"No somos robots"

Las protestas en Amazon España saltan a EEUU: exigen a Bezos frenar la precariedad

Los empleados de los centros logísticos de Amazon en EEUU han comenzado a seguir la estrategia de sus compañeros en España y el resto de Europa: protestas para acabar con la precariedad

Foto: Protestas contra el fundador de Amazon, Jeff Bezos, el año pasado en Alemania. (Reuters)
Protestas contra el fundador de Amazon, Jeff Bezos, el año pasado en Alemania. (Reuters)

Los empleados de los centros logísticos de Amazon en EEUU han dicho basta. Tras múltiples intentos fallidos (por culpa de Amazon, aseguran) de formar un comité de empresa y sindicarse para defender sus derechos, trabajadores de múltiples almacenes han vuelto a protestar recientemente exigiendo al fundador de la compañía, Jeff Bezos, acabar con la precariedad. El nuevo impulso coincide con la huelga que los empleados del centro logísitico de Amazon en San Fernando de Henares, Madrid, realizarán mañana y viernes, justo en campaña de Reyes. Y también con movimientos similares en Alemania, Francia e Italia. Amazon se enfrenta así a un nuevo problema global: el boicot de sus propios empleados.

"Te hablan como si no fueras nada, como si fueras un robot, lo único que les importa son los números". Así definió su situación laboral recientemente en una rueda de prensa en Nueva York uno de los trabajadores del centro logístico de Staten Island. Sus empleados han lanzado una de las últimas iniciativas para crear un comité de empresa y sindicarse. En ese centro logístico, según Long, Amazon obliga a recoger 400 productos por hora, es decir, uno cada cada 7 segundos. Asegura que cumplir esas cifras hace casi imposible, por ejemplo, descansar unos minutos para ir al baño.

No es el único centro logístico de EEUU que se ha rebelado contra la precariedad. Cientos de empleados en el estado de Minnesota se manifestaron a mediados de diciembre a las puertas del centro de Shakopee para exigir a Amazon que mejore las condiciones laborales. Sin embargo, en lugar de facilitar que se creen comités de empresa, los jefes de Amazon optan por impulsar otra estrategia, tal y como explican a The Guardian: organizar reuniones privadas con representantes improvisados de los trabajadores.

Manifestación de trabajadores de Amazon en Alemania el pasado 17 de diciembre. (Reuters)
Manifestación de trabajadores de Amazon en Alemania el pasado 17 de diciembre. (Reuters)

Es la táctica de Amazon en EEUU para evitar la organización de sus empleados de centros logísticos. En el 2014, los trabajadores de mantenimiento y reparaciones técnicas de la empresa registraron una petición en el Consejo Nacional de Relaciones Laborales de EEUU anunciando su intención de formar el que sería el primer comité de la compañía en el país. Amazon lo impidió en los tribunales. Algo parecido ocurrió mucho antes, en el 2000, cuando los trabajadores de uno de sus 'call centers' intentaron sindicarse. La firma respondió cerrando el centro poco después. Ese mismo año, The New York Times destapó cómo la web interna de los 'managers' incluía instrucciones sobre cómo desactivar los intentos de los empleados de crear un comité de empresa y sindicarse.

Amazon niega que haya precariedad y explotación en sus centros logísticos. Ni en EEUU ni en Europa. "Amazon ofrece un lugar de trabajo seguro y positivo para miles de personas en toda nuestra red europea, incluyendo España, con salarios y beneficios competitivos desde el primer día. Nos comprometemos a tratar a cada uno de nuestros empleados con dignidad y respeto. No reconocemos estas acusaciones como una descripción real del trabajo en nuestros centros. Estamos orgullosos de haber creado cientos de nuevos puestos de trabajo permanentes en nuestros centros logísticos españoles en los últimos años. En Amazon ofrecemos buenos trabajos y un ambiente laboral positivo con oportunidades de crecimiento", explicó la compañía a este diario el pasado junio.

Casos similares a los descritos, en los que Amazon frena la sindicación de sus trabajadores, han venido ocurriendo en EEUU año tras año. Pero algo está cambiando. Los empleados de centros logísitcos allí observan cómo sus compañeros en España, Italia, Francia o Alemania, plantan cara al gigante con huelgas y exigencias. El movimiento contra la precariedad se está extendiendo. "En España la empresa actúa con un descontento brutal. Necesitas un comité de empresa y unos sindicatos para canalizar esos problemas. En EEUU la legislación para hacerlo es mucho más compleja, pero esa es la clave: si enlazamos las luchas que están teniendo lugar en varios países, seremos mucho más fuertes", explica a a Teknautas Marc Balmes, representante del sindicato CGT en el comité de empresa del centro de San Fernando de Henares.

Jeff Bezos, presidente, CEO y fundador de Amazon. (Reuters)
Jeff Bezos, presidente, CEO y fundador de Amazon. (Reuters)

"Si un país o zona se pone en huelga, la jugada de Amazon es sacar el trabajao al país o la zona de al lado. Si todos nos coordinamos, Amazon tendría que ceder. Por eso no quieren que los trabajadores se organicen en EEUU", señala Balmes. En la huelga del pasado noviembre, la empresa desvió a Barcelona todos los pedidos recibidos por el centro de San Fernando de Henares. ¿Por qué no se unió Barcelona a la movilización? "Su comité de empresa acaba de arrancar, en noviembre, muchos empleados eran nuevos y no querían líos. Veremos qué pasa dentro de unos meses", dice Balmes, quien señala a la iniciativa de crear un comité de empresa europeo para evitar la 'fontanería' logística de la compañía en casos de huelga.

De momento, una alianza EEUU-Europa de comités de empresa parece complicada, pero algo está claro: se está produciendo un efecto contagio de las protestas entre los países europeos más combativos que ya está llegando a EEUU. "Es alucinante que Amazon de momento no nos haya ni respondido", señala Balmes". Si no lo hace, seguiremos parando en los momentos que más daño le podamos hacer".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios