Pueden producirse retrasos en los pedidos

¿Cómo puede afectarte durante el Black Friday la huelga de Amazon?

Los sindicatos mayoritarios han convocado paros durante el Black Friday para asestarle a Amazon el golpe que más le duele, si bien la empresa ya ha 'reventado' otras huelgas

Foto: Empleados de Amazon distribuyen paquetes. (Reuters)
Empleados de Amazon distribuyen paquetes. (Reuters)

El Black Friday entra en ebullición bajo la amenaza de una nueva huelga convocada durante los días 23 y 24 por los trabajadores de Amazon en San Fernando de Henares, que reclaman la recuperación de derechos perdidos tras la implantación "unilateral" de un nuevo convenio laboral. A ellos se sumarán los más de 2.500 operarios de la subcontrata XPO Logistics en Guadalajara y, a partir del próximo 30 de noviembre, la plantilla de Correos, que interrumpirá su actividad como forma de exigir al Gobierno que destine 230 millones de euros para la prestación del Servicio Postal Universal "tras los recortes en los dos últimos años".

[Antes de comprar en el Black Friday, mira nuestro buscador de estafas y gangas​]

Los paros podrían impactar de forma directa en los envíos solicitados durante la jornada de compras por excelencia, generando "algún tipo de retraso ante la falta de operarios", según reconocía la compañía de Seattle en vísperas de su primera huelga. De menos calado para el 'viernes negro' —aunque sí para la campaña navideña de compras— serán las consecuencias de las acciones encabezadas por el servicio postal español, que sólo afectarían a aquellos pedidos de Amazon cuyo tiempo de envío sea superior a una semana; cuatro días en el caso del Cyber Monday.

No obstante, los sindicatos temen que la empresa de Jeff Bezos consiga neutralizar los efectos de sus protestas mediante el desvío de los paquetes a otras sedes logísticas, como ya hiciera durante el Prime Day. "Trabajo en el departamento que se encarga de empaquetar todo y dejarlo listo para los envíos. Y llevo varias semanas preparando paquetes para BCN1, que es el código del centro de Barcelona", explica a este periódico una empleada de Amazon. "Otra cosa es que los tiempos de esos pedidos sean los mismos", matiza Moisés Fernández, presidente del Comité de Empresa en representación de CGT: "No es igual que un pedido venga desde cerca de casa a que venga desde Italia". Asimismo, denuncia intentos de dividir al personal bajo "presiones" y tratos de favor a quienes no secunden la reivindicación.

¿Qué hacer si la entrega se retrasa?

Todos los clientes de Amazon "tienen garantizado por ley el derecho de desistir de un contrato de compra sin especificar los motivos" en un plazo de 14 días naturales desde que reciben el producto. Sería algo así como un período de reflexión gracias al cual puede revocarse una adquisición mediante el centro de devoluciones 'online'. Si la empresa no pudiese cumplir con los tiempos de entrega anunciados —30 días en caso de no especificarse—, tiene la obligación de informar al cliente para que pueda recuperar su dinero.

Llegados a este punto, la plataforma puede ofrecer un producto de iguales o superiores características por el mismo precio, pero ambas partes habrían de llegar a un acuerdo. Una vez solicitada la devolución del dinero, si la cantidad solicitada por el cliente no se reembolsa en un plazo de 30 días, éste tiene derecho a pedir el reingreso de la cuantía por duplicado, independientemente de los daños y perjucios acreditables, cuya compensación también podría solicitar.

Si la cantidad solicitada por el cliente no se reembolsa en un plazo de 30 días, tiene derecho a pedir el reingreso de la cuantía por duplicado

De no solucionarse el conflicto, el siguiente paso sería la presentación de una reclamación formal, que deberá efectuarse "a través de un medio fehaciente" como una carta certificada o un burofax, en caso de que la compañía no atendiera reclamaciones telefónicas o por correo electrónico, tal y como explica el servicio de asesoría jurídica Legalitas. Si la reclamación formal tampoco pusiera fin a la odisea, es recomendable presentar una queja a través de la Oficina Muncipal de Información al Consumidor (OMIC) de la localidad de residencia en cuestión para que sea esta instancia oficial la encargada de acometer la vía legal y defender los derechos de los usuarios ante un tribunal.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios