¡ALERTA, ÚLTIMA HORA, EXCLUSIVA!

Cómo gestionar bien las notificaciones de tu móvil para vivir tranquilo sin perderte nada

Bien haciéndolas desaparecer unas horas, bien llevándolas al escritorio del ordenador, lasvibraciones y sonidos de tu teléfono no deberían distraerte de otras tareas.

Foto: Te ha llegado una notificación. Y otra y otra… Por suerte se pueden gestionar con facilidad. (Pixabay)
Te ha llegado una notificación. Y otra y otra… Por suerte se pueden gestionar con facilidad. (Pixabay)

Tu móvil está conectado al wifi o a la tarifa de datos y recibes continuas notificaciones que te enloquecen. Las de WhatsApp te bombardean si estás en muchos grupos y las de Instagram a veces te avisan de ‘me gustas’ que ya has visto, pero te metes en la ‘app’ porque crees que se refieren a los de otra foto. También, un juego te dice que ya tienes vidas o un nuevo turno, pero no estás para echar partidas justo en ese momento. Y la publicidad también puede (y suele) llegar en forma de notificación. Tal vez una de las ‘apps’ de comida a domicilio te informa de una oferta difícil de rechazar… pero incómoda de recibir si estás ocupado.

Gestionar bien las notificaciones implica evitar las distracciones, concentrarse en una tarea sin molestias. Pero que no cunda el pánico. El teléfono se puede organizar para verlas en unos determinados momentos del día, sin necesidad de tener que apagar el móvil o desconectar el wifi. Es solo cuestión de gestionar las aplicaciones para que nos lleguen alertas muy concretas y en ciertos momentos. Te explicamos cómo hacerlo.

Gestionar las notificaciones de cada aplicación

Algunas aplicaciones tienen en su propia configuración u opciones para manejar todos los avisos. Por ejemplo, una de las más usadas: WhatsApp. La abrimos y nos vamos a los tres puntos de arriba a la derecha. Allí, pinchamos en Ajustes y accedemos a Notificaciones. En este menú, controlamos esos aspectos que nos desquician, como la vibración, el tono (que podemos dejar en Ninguno) o las notificaciones en ventanas emergentes. También, marcar o desmarcar las llamadas “Notificaciones en alta prioridad”, es decir, la vista previa de mensajes que aparecen en la parte superior de la pantalla. Además, podemos gestionar aparte las de mensaje, grupo y llamadas.

Imagen de cómo se gestionan las notificaciones en WhatsApp.
Imagen de cómo se gestionan las notificaciones en WhatsApp.

Hangouts es otra de esas aplicaciones que muchos usan a diario para hablar con compañeros de trabajo o clientes. Para que las conversaciones del chat que ya estás viendo en el ordenador no te hagan vibrar el bolsillo cada dos por tres, puedes realizar ciertas gestiones. Además de cerrar sesión en la ‘app’ en el menú de la izquierda, también está la opción de, simplemente, pinchar en la sección “Detener notificaciones” en dicho menú. Ahí, marcaremos el ‘silencio’ desde 1 hora hasta 1 semana, en diversos periodos de tiempo. Otra opción que permite continuar con la ‘app’ abierta es pinchar en el menú Ajustes y ahí en la cuenta que queramos gestionar; tendremos la posibilidad de personalizar las notificaciones de mensajes y llamadas entrantes: vibrar, reproducir sonido…

Instagram es una de las aplicaciones más irritantes en lo que a notificaciones intempestivas se refiere. Seguro que te has dado cuenta: te metes y ves que una persona desconocida le ha dado ‘me gusta’ a tu última foto. Al cabo de un rato recibes otra: Fulanito ha dado me gusta a una publicación. “Pero si lo he visto hace un rato”, piensas. Y sí: es que te está avisando de lo que ya has visto. En otras ocasiones, no te avisa de los ‘me gusta’, los comentarios, los mensajes o los nuevos seguidores, y no te enteras hasta que accedes a la ‘app’. Un descontrol.

Pero aquí hemos venido a hablar de las notificaciones de más, sobre todo cuando no estás para atenderlas. La ‘app’ de Instagram te permite filtrarlas de una forma muy segmentada. Para ello, abrimos la ‘app’ en nuestro dispositivo móvil, nos vamos a nuestro perfil y seleccionamos las tres rayas de la franja superior. Allí está la rueda dentada de Configuración; la pinchamos. Una vez dentro del menú, casi en la parte inferior, están las notificaciones.

Nos centraremos en las ‘push’ (también se pueden programar para correo y SMS). En estas, desactivaremos a nuestro gusto los ‘me gusta’ (en fotos o comentarios), los comentarios, los seguidores nuevos, las solicitudes de seguimiento que te han aceptado, los amigos de Facebook que llegan a Instagram, las solicitudes que te llegan para enviarte mensajes… Y muchas más, como los vídeos en directo o las primeras ‘stories’ de tus contactos.

Gestión de las notificaciones de Instagram con la última actualización de la ‘app’.
Gestión de las notificaciones de Instagram con la última actualización de la ‘app’.

En otra ‘app’ muy usada, Facebook, no se pueden filtrar todas, pero sí trabajar con ellas. Para ello, accedemos a la aplicación y desplegamos el menú de configuración, en la esquina superior derecha. Accedemos a Notificaciones y personalizamos a nuestro gusto. En el caso de aplicaciones y juegos externos, debes bloquearlos para no recibirlas por otro procedimiento.

Cómo detener las notificaciones

También se pueden desconectar las notificaciones del correo electrónico para que no te lleguen durante unas horas, y luego recuperarlas todas. Por ejemplo, en la muy popular Gmail. Para ello, solo tienes que acceder a esta ‘app’ y pinchar en las tres rayas horizontales. Allí, ve a Ajustes, abajo del todo; en este menú, selecciona la cuenta de correo de la que no quieres recibir. Ahora tienes dos opciones: gestionarlas (que no te llegue ningún aviso de correo o solo aquellos considerados de prioridad alta) o, abajo del todo, desmarcar la opción ‘Sincronizar Gmail’, con la que directamente no te llegará ningún mensaje.

Mensaje que te aparece cuando has desactivado la sincronización de Gmail y por tanto las notificaciones.
Mensaje que te aparece cuando has desactivado la sincronización de Gmail y por tanto las notificaciones.

Vamos al caso más extremo, en el que queremos olvidarnos de todas las notificaciones que nos llegan. Si queremos ver los nuevos mensajes de WhatsApp o quién nos está dando ‘like’ a las fotos de Instagram, ya nos meteremos en la aplicación para verlo: no necesitamos avisos.

En el caso de los teléfonos Android, nos iremos a Configuración y allí buscaremos el menú Sonido/notificación. Una vez dentro, escogemos la o las aplicaciones que queremos detener y las desactivamos. Algunos modelos van más allá y permiten desactivar solo una parte de las notificaciones (por ejemplo, las que aparecen cuando la pantalla está bloqueada). También, existe el modo Prioridad, que es todo lo contrario: habilitar la aplicación para que se escuchen cuando tenemos el móvil en No Molestar. Por cierto, poner el móvil en el modo No molestar o similar es otra forma de olvidarse de las notificaciones por unas horas.

Ejemplo de pantalla para gestionar las notificaciones de WhatsApp en Android.
Ejemplo de pantalla para gestionar las notificaciones de WhatsApp en Android.

En el caso de los iPhone, también existe el No molestar para que no te lleguen. Una luna creciente te avisará en la pantalla de que este modo está activado. Para programarlo o desprogramarlo, ve a Ajustes; allí podrás hacerlo de forma manual o con un horario. En iOS 11, el sistema es capaz de detectar cuándo estás conduciendo para quitarte las notificaciones mientras lo haces: tan solo tendrás que activar No molestar al conducir en el Centro de control.

'Apps' para gestionar notificaciones

Otra opción es que las notificaciones lleguen a tu escritorio para que no pierdas tiempo buscando el móvil y desbloqueando la pantalla. Desktop Notifications está disponible para modelos Android y te permite verlas en tu ordenador o en tu tableta. Para que funcione del todo, hay que instalar una extensión en el navegador Google Chrome.

Desktop Notifications no solo te avisa de aplicaciones, sino también de llamadas entrantes y SMS. Quizá no sea la mejor opción para desconectar unas horas, pero si necesitas estar pendiente de lo que te llega al móvil, puede ser una buena alternativa.

Como ves, optimizar el móvil para evitar distracciones es muy sencillo. Y lo mejor es que no se pierde ninguna notificación por el camino. Configura el teléfono a tu gusto y olvídate de él durante unas horas. Tu concentración te lo agradecerá.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios