Es noticia
Menú
Hay vida más allá del taxi: alternativas para moverte por Barcelona sin Uber ni Cabify
  1. Tecnología
prueba otra forma de conocer la ciudad

Hay vida más allá del taxi: alternativas para moverte por Barcelona sin Uber ni Cabify

Las VTC han desaparecido de la Ciudad Condal tras el decreto de la Generalitat, pero tranquilo, además del metro y el bus, queda el 'motosharing' y las bicis compartidas

Foto: (Foto: Scoot)
(Foto: Scoot)

El cierre definitivo ha llegado. Tras casi un mes de batalla, Cabify y Uber han dejado Barcelona después de que la Generalitat de Cataluña decidiese aprobar un decreto a favor de las exigencias de los taxistas. Las VTC han desaparecido de la Ciudad Condal, dejando solo al servicio tradicional de taxis. Pero, ¿no hay más alternativas para los que no quieren volver a coger uno de estos coches?

Barcelona ha sido muy cautelosa a la hora de abrir su ciudad a modelos alternativos de transporte en los últimos años. Fue la primera ciudad en rechazar los patinetes compartidos y sigue frenando la llegada del llamado ‘carsharing’ (coches eléctricos compartidos con los que te puedes mover por la ciudad y aparcar gratis), pero aún así puedes encontrar varias opciones fuera de lo común. Además de los clásicos buses y metros, sí que hay espacio tanto para motos compartidas como para bicis públicas y privadas. Aquí te desglosamos los servicios más interesantes para circular por la capital catalana.

Foto: Foto: Analía Plaza.

Bicicletas

En una ciudad pegada al mar y con, normalmente, buena temperatura, no podían faltar los servicios de bicicletas compartidas y aquí podemos encontrar varios. En total tenemos un servicio público Bicing, y hasta tres privados.

Bicing (pública)

placeholder Nuevas bicicletas de Bicing. (Foto: Ayuntamiento de Barcelona)
Nuevas bicicletas de Bicing. (Foto: Ayuntamiento de Barcelona)

Es la opción municipal para moverte en bici por la ciudad. Es un sistema de bicicletas ancladas que se pueden coger y dejar por todas las estaciones que tienen repartidas en la urbe. Tienen más de 6.000 vehículo entre bicis mecánicas y eléctricas, pero, eso sí, están más pensadas para vecinos que para turistas.

Para usarlas necesitas registrarte en esta página, pagar el abono anual (35 euros uso ocasional 50 tarifa plana) y esperar a que te llegue la tarjeta con la que desbloquearás tu vehículo. Las tarifas una vez iniciado el viaje varían por minutos y por el tipo de bicicleta.

Scoot

placeholder

Si quieres algo mucho más sencillo, para turistas o usuarios que usen poco este medio de transporte una buena idea pasa por Scoot. Están sobre todo en las zonas más turísticas de la ciudad y tienen hasta 1.000 vehículos. Son de gestión privada y no tienen estaciones por lo que podrás encontrarlas diseminadas por toda la zona.

Para usarlas solo tienes que registrarte en la ‘app’ y podrás desbloquearlas (y quitar la cadena que llevan incorporada) con un código QR. Son eléctricas y su precio es de 1 euro por el desbloqueo y 0,10 céntimos el minuto.

Donkey Republic

placeholder

Un servicio aún más barato es el de Donkey Republic. Estas bicis danesas también se desbloquean con el código QR a través de la ‘app’, pero no tienen asistencia eléctrica y deben dejarse aparcadas en aparcamientos públicos de bicis.

Lo mejor, sin duda, es el precio. Cobran 1,5 euros las primeras dos horas. Genial si quieres moverte por la ciudad sin prisas.

Mobike

placeholder People ride bikes from Chinese bike-sharing company Mobike in Mexico City, Mexico January 10, 2019. REUTERS Daniel Becerril
People ride bikes from Chinese bike-sharing company Mobike in Mexico City, Mexico January 10, 2019. REUTERS Daniel Becerril

Para el final dejamos la opción china. Estas Mobike comparten color y características con Donkey Republic, pero cambian en el precio y en el proceso de aparcamiento.

Podrás dejar tu bici en cualquier punto de la ciudad que entre dentro de su área de acción, no tendrás que ir buscando uno de los aparcamientos, pero también tendrás que pagar más. Su tarifa es de 1 euro por cada 20 minutos de uso.

Motos

En el caso de las motos no tenemos opción pública, pero eso no quiere decir que no haya alternativas. Si no quieres dar pedaladas tienes hasta cuatro grandes servicios para moverte por toda la ciudad y con precios bastante reducidos.

E-Cooltra

placeholder Las motos de Ecooltra responden bien a la hora de acelerar (Foto: Aroa Fernández)
Las motos de Ecooltra responden bien a la hora de acelerar (Foto: Aroa Fernández)

Esta compañía de ‘motosharing’ que también es la más potente en Madrid, se mueve por la Ciudad Condal con 2.500 motos (la mayor flota de la capital catalana).

Para usarla solo tienes que registrarte en su ‘app’ (demostrando que tienes carné) y esperar a la validación. Una vez conseguido podrás desbloquear con el móvil la moto que quieras y aparcarla en la zona de acción de la ‘app’. Su precio es de 0,26 céntimos el minuto, viene con dos cascos y tienen una velocidad máxima de 50 km/h.

Muving

placeholder Las motos eléctricas de Muving
Las motos eléctricas de Muving

La española Torrot también ha lanzado aquí sus motos amarillas. Son algo más endebles que su competencia y no todas traen dos cascos pero su área de acción es algo mayor y llegan a los 70 km/h.

Las Muving funcionan desde la ‘app’ con un proceso similar al resto y su precio es de 0,25 céntimos el minuto.

Scoot

placeholder

El primer servicio multimodal de la ciudad. Además de sus bicis eléctricas, Scoot también tiene hasta 500 motos eléctricas repartidas por toda la ciudad. Tienen una sola ‘app’ desde la que puedes coger tanto bicis como motos.

Lo que cambia en este caso es el precio. Te cobran 1 euro por desbloquear el vehículo y 20 céntimos por minuto.

Yego

placeholder

Por último, te dejamos las motos que, con diferencia, son las más bonitas del grupo. Los vehículos estilo Vespa de Yego se reparten por toda la ciudad y cuentan con una flota de 250 motos. Funcionan, como el resto, desde la ‘app’ y su precio es de 0,22 céntimos por mínuto.

El cierre definitivo ha llegado. Tras casi un mes de batalla, Cabify y Uber han dejado Barcelona después de que la Generalitat de Cataluña decidiese aprobar un decreto a favor de las exigencias de los taxistas. Las VTC han desaparecido de la Ciudad Condal, dejando solo al servicio tradicional de taxis. Pero, ¿no hay más alternativas para los que no quieren volver a coger uno de estos coches?

Cabify Bicicleta Taxi
El redactor recomienda