No habrá más de 10.000 patinetes en la capital

Madrid limita a 10.000 los patinetes de alquiler: ¿cuántos habrá en tu barrio?

El Ayuntamiento de Madrid establece un límite de 10.000 patinentes en toda la ciudad, a repartir por barrios. Retirará estos vehículos de las calles hasta que la nueva regulación entre en vigor

Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Borrón y cuenta nueva. Es la decisión que acaba de tomar el Ayuntamiento de Madrid para intentar organizar el caos de patinetes de alquiler en la capital. El primer aviso de lo que viene lo dio ayer, anunciando un plazo de 72 horas para que Lime, Voi y Wind, las tres empresas que operan ahora en la ciudad, retiren sus vehículos de las calles. Si no lo hacen antes del próximo lunes 10 a las 23:59 (tres días laborales de margen), los retirará el propio ayuntamiento enviándole la factura a las empresas. Es solo el inicio de un agresivo plan que pasa, entre otras medidas, por establecer nuevos y estrictos límites a los patinetes en cada barrio.

En las últimas horas, el Ayuntamiento de Madrid ha dado un doble golpe a las ambiciones de multinacionales como Lime o Bird, cuyo objetivo era inundar la ciudad de patinetes para hacerse rápidamente con este emergente negocio. No va a ocurrir. El primer golpe vino con el ultimátum a la estadounidense Lime, la sueca Voi y la alemana Wind de retirar sus aparatos de la calle en un máximo de 3 días laborables. En total, 1.500 vehículos, según estimaciones del comparador Chipi. "Son las tres únicas empresas que empezaron a operar antes de que hubiera una ordenanza de movilidad, y no la están cumpliendo", explican a Tekanutas fuentes del consistorio. Se acabó el tiempo.

Apenas un par de horas después de conocerse esta medida, técnicos del Área de Medioambiente y Movilidad se reunían a puerta cerrada con hasta 18 empresas interesadas en operar en Madrid para, básicamente, echarles encima un segundo jarro de agua fría. Las medidas que les ha comunicado el consistorio son contundentes. En primer lugar, cualquier compañía interesada en plantar sus patinetes en la calle deberá solicitar una licencia al ayuntamiento. Eso incluye también a Lime, Voi y Wind, que tendrán que 'desaparecer' para empezar de cero y luchar en igualdad de condiciones con un tropel de pequeñas 'startups', muchas españolas, como Eskay, Ufo, Koko o MyGo.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Conseguir esa licencia no será fácil. Las empresas tendrán que aportar documentación que explique cómo van a cumplir con los requisitos planteados en la Ordenanza de Movilidad Urbana. Los principales: disponer de un seguro para cubrir los posibles daños causados a usuarios y a otras personas en caso de accidente o contar con una 'app' que muestre las zonas por las que podrán circular o no, según la normativa (prohibido por aceras o carril bus, vía libre en carriles bici y calzadas con velocidad limitada a 30 km/h). "También tendrán que adecuar los sistemas para que podamos acceder a sus datos de geolocalización en tiempo real y saber donde están sus patinetes y si están cumpliendo la ley o no", explican fuentes del consistorio.

Esta última exigencia es clave para controlar otro de los nuevos requisitos: el límite al número de patinetes por barrio. El Ayuntamiento de Madrid ha calculado el número máximo de vehículos que permitirá en cada zona. Por ejemplo, en el distrito Centro no habrá más de 360, que se distribuirán en 80 en el barrio de Embajadores y Universidad, 70 en Palacio, 50 en Justicia y 40 en Cortes y Sol. Así en todos y cada uno de los barrios y distritos de la ciudad hasta conformar un número máximo en la capital: 10.000.

En el mapa debajo puedes ver cuál será el número maximo por distrito:

Y a continuación la distribución por barrio:

"Las empresas que logren obtener una licencia solicitarán cuántos vehículos quieren operar en cada zona. En el barrio de Ciudad Universitaria, por ejemplo, se otorgarán 200 plazas. Si 10 empresas piden cada una esas 200 plazas, obviamente no habrá para todas. El reparto se hará de forma equitativa y a cada una le daremos el permiso de operar 20 vehículos", explican fuentes consultadas del ayuntamiento. Esas mismas fuentes señalan que los 10.000 patinetes será el número tope, pero es posible que al final la cifra se quede incluso por debajo. "Todo el mundo querrá operar en el centro, pero habrá barrios en la periferia por los que igual nadie quiere pujar. Veremos".

Los patinetes de Wind en las calles de Madrid. (Foto: Marta Juste)
Los patinetes de Wind en las calles de Madrid. (Foto: Marta Juste)

Con esa premisa en mente, el Ayuntamiento otorgará escasas licencias en las zonas del centro de la ciudad (265 en Salamanca, 215 en Chamberí, 190 en Retiro...) pero muchos más en los distritos alejados (925 en Fuencarral, 800 en Moncloa, 705 en Carabanchel, 515 en Villaverde...). Uno de los motivos es evitar que el patinete le robe usuarios a BiciMad, servicio operado por el propio consistorio, y obligar a las empresas a tener presencia donde existen menos alternativas de transporte.

¿Cómo funcionará este sistema en el día a día? "Las compañías deberán ubicarse en los barrios asignados desde el inicio del día. Luego tienen libertad para moverse por la ciudad en función de la demanda. Al final de la jornada, tendrán que recogerlos, cargarlos y llevarlos de nuevo al barrio asignado", explican desde el consistorio.

Nos parecen buenas medidas. Tanto las grandes, Lime o Bird, como las pequeñas, tendremos las mismas oportunidades de competir

"Nos parecen buenas medidas, sobre todo porque la idea es tratar a todas las empresas de forma equitativa. Tanto las grandes, Lime o Bird, como las pequeñas, tendremos las mismas oportunidades de competir", explica a Teknautas el cofundador de una de las firmas españolas presente en las reuniones con el ayuntamiento que prefiere mantener el anonimato "hasta que ya esté todo rodado". "Nosotros ya hemos solicitado la licencia para operar, llevamos meses preparándonos para este momento", señala Andrés Casanova, cofundador de MyGo, una de las pequeñas 'startups' que pujará por un hueco. Por contra, contactados por este diario, Lime, Bird y Wind, las grandes del sector, no han querido valorar de forma concreta el plan de Madrid para regular el patinete. La iniciativa, claramente, no ha sentado igual a todos.

Está por ver si estas nuevas exigencias serán efectivas y, sobre todo, si dejarán suficiente margen a las compañías para operar de forma rentable. Mientras a las firmas de motos eléctricas y bicis de alquiler no se les ha impuesto estas medidas, las de patinetes se van a enfrentar a una de las regulaciones más estrictas de todo el país. A partir de ahora, tendrán un mes para presentar sus solicitudes. El ayuntamiento las valorará y comenzará entonces a otorgar los permisos. Se espera que a finales de enero todo esté en marcha. Mientras tanto, olvídate de alquilar patinete en el centro de la capital.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios