La UE da un impulso definitivo a la polémica nueva ley del 'copyright'
  1. Tecnología
activistas alertan de sus restricciones

La UE da un impulso definitivo a la polémica nueva ley del 'copyright'

Un tira y afloja continuo entre los Estados miembros y la Eurocámara, con la presión de creadores y plataformas, para ponerse de acuerdo en la nueva directiva

Foto: Pleno del Parlamento Europeo de Estrasburgo. (EFE)
Pleno del Parlamento Europeo de Estrasburgo. (EFE)

Encerrados en una sala del Parlamento Europeo de Estrasburgo durante una sesión que ha durado días, y que se ha alargado durante 12 horas consecutivas en su última jornada, se ha puesto fin a un pulso de más de dos años entre dos partes frontalmente enfrentadas. Un tira y afloja continuo entre los Estados miembros y la Eurocámara, con la presión de creadores y plataformas, para ponerse de acuerdo en la nueva directiva del 'copyright', y que abrirá una nueva etapa para internet en la Unión Europea.

“¡Acuerdo alcanzado en 'copyright'!”, ha celebrado Andrus Ansip, comisario de Agenda Digital. “Los europeos tendrán por fin normas modernas de 'copyright' que se adaptarán a la era digital con beneficios reales para todo el mundo: derechos garantizados para usuarios, remuneraciones justas para los creadores y claridad en las normas para las plataformas”, ha añadido el jefe digital de la Comisión Europea.

Foto: Alex Voss celebra la aprobación de la reforma del 'copyright' en Estrasburgo (Reuters)

La nueva ley todavía no está cerrada: por un lado, deberá votarse en el pleno del Parlamento Europeo (al que ya no le quedan tantas sesiones antes de las próximas elecciones), y deberá ser ratificado después también por el Consejo, donde se sientan las capitales.

El acuerdo, que ha consistido en una negociación entre el Ejecutivo comunitario, los Estados miembros y la Eurocámara para tratar de encontrar un terreno común, es un paso histórico para la aprobación de una polémica nueva directiva del 'copyright' que ha llevado a un enfrentamiento total a las partes interesadas.

placeholder Eurodiputados, durante un pleno de la Eurocámara. (Reuters)
Eurodiputados, durante un pleno de la Eurocámara. (Reuters)

División total

El debate ha acabado convertido en una auténtica batalla campal, con activistas y 'lobbies' desplegando todo su arsenal en Bruselas y Estrasburgo: campañas de publicidad, visitas a eurodiputados y actos para presionar. El asunto ha acabado en una situación totalmente polarizada que ha llevado a muchos dentro del Parlamento Europeo a una preocupación seria.

Por un lado, los creadores defienden que es una ley justa que les da una remuneración por su trabajo, mientras que las grandes plataformas, como Google o YouTube, aseguran que pone en riesgo internet tal y como lo conocemos. Todos esos enfrentamientos se concentran en el artículo 13 del texto, que pone sobre los hombros de las plataformas la responsabilidad de lo que los usuarios suban. Eso también incluye controlar que no se suban contenidos que violen los derechos de autor.

El Parlamento Europeo insiste en que hay una serie de obras que están libres de este control, como la parodia, y eso excluye los 'memes' y 'gifs'. Los detractores de la norma plantean dudas sobre cómo van a poder unos filtros automáticos, que deben controlar todos los contenidos, diferenciar entre parodias y contenidos que realmente violen la norma del 'copyright'.

placeholder Julia Reda, eurodiputada alemana. (Reuters)
Julia Reda, eurodiputada alemana. (Reuters)

Pago a los creadores

Otra de las principales preocupaciones ha sido el pago a creadores. YouTube, por ejemplo, defiende que el año pasado desembolsó 800 millones de euros. Pero especialmente preocupan las 'startups' y que puedan ser sometidas a pagos que no sean sostenibles. El acuerdo alcanzado este miércoles establece cargas más ligeras para este tipo de compañías.

No solo se tendrá que pagar a creadores que generen contenidos en redes como YouTube, también se deberá remunerar a las empresas periodísticas cuando los agregadores de noticias utilicen artículos. Están a salvo fragmentos pequeños de piezas periodísticas, y los ciudadanos sí podrán compartir artículos. Google News, sin embargo, debería pagar una licencia por la que amenaza con abandonar Europa.

Foto: (Foto: EFE)

“Este acuerdo es un paso importante hacia la corrección de una situación que ha permitido a algunas compañías ganar enormes sumas de dinero sin remunerar adecuadamente a los miles de creativos y periodistas que trabajan”, ha asegurado Axel Voss, eurodiputado alemán del Partido Popular Europeo (PPE), que ha liderado la postura de la Eurocámara.

En las antípodas está Julia Reda, del Partido Pirata alemán, que ha señalado que es poco realista que se controlen todos los contenidos del mundo protegidos por 'copyright'. La germana ha señalado que la intención de esta nueva norma ha sido “servir a los poderosos intereses especiales”.

Lejos de cerrar la polémica, la campaña por ambos lados se recrudecerá en los últimos meses, porque los contrarios a este acuerdo todavía creen que es posible frenarlo en el pleno del Parlamento Europeo.

Parlamento Europeo Comisión Europea Agenda digital Unión Europea
El redactor recomienda