23 de noviembre

Guía para el Black Friday: consejos para cazar chollos online (y reclamar si hace falta)

El 'Black Friday' está a la vuelta de la esquina, pero antes de lanzarte a comprar, es importante tener en cuenta algunas premisas de seguridad

Foto: Black Friday. (iStock)
Black Friday. (iStock)

El 'Black Friday' está a la vuelta de la esquina y se nota ya hasta en el ambiente. Las webs de muchas compañías ya se han teñido de negro para anunciar bien alto que el próximo 23 de noviembre (en los casos más escuetos) ofrecerán descuentos en gran parte de sus productos o que incluso, estirarán el efecto del conocido como 'Viernes Negro' del comercio a toda una semana de promociones en tiendas físicas y online; y en las principales calles comerciales las grandes marcas ya preparan su artillería pesada para lo que será la antesala de las compras navideñas.

Tal es el agarre de esta tradición estadounidense en España que, en ciudades como Madrid, la Empresa Municipal de Transportes ya ha avisado de que tiene preparado un plan de acción para el día 23 de noviembre con el que reforzar el transporte público hacia las principales zonas comerciales del centro de la ciudad y el gigante del comercio electrónico Amazon (tal y como hizo su competidor chino en el Día del Sotero), ha anunciado que abirá una tienda efímera en el centro de la ciudad para mostrar las principales ofertas de su portal.

Más información: [Black Friday: las mejores ofertas de viajes y vuelos con Ryanair, Vueling o eDreams]

Sin embargo, como ha pasado en los últimos años, lo más previsible es que donde más se viva el 'Black Friday' sea en internet. Las compras online se multiplicarán durante los próximos días y ahí es dónde pueden surgir problemas relacionados con ciberdelincuencia, timos o problemas con los pagos con tarjeta de crédito. Para evitarlos, desde El Confidencial hemos elaborado una guía con consejos para realizar compras online, y en caso de que sea necesario, presentar una reclamación.

Antes de comprar

1.Guarda la publicidad: Aunque suene un poco exagerado, los expertos recomiendan guardar toda la publicidad que se reciba sobre el 'Black Friday', sobre todo la de aquellos artículos que estemos interesados en adquirir, pues esta publicidad es vinculante, lo que significa que puede servir de garantía al consumidor si en el momento de la venta no se cumplen las condiciones anunciadas.


2. Revisar la evolución del precio: Antes de decidirte a comprar, es importante que compruebes si de verdad lo que estás viendo es un chollo, ya que durante los últimos años algunos consumidores han denunciado una subida de precios en los días previos al 'Black Friday' que convierte a las ofertas de este día en verdaderos espejismos. Para ello, además de revisar el precio unos días antes en las tiendas físicas, la mejor opción es rastrear los precios onlines a través de aplicaciones como 'Salva', Monitorizo', 'AliTools' o 'CamelCamelCamel'.

Además, desde la OCU también hacen durante los días previos al periodo de descuentos un seguimiento de los precios de los productos en los principales establecimientos comerciales que se puede consultar en su web.

En el momento de la compra

1. Comprar desde una red segura: Las redes de wifi públicas pueden no ser seguras. En estas conexiones pueden producirse robos de datos y por eso, es mejor evitar comprar desde una de ellas.

2. Comprobar que el sitio es seguro: Cuando se hace una compra online el primer paso es comprobar que se trata de un sitio seguro. Para ello es necesario revisar que la url de la web en la que se va a comprar empieza por "https://" o que a su lado aparece el icono de un candado. Si aparece es que la web cuenta con un certificado digital, lo que garantiza que se trata de un sitio seguro. Además también es recomendable tener claras las condiciones de la página antes de realizar la compra: la cuantía de los gastos de envío, las devoluciones y los plazos de entrega así como saber si la sede de la firma está en España o fuera. En este caso, hay que tener claro que la comunicación con las firmas localizadas en el extranjero es mucho más complicada que con las empresas que están en el país.

El candado indica que la web es segura. (Pixabay)
El candado indica que la web es segura. (Pixabay)


3. Revisar todas las condiciones: Los 'megachollos' siempre son sospechosos. Por eso es más que recomendable revisar todas las condiciones de la compra antes de proceder al pago. Además, hay que recordar que las compañías están obligadas a mostrar el precio original junto al rebajado o el porcentaje de rebaja.

4. Entre débito y crédito, crédito: Si cuentas con varias tarjetas para comprar y unas son de débito y otras de crédito, para evitar problemas lo mejor es usar la de crédito, ya que en estos casos, el dinero que se emplea en las compras no tiene por qué estar en la cuenta bancaria y en muchos casos, estas tarjetas incluyen varios mecanismos de seguridad. Además, muchas de estas tarjetas (dependiendo de la entidad bancaria) ofrecen la posibilidad de acumular puntos que se pueden cambiar más tarde por productos de determinadas marcas o por descuentos en otras compras.

5. Jamás dar el PIN: Sea como sea la tarjeta, y sea cuál sea la web en la que se compre, para adquirir un producto online no será necesario introducir el código secreto de la tarjeta (el PIN). Si en algún caso se solicita, lo mejor es abandonar la compra y buscar el producto por otra vía. Eso sí, no hay que confundir el pin con el código de seguridad de la tarjeta que se encuentra en la parte trasera de la misma (CID), ya que este sí es habitual que se requiera para comprobar que se trata de una tarjeta válida para el pago.

¡Ya es mío!

1. Guardar toda la documentación: Una vez te hayas hecho con el producto, llega el momento de guardar toda la documentación de la compra. Es importante guardar los resguardos e e-mails que justifiquen la compra por si en el futuro hay algún problema y se requiere algún cambio o devolución, o incluso, si el producto nunca llega a nuestra casa y hemos de presentar una reclamación.

2. Si decides devolverlo, tienes 14 días: En las compras por internet tienes 14 días para revisar tu decisión y si te arrepientes, devolver el producto. Si lo haces dentro de plazo tendrán que devolverte todo el dinero.

¿No llega? Es el momento de reclamar

Si ha llegado el momento de poner una reclamación ya sea porque el producto no nos ha llegado o ha llegado defectuoso, hay que recordar que en las compras online el consumidor tiene los mismos derechos que en las compras en establecimientos físicos.

1. Ponerse en contacto con el vendedor: El primer paso será ponerse en contacto con el vendedor online y pedirle una solución. Para ello, lo mejor es hacerlo desde una vía que permita dejar constancia, ya se a a través del correo electrónico o el formulario de contacto. Además también existe la vía de las redes sociales, ya que muchas compañías tienen un área de atención al cliente a disposición de los usuarios de Twitter o Facebook.

2.Si no hay respuesta, presentar una reclamación: Si se trata de una reclamación sobre garantías, publicidad engañosa, sobre temas relacionados con prestaciones incorrectas del servicio o sobre fallos en el envío, lo más sencillo será acudir a una oficina municipal o autonómica del consumidor siempre y cuando la compañía a la que se reclama esté domiciliada en España. En estas oficinas podrá comprobarse si la compañía está adherida al Sistema Arbitral de Consumo, y en caso de estarlo, podrá solicitarse el arbitraje como mecanismo alternativo para la resolución del conflicto.

Sin embargo, si la compañía está domiciliada en otro país de la Unión Europea la reclamación deberá presentarse en el Centro Europeo del Consumidor de España, y si se trata de una empresa radicada fuera de la UE, podrá presentarse la reclamación en econsumer.gov.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios