sus sistemas no reconocen este peligroso contenido

WhatsApp sufre un grave problema y no lo puede frenar: vídeos de abuso sexual infantil

Una nueva investigación desvela que los sistemas de control de esta 'app' no están preparados para cazar a los usuarios que comparten y difunden pornografía infantil

Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

El cifrado es uno de los puntos fuertes de WhatsApp. Desde que la aplicación nació, hace ya 9 años, sus desarrolladores tenían claro que proteger las comunicaciones de sus usuarios era un pilar clave, y así lo siguen manteniendo hasta nuestros días. Ahora mismo, y desde 2016, todos los mensajes que envías o recibes cuentan con un cifrado de extremo a extremo que hace imposible que nadie pueda interceptarlos y aprovecharse de ellos. Pero esto también tiene sus peligros y una nueva investigación señala uno de los más importantes: el control de la viralización de contenidos ilegales como al pornografía infantil.

El estudio ha sido realizado por dos ONGs israelíes, Netivei Rishet y Screensaverz, que durante un mes han monitoreado varios grupos con hasta 256 personas en los cuales se compartían este tipo de contenidos y han puesto a prueba los sistemas de vigilancia de WhatsApp. Unas prácticas con las que han acabado descubriendo que los algoritmos internos del servicio de mensajería más usado del mundo son incapaces de detectar perfiles centrados en la difusión de vídeos de abuso sexual infantil.

"Es un desastre: este tipo de material se encontraba en su mayoría en la 'darkweb', pero ahora está en WhatsApp", explica Yona Pressburger de Netivei Reshet a 'The Financial Times'. Los hallazgos de estas organizaciones muestran un problema que, de momento, no tiene una solución clara y es que al revés que en redes como Facebook o Twitter, en WhatsApp es imposible programar algoritmos que detecten contenidos pues el cifrado lo impide.

Los investigadores aseguran que no es algo marginal sino que cada vez son más los delincuentes que conocen este problema y lo explotan. "Hicimos todo lo posible para documentar ampliamente lo que ocurre y demostrar que esta no es una actividad menor", apuntan las ONGs. “El tiempo total empleado en verificar esto fue de aproximadamente 20 días, desde varios dispositivos diferentes. Durante este período monitoreamos continuamente 10 grupos activos, y docenas más que estuvieron abiertos durante intervalos cortos de tiempo", apuntan.

Como WhatsApp, Telegram y Signal son otros dos servicios que también respetan tanto la privacidad que pueden ser aprovechados para este tipo de delitos. (Foto: Reuters)
Como WhatsApp, Telegram y Signal son otros dos servicios que también respetan tanto la privacidad que pueden ser aprovechados para este tipo de delitos. (Foto: Reuters)

Además, desde The Financial Times señalan la facilidad con la que es posible encontrar enlaces a estos grupos. Según denuncian, aunque WhatsApp no te permite (como si hace Telegram) buscar grupos al azar, existen decenas de 'apps' en tiendas como la de Google que aglutinan enlaces a numerosos chats, incluyendo los dedicados a pornografía infantil. "En la tienda Google Play para Android, hay docenas de aplicaciones gratuitas que recopilan enlaces a los grupos de WhatsApp. A través de estas aplicaciones, las ONG encontraron un extenso material de pornografía infantil y comenzaron a grabar lo que vieron", apuntan.

España, en el punto de mira

Para dar más énfasis al descubrimiento y demostrar que es algo mucho más serio de lo que se suele pensar, recuerdan la última gran operación contra vídeos de abuso infantil en internet, que se dio precisamente en España y estaba centrada en WhatsApp: la Operación Tantalio. Comandada por la policía de nuestro país, llevó a la detención de 38 personas en 15 naciones distintas y a la identificación de hasta 136 sospechosos. La investigación comenzó en 2016 cuando investigadores encontraron docenas de grupos de WhatsApp que se estaban usando para compartir materiales sobre explotación sexual infantil. Luego rastrearon los teléfonos móviles utilizados por las personas que estaban dentro de esos grupos, así como a los sospechosos de producir el material.

El comisario jefe de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional, Rafael Pérez (c), junto a miembros de la Intyerpol y Europol, durante la rueda de prensa ofrecida para informar sobre la operación 'Tantalio'. (Foto: EFE)
El comisario jefe de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional, Rafael Pérez (c), junto a miembros de la Intyerpol y Europol, durante la rueda de prensa ofrecida para informar sobre la operación 'Tantalio'. (Foto: EFE)

Desde WhatsApp, pregutados por el periódico británico, aseguran que "tienen una política de tolerancia cero con respecto al abuso sexual infantil" y explican que ya escanean activamente los nombres de los grupos y las fotos de perfil para intentar identificar a los perfiles sospechosos. Estas técnicas les llevaron a cerrar, aproximadamente, 130.000 cuentas en los últimos 10 días del total de 1.500 millones que tienen usan esta red. Un número que da una idea de la seriedad de este problema.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios