se acerca una de esas grandes noches del año

Qué decir sobre tecnología en Nochebuena para no quedar como un 'technocuñado'

Tener versiones de ‘apps’ más ligeras, ser contacto de confianza de un familiar o modificar el volumen de las llamadas son algunos de los trucos que impresionarán a tu cuñado

Foto: (Foto: Pexels)
(Foto: Pexels)

Se acerca las celebraciones familiares de la Navidad. Esperadas por muchos y temidas por otros, son oportunidades para confraternizar con personas a las que no vemos el resto del año. Y entre las conversaciones sobre la moción de censura, este y aquel partido político o lo grandes que están ya los primos pequeños, seguro que habrá tiempo para hablar sobre tecnología.

Y no hablamos del móvil que le has pedido a los Reyes Magos o de cuál es el mejor portátil que hemos visto a lo largo de este 2018 que termina. Hay pequeños trucos relacionados con las ‘apps’ o servicios webs que pocos conocen, y con los que puedes dejar boquiabierto al personal. Spotify, WhatsApp… Con las utilidades de las que te vamos a hablar hoy te distanciarás del cuñado que dice tener la solución para el ‘procés’ o la cifra de paro.

Escuchar los 'wasap' antes de mandarlos

WhatsApp. Seguro que estas Navidades volverá a ser la reina de las aplicaciones. Se mandarán felicitaciones, memes, ‘emojis’... y también más de una nota de voz. Que si no encuentras el portal de la casa de tu tía, que si estáis en el bar o todavía esperando en la parada de autobús… Los audios se utilizan mucho, para desesperación de algunos. Cuando estos días alguien esté escuchando uno de ellos, cuéntale el siguiente truco, que pocos saben.

Así luce el ‘reproductor de audios’ de WhatsApp.
Así luce el ‘reproductor de audios’ de WhatsApp.

Con una de las últimas actualizaciones de WhatsApp, ahora es posible escuchar los audios antes de mandarlos. Esto es ideal para comprobar que nuestro discurso es coherente o que no hemos hablado más de la cuenta. Se puede hacer tanto en Android como en iOS. Para ello, pulsamos el micrófono, pero no lo mantenemos presionado, sino que arrastramos hacia arriba y soltamos. Ahora, aparecerá un candado y el segundero comenzará a marchar. Dictamos nuestro mensaje y, en vez de mandar o de cancelar, salimos del chat. Volvemos a entrar y allí estará para escucharlo. Ahora, tenemos dos opciones: mandarlo o eliminarlo. Si haces toda la parafernalia durante la cena, protagonizarás la velada.

Leer mensajes de Facebook sin Messenger

Es probable que “los móviles”, así como tema general, salgan durante la cena de Nochebuena. Que si el ‘phubbing’ (minipunto para quien diga esa palabra o ración extra de langostinos para quien lo traduzca como ningufoneo), que si los niños todo el día pegados a las pantallas, que si tengo tantas aplicaciones instaladas que ya no tengo espacio… Vamos a pararnos en esta última conversación. Si alguien dice que le queda poco almacenamiento interno, puedes saltar tú y preguntarle si tiene instalada Facebook Messenger. Si es el caso, la puede ir borrando, porque para leer los mensajes hay otra opción que despeja el terminal.

Para ello, accede a la web de Facebook desde el navegador de tu teléfono. Arriba a la derecha de este, te encontrarás tres puntos o un icono similar, desde el que se accede a la configuración, pestañas o ventanas nuevas… Al pulsarlo, nos encontraremos con una opción que dirá, según el navegador que estemos usando (Chrome, Firefox…), “Versión para ordenador”, “Pedir sitio de escritorio” o similar. Pinchamos en ella. A partir de ahora, verás Facebook como si estuvieras en tu portátil u ordenador de escritorio.

Como nuestro objetivo era leer los mensajes, buscamos en la barra de arriba o bien el icono de Messenger o bien la palabra “Mensajes” (de nuevo, dependerá del navegador que estés usando, así que investiga si no encuentras una de estas dos opciones). Una vez accedas, tendrás todos los mensajes a tu disposición e incluso podrás escribir nuevos.

WhatsApp and Facebook messenger icons are seen on an iPhone in Manchester , Britain March 27, 2017. REUTERS Phil Noble
WhatsApp and Facebook messenger icons are seen on an iPhone in Manchester , Britain March 27, 2017. REUTERS Phil Noble

Como ves, es una opción más rebuscada que la de descargarse la aplicación. Por ello, quizá no tenga mucho éxito entre algunos de tus familiares. Pero has de contarles las bondades de desinstalar la ‘app’: ahorrarás almacenamiento en el móvil, no tendrás que estar pendiente de las actualizaciones, la batería te durará más…

Otra opción, si no usa Facebook Messenger pero sí las ‘apps’ de Twitter o Skype, es recomendarles que acceda a versiones web o a las versiones ‘lite’, que funcionan con menos recursos. Sobre estas últimas, la red de los 140 caracteres y el servicio de videollamadas de Microsoft tienen la suya propia para Android. También hay Facebook Lite (iOS y Android) y Messenger (iOS y Android). Cuando les cuentes las ventajas de las ‘lite’, tus regalos navideños se multiplicarán.

Hablarles sobre privacidad

El miedo a los callejones oscuros o la inseguridad en las calles se puede colar entre botellas de cava y turrón del blando. Entre otras razones, porque por la mesa pulularán niños pequeños que seguro ya tienen o habrán pedido a los Reyes un móvil. Antes de que alguien siente cátedra sobre cómo protegerse ante malhechores y rateros (no, Manolo, sigue comiendo peladillas), tú les podrías hablar de ‘apps’ para sentirse más seguro o segura en la calle. Que aprovechen el espacio que han conseguido con los trucos de antes.

Imagen promocional de Contacto de confianza (Imagen: Google Play)
Imagen promocional de Contacto de confianza (Imagen: Google Play)

Hablamos de aplicaciones como Contactos de confianza (Android), de la propia Google. Lo que hace es fijar como seguros algunos de los contactos de tu agenda, como los familiares. Estos podrán solicitar tu ubicación si no son capaces de contactar contigo o tú podrás programar que les llegue una a determinada hora para que ellos se queden tranquilos.

Usar ‘apps’ de música y Google Maps

Hay un gran silencio dentro del coche mientras conducimos o nos llevan a la cena de Navidad. Ni siquiera la radio suena, porque lo que hay en las emisoras comerciales no nos interesa. Además, estamos pendientes de las indicaciones que dicta Google Maps. Dentro de un kilómetro hemos de girar a la derecha, en la rotonda tomamos la segunda salida… ¿Es posible sacudir esta monotonía con algo que no sean las emisoras convencionales?

Bueno, puedes optar por poner en tu móvil Spotify, Apple Music o Google Play Music. Sí, pueden funcionar al mismo tiempo que Google Maps. Y cuando lo cuentes en los postres, el viaje de vuelta será más agradable.

FILE PHOTO: A headset in front of a screen projection of Spotify logo, in this picture taken April 1, 2018. REUTERS Dado Ruvic File Photo
FILE PHOTO: A headset in front of a screen projection of Spotify logo, in this picture taken April 1, 2018. REUTERS Dado Ruvic File Photo

Para ello, lo primero de todo es tener descargada la aplicación Google Maps (iOS y Android). Una vez instalada, la abrimos, y en Ajustes (en las tres rayas de la izquierda, casi abajo del todo) pinchamos en Ajustes de navegación. En mitad del menú encuentras la opción ‘Mostrar controles de reproducción multimedia’; al activarla, te permitirá seleccionar entre las ‘apps’ de este tipo que tengas instaladas en tu teléfono. Vinculas con tu favorita (solo puedes tener una de ellas, aunque luego puedes cambiarla) y a disfrutar. A partir de ese momento, en el mapa te aparecerá el icono correspondiente para usar la ‘app’ durante la ruta. Y como dice el aviso de Maps antes de que termines la vinculación, “recuerda que debes prestar atención a tu alrededor”.

Controlar el tamaño de la imagen

¿Alguien se queja de que le cuesta leer los mensajes de WhatsApp que le llegan? ¿Cuando llaman para felicitar las fiestas toda la mesa escucha la conversación? Quizá sea el momento para que le recomiendes algo que puede parecer obvio, pero que muchas personas no saben: que los controles de imagen y audio se pueden modificar en los teléfonos Android de una forma muy sencilla.

De forma general, el tamaño de la fuente se altera en el menú Pantalla, dentro de Ajustes. Allí, accedemos a Tamaño de fuente y seleccionamos a nuestro gusto. También, algunas aplicaciones permiten ajustar el tamaño de su propia fuente. Por ejemplo, WhatsApp. En este caso, la abrimos y nos vamos a los tres puntos de arriba a la derecha. Allí, pinchamos en Ajustes. En Chats, seleccionamos entre Pequeño, Mediano y Grande. Y a leer sin problemas.

Ajusta los niveles a tu gusto.
Ajusta los niveles a tu gusto.

En el caso del audio, puede haber niveles separados para el tono de llamada, la alarma y el sonido que reproducen otras aplicaciones (como YouTube, por ejemplo). En el terminal, en la tecla para modular el sonido, le damos a arriba o a abajo. Al hacerlo, en la parte superior de la pantalla nos saldrá una barra para cambiar el sonido (probablemente, la del tono de llamada). Si le damos a la flecha de la derecha, se desplegará un menú con el que podremos modificar cualquiera de ellas. Se acabaron las llamadas privadas con las que se enteraba toda la mesa o vendrán por fin los vídeos que escucharán todos sin problemas.

Pequeños y grandes trucos, algunos poco conocidos y otros que, aunque podrían parecerlo, no son de uso masivo. Con estas pequeñas lecciones arreglarás la vida tecnológica de tus familiares y serás protagonista de la cena sin necesidad de preparar un solo plato.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios