha servido mucho para SlidesCarnival. “Sé lo que busca un usuario cuando quiere una presentación bonita, práctica, fácil de montar y editar, y que quede lustrosa para que sirva tanto en casos personales como profesionales. Creo que mi público sobre todo se encuentra en esos usuarios que no conocen demasiado estas herramientas pero las necesitan a diario, aunque las odien”, explica. Solo hace falta darse una vuelta por la red para ver que esta española no ha sido la única en darse cuenta de que las presentaciones son todo un nicho para cualquier usuario que sepa crear plantillas llamativas.

Su página roza los 100 millones de páginas vistas al año. El mayor pico de visitas está en noviembre y baja de forma estrepitosa en verano

Ella no da datos sobre el tipo de público que usa sus herramientas, pero debe ser grande y variado porque alcanza casi las 100 millones de páginas vistas al año. Algo que sí muestra y da idea del tipo de negocio que maneja es la curva de visitas que recibe a lo largo del año. El mayor pico está en noviembre y baja de forma estrepitosa en los meses de verano y en los periodos vacionales. Queda claro que nadie visita su página por gusto.

Viendo todo esto, puede parecer una de esas ideas que llegaron en el momento justo y quedaron a tomar una copa con la suerte, pero no. Detrás del éxito hay una experta en internet de 40 años que ha lanzado más de 10 ‘side projects’ y que ya consiguió dar el campanazo con un blog que ahora gestiona su pareja ‘full time’: ‘Recetas de rechupete’. “Gracias al blog aprendí mucho sobre SEO, sobre posicionamiento, sobre formas de gestionar una web y una comunidad, sobre cómo monetizar estos espacios… Todo eso lo apliqué, y lo aplico aún, a SlidesCarnival".

¿Cómo gana dinero?

Todas las plantillas son gratuitas, por lo que la retribución viene por otro lado. ¿Por dónde? Publicidad. “El 100% de lo que gano con ello viene de la publicidad con Google AdSense. He conseguido posicionarme muy bien en el buscador y así consigo esos beneficios. Eso también provoca que varíe mucho lo que se ingresa de un mes a otro. Puedes tener algunos periodos en los que no pases de los 7.000 euros y otros superes los 30.000".

Jimena recuerda algo muy importante en todo esto: la procedencia del público. "Hay gente que no se cree cómo puedo llegar a estos beneficios, pero es que tengo mucho público que llega de EEUU. El coste por clic [lo que paga Google por cada visita] y el coste por 1.000 [lo que Google te paga por cada 1.000 visitas] en los países anglosajones es mucho mayor que en España”. Es decir, que si una página igual que la suya tuviese solo público proveniente de nuestro país, seguramente ganaría muchísimo menos dinero que ella.

Cómo se reparte el coste por clic (CPC) de la página de Jimena en todo el mundo. (SolvedMethod)
Cómo se reparte el coste por clic (CPC) de la página de Jimena en todo el mundo. (SolvedMethod)

La relación beneficios y tiempo dedicado no puede ser mayor. Su web genera más de un millón de usuarios únicos al mes (de ahí la monetización tan alta) y ella le dedica cuatro horas semanales. Para mantener todo, se reparte el trabajo de forma calculada y lleva a rajatabla lo de mantener los horarios. Las horas de una semana las puede dedicar a crear una nueva plantilla y el resto del mes a responder a los usuarios, gestionar sus redes y mejorar el SEO. “Es un trabajo muy laborioso, y más si, como es mi caso, no quieres ponerte más en serio con ello e invertir más dinero y tiempo”.

Algo que ella destaca mucho es el tiempo que requiere cuidar a tu comunidad. "Es algo que se ve muy poco desde fuera, pero desde dentro es una barbaridad. Me escriben 100 veces preguntándome cosas muy similares y hay que contestar para que el usuario siga confiando en tu herramienta. Al final me he convertido en una especie de consultorio sobre presentaciones".

Esta experta diseñadora sabe perfectamente que podría ganar mucho más dinero si invertiera en publicidad y en contratar gente, pero prefiere seguir como hasta ahora. “Es mi niño y estoy en ese momento en el que quiero controlarlo todo yo. Mi pareja ya me ha dicho que contrate a alguien pero por ahora no quiero”, explica esta española que, además, es madre de un niño de año y medio. De momento, sus únicas inversiones son las básicas de toda web ('hosting' y dominio), algunas traducciones, herramientas para mejorar la página y algo de publicidad en Facebook, pero entre todo no supera los 3.000 euros al año, más o menos.

En cuanto a si alguien ha intentado comprar su proyecto, asegura que todos los meses le escriben particulares diciéndole que pueden sacar cuatro veces más rédito de su negocio, pero de momento Jimena está cómoda así. “Me lo paso bien haciéndolo y es superbonito ver cómo un proyecto totalmente tuyo crece y te da tantas alegrías. Me está pagando el plan de pensiones”. Para gestionar todo este dinero, la diseñadora tiene su propia empresa, Piensa en Pixels SL.

Además, tiene algo muy claro: con estas cosas nunca se sabe lo que puede durar la alegría. “Dependes de Google totalmente, y eso tiene muchas cosas malas. Cualquier día la compañía cambia el algoritmo o saca sus propias plantillas o una empresa grande va a saco a por este nicho y todo se te cae. Siempre he tenido esto presente y así voy a seguir. Disfrutar lo que se pueda, pero siempre con cabeza".

¿Es un caso único e irrepetible?

Es muy posible que después de leer todo esto se te pongan los dientes largos. 200.000 euros por 16 horas al mes de trabajo y sin tener que ir a la oficina. El sueño de cualquiera. Por eso puede que te pongas a pensar en posibles negocios y debes saber que, aunque es difícil conseguir copiar lo conseguido por esta española, no es imposible. Es más, en España tenemos varios ejemplos.

Dejando de lado grupos como los ‘youtubers’, que tienen un modelo de negocio muy similar al de estas páginas (generar visitas y que Google, en este caso a través de YouTube, te pague por ello), encontramos un grupo de emprendedores que ya son conocidos por haber dado con estos nichos de internet y haber conseguido sacarles un rédito increíble.

Dos de ellos son Alejandro Sánchez Blanes (Freepik) y Pau Ninja. Ambos empezaron con proyectos personales casi creados como ‘hobbies’ y tuvieron un gran éxito gracias a Google. El primero de ellos tiene una compañía en Málaga con más de 70 personas que crean contenido vectorial gratuito para diseñadores y factura un millón de euros. El segundo ha explotado como nadie los recovecos de la afiliación y factura más de 100.000 euros recomendando todo tipo de productos y colocando webs en los primeros puestos de todos los buscadores.

Jimena es muy clara con esto. Asegura que es complicadísimo dar con algo que funcione de verdad (ella ha tardado 18 años), pero los casos existen y su experiencia le dice que no es algo imposible. "Yo no me considero un ejemplo único, es más, si rascas un poquito es fácil dar con gente que ha aprovechado estos negocios 100 veces mejor que yo".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios