LA GUERRA CONTRA LAS VTC en la capital

10 días sin avances (y todo en contra) en la huelga del taxi de Madrid: ¿y ahora qué?

El plante de Garrido y su futuro político, el repliegue de Carmena o las divisiones internas entre las diferentes asociaciones ponen las demandas del gremio en la cuerda floja

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

"Puede parecer que estamos noqueados, pero nada de eso". Lo aseguraba este marte José Miguel Fúnez, portavoz de los Federación Profesional del Taxi y una de las caras más visibles de la protesta del gremio en Madrid. Ángel Garrido, presidente de la Comunidad de Madrid y enemigo número uno del sector, se ha plantado y ha avisado por activa y por pasiva de que no habrá un acuerdo a la 'catalana' bajo su mandato. Un mensaje, el de que la situación de Barcelona no se iba a repetir en la capital, que se reforzó con la decisión de la Delegación de Gobierno de levantar el campamento de la Castellana tras 36 horas de ocupación.

Dos puntos a lo que respondieron los taxistas, al menos sus representantes, con la amenaza de convertir el asunto en un Día de la Marmota con protestas día sí y día también en Génova y en Sol, sedes del PP y del Gobierno regional, respectivamente. Pero lejos de conformarse, ayer plantearon nuevos requisitos: además de la hora de precontratación, pedirían que los trayectos de los VTC fuesen al menos de cinco kilómetros.

Son 10 días sin avances. En un principio, los taxistas estaban espoleados por el reciente triunfo de sus compañeros catalanes, pero se han topado con un muro de momento infranqueable. Un atasco en el que algunos han empezado a mostrar hartazgo por la situación y su disposición a poner fin a la huelga. La pregunta es clara: ¿ahora qué? Analizamos las claves que han marcado el conflicto los últimos días.

Plantón ahora... ¿y después?

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. (EFE)
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. (EFE)

Ángel Garrido, sucesor y delfín de Cristina Cifuentes al frente de la Comunidad de Madrid, no será la punta de lanza del Partido Popular en mayo. Pablo Casado ha designado como candidata a Isabel Ayuso. Esto tiene una doble lectura. Por una parte, el actual presidente de la CAM "no se juega nada políticamente" al no optar a la reelección. "Eso le da mucha más libertad a la hora de tomar decisiones", aclaraba una fuente del sector de las VTC. No son pocas voces las que señalan que el taxi en Madrid no ha sabido leer los tiempos políticos.

La segunda lectura, no menos importante, es que en mayo habrá otro inquilino en la sede del Ejecutivo en Sol. Eso hace que los taxistas puedan volver a las calles el próximo verano para plantear un nuevo pulso cuando se dé el traspaso de poderes. Lo tienen complicado si es Ayuso la escogida. Más que nada porque la candidata a la comunidad, de la misma manera que José Luis Martínez-Almeida, que opta a la alcaldía, se ha alineado con los postulados de Garrido. Los dirigentes del sector confían en que esta situación "cause desgaste" a los populares.

Pero ¿qué ocurriría con otro Ejecutivo? Si es Ciudadanos el que toca poder, la situación será la misma. Los naranjas se han mostrado en contra en repetidas ocasiones de una regulación que suponga mermar la capacidad operativa de las VTC. En público aseguran ser apolíticos, pero en privado los líderes gremiales del taxi confiesan en que un Ejecutivo conformado por la izquierda "sería más fácil de convencer". Esta posibilidad no se plantea fácil: no hay que olvidar los roces surgidos entre Más Madrid, Podemos, Izquierda Unida y los anticapitalistas liderados por Miguel Urbán. Un complicado escenario que se puede enredar aún más con la entrada de Vox en la Cámara autonómica.

Carmena se repliega

Foto: EFE.
Foto: EFE.

"Nadie quiere esa fotografía en estos momentos". Eso lo afirmaba una fuente conocedora de las conversaciones que se habían mantenido entre ayuntamiento y comunidad acerca de una solución para los taxistas. La solución fue la prerreserva por distancia, algo que no convenció a los taxistas. "No hay que olvidar que los técnicos municipales avalaron esa medida". Es decir, Manuela Carmena no podía lanzar piedras sobre una medida que su equipo había modelado. Por eso se limitó a anunciar que se retiraba como mediadora. La realidad es que nadie, salvo Podemos, quiere aparecer como aval político del taxi por el desgaste político. Un cambio de postura que hace que el taxi pierda su principal apoyo. El debate de la opinión se ha simplificado hasta el punto de 'Cabify y Uber, sí' o 'Cabify y Uber, no' y tomar partido por el taxi "puede tener un alto coste político".

Y aquí, una vez más, entra en juego la brecha abierta en la formación dirigida por Pablo Iglesias en la capital. La alcaldesa ha decidido cortar el cordón umbilical que la unía a la formación morada y marcar distancia. Aquí mata dos pájaros de un tiro: no toma partido por el taxi y marca distancias con Pablo Iglesias. Las últimas encuestas señalan que el 'frente andaluz' (Ciudadanos, PP y Vox) podría sumar lo suficiente como para hacer regidora a Begoña Villacís, candidata del partido de Albert Rivera, pese a pronosticar la victoria de Carmena.

Fitur no es el Mobile World Congress

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Esa ha sido la gran baza de Tito Álvarez en Barcelona. La GSMA, organizadora del Mobile World Congress, puso sobre aviso al ayuntamiento y al AMB sobre el peligro que corría la continuidad del evento (que tiene un contrato firmado hasta 2023) si se volvía a producir un caos logístico. Fuentes del sector señalan que el portavoz de Élite Taxi tuvo la habilidad de instrumentalizar esta advertencia para forzar a Ada Colau a crear una "normativa a medida", algo que cristalizó en la aprobación de la licencia municipal, congelada por el TSJC. Aquello supuso la mecha que prendió el 'polvorín' del taxi el pasado verano.

Los taxistas madrileños intentaron encontrar un equivalente. Y señalaron a Fitur. Pretendían sitiar la feria. Aunque consiguieron bastante atención, no lograron colapsar el congreso y se consiguió eludir el bloqueo gracias al metro y otras vías de transporte. Además, este evento no estaba en la cuerda floja ni se planteaba su traslado fuera de Madrid. La capacidad de presión se vio muy mermada y las autoridades consiguieron aguantar el envite.

Divisiones internas: radicales vs. moderados

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Con el plantón de la CAM y del Ayuntamiento de Madrid, han llegado las divisiones internas al taxi. En la jornada de ayer, la novena de huelga indefinida, se comenzaron a ver los primeros taxis trabajando, sobre todo en zonas de la periferia. Hacerlo en el centro de la capital era más arriesgado. Hay mucho cansancio, muchos taxistas son partidarios de volver a trabajar y, sobre todo, no se entiende que tras más de una semana de huelga el avance sea la nada absoluta. En este tenso clima de frustración han comenzado a surgir las primeras divisiones internas entre las diferentes asociaciones que representan al sector frente a la CAM.

"Están dándose cuenta de que se van a estrellar y comienzan a buscar cabezas de turco. Es lo que pasa cuando nos quedamos en manos de radicales", dice una fuente del taxi conocedora de las relaciones internas entre las diversas asociaciones. A diferencia de Barcelona, donde Élite Taxi, liderada por Alberto 'Tito' Álvarez, cuenta con un poder y dominio absoluto del sector, en Madrid hay al menos cinco asociaciones con visiones (y propuestas) muy diferentes del conflicto. Por un lado, está el ala considerada más radical, representada por Élite Taxi Madrid, Plataforma Caracol y Federación Profesional del Taxi de Madrid (PFTM). Por otro, las asociaciones más moderadas: Fedetaxi, la Asociación Madrileña del Taxi (AMT) y Gremial. Ambos bloques se llevan a matar.

"Desde mi punto de vista, la Gremial, Fedetaxi y la AMT son el cáncer del sector. Ver a gente de estas asociaciones abrazándose a Parrondo [José Antonio Parrondo, uno de los amos de las VTC y exdirigente del taxi] es para vomitar. En público dicen que sí, que a la huelga, que precontratación y demás. Pero es todo de cara a la galería. En el fondo, lo que quieren es liberalizar todo. Pero ellos saben que no les sigue nadie, la calle es de Élite y Plataforma Caracol", explica una fuente afín a estas plataformas que pide el anonimato. "Está la cosa muy fea. Son unos mafiosos. Como no tragues con sus planes y su idea para resolver esto, te amenazan. Los 'caracoles' y los de Élite hacen escraches hasta a la gente de Gremial", dice otra fuente afín al bando opuesto. Lograr convencer a la CAM cuando ni siquiera hay entendimiento interno es misión imposible.

El espejo del resto de CCAA

Foto: EFE.
Foto: EFE.

De lo que ocurra en Madrid en los próximos días (o semanas y meses, si la situación no se desbloquea hasta las elecciones autonómicas de mayo) dependerá en buena parte lo que pase también en otras CCAA clave, principalmente Andalucía y la Comunidad Valenciana.

Andalucía es la tercera comunidad con más licencias VTC de toda España (más de 1.800), solo por detrás de Madrid y Cataluña. Allí el sector estaba a la espera de lo que ocurriera ayer en Barcelona, con la aprobación o no del decreto, pero sobre todo de Madrid. Tanto PP como Ciudadanos ya se han manifestado a nivel nacional en favor de las VTC y de regular de forma igualitaria ambos sectores, por lo que es de esperar que en Andalucía, cuyos taxistas quieren exigir también precontratación de un Uber o Cabify de al menos una hora, acaben convocando huelgas y movilizaciones para lograr que ocurra lo mismo que en Cataluña.

En la Comunidad Valenciana la situación es similar. "De acuerdo con el real decreto aprobado por Fomento el pasado octubre, la Comunitat Valenciana tiene competencias para regular las condiciones de precontratación, solicitud de servicios, captación de clientes, recorridos mínimos y máximos, servicios u horarios obligatorios y especificaciones técnicas del vehículo, respetando los criterios de proporcionalidad, sin que esto suponga indemnizaciones al sector de las VTC", aseguran las asociaciones valencianas de taxistas en un comunicado. En otras palabras, se cumple el peor pronóstico: el decretazo de Ábalos ha creado 17 grandes conflictos en nuestro país, tantos como comunidades. ¿La respuesta de Fomento ante esta situación? Las VTC ya no son nuestra competencia.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios