MEJOR QUE UNA PELI DE PIKACHU 'DESPELUCHAO'

15 días con el nuevo Pokémon Let's Go:¡Millenials del mundo, olvidaos de Fortnite!

Dos décadas después de su primer lanzamiento, la saga se renueva con un título que revisita la versión original para Switch con cambios nada menores y compatibilidad con el juego móvil

Foto: Foto: Nintendo
Foto: Nintendo

En el mundo hay dos tipos de personas: los que aborrecen o ignoran el fenómeno Pokémon y los que son seguidores confesos. Este último grupo es más numeroso de lo que se cree, como quedó patente tras el fenómeno desatado hace un par de años por el juego de móvil. De varias edades. Muchas. Y esta semana les llegan buenas noticias. Primero, tocó el turno al tráiler de la película 'realista' que será protagonizada por Pikachu, la criatura más emblemática de esta saga, que se meterá en la piel de un detective en la gran pantalla. El aspecto del personaje que parece fugado de un bazar oriental de barrio y con alto riesgo de acabar despeluchado con extrema facilidad no importó para desatar la euforia en internet ante el futuro estreno.

Pero eso no es lo mejor que les podía pasar a los 'pokemaniacos'. Y es que este viernes se estrena en Nintendo Switch el juego que miles de personas llevaban esperando (realmente) muchos años.

'Pokémon Let´s Go Eevee' y 'Pokémon Let´s Go Pikachu' son las dos patas de esta nueva generación, que sirve para celebrar sus veinte años de edad. Para los más nostálgicos, los que empezamos a jugar a las ediciones roja o azul, nos será muy familiar. Este juego, a diferencia de los últimos diseñados por las consolas portátiles de la casa, recupera la historia original: la del Pokémon Amarillo, que posteriormente sirvió como inspiración a la serie de dibujos animados.

Otra difícil elección

Foto: Nintendo.
Foto: Nintendo.

Cada edición tendrá un protagonista diferente. Pero aquella vital decisión con la que se iniciaba la partida, en la que parecía que nos jugábamos la vida, cambia. Ya no son Bulbasur, Charmander o Squirtle. En uno de las versiones, la criatura que te acompañará es Eevee, una de las más queridos por los fans, una especie de perro-zorro con múltiples evoluciones. En la otra, el que recibirás de inicio será esa ratilla amarilla capaz de soltar chispazos, cuyo nombre ha pasado al imaginario colectivo como un insulto facilón para tocar las narices a alguien con facilidad para enfadarse.

La historia nos devuelve al volumen original. 20 años después regresamos a Kanto, el escenario original. Y con una historia calcada: recorrer gimnasios para ganar las medallas correspondientes. Pokémon sigue siendo Pokémon. El objetivo básico es el mismo que siempre (salvo honrosas excepciones en forma de 'spin off'): esto va de coleccionar el máximo posible (hazte con todos) y hacer tu equipito y convertirlo en el más poderoso haciéndolo mejorar en los combates por turnos a los que te enfrentarás a lo largo de esta aventura.

Cambios 'polémicos'

Aquí vienen los grandes cambios. Y, probablemente, los que más dudas generen a los que crecieron con los primeros juegos que llegaron a España. No hay que perder de vista que, aunque hablamos de veinte años del estreno del juego, no hemos dejado de ver nuevos títulos cada poco tiempo, incluyendo en la rueda de este fenómeno un buen puñado de fans de generaciones mucho más recientes.

En 'Pokémon Let´s Go Eevee' y 'Pokémon Let´s Go Pikachu' no combates contra criaturas salvajes. No puedes pelear contra los que te aparecen repentinamente. Eso queda para los entrenadores o los líderes de los gimnasios. Y es que Nintendo en este nuevo Pokémon para Switch ha querido introducir una vuelta de tuerca y aprovechar los brasas de un fenómeno como Pokémon Go!, la 'app' para móviles que recolocó esta saga de la mano de Niantic en boca y mente de todo el mundo. No hay que olvidar la locura que se vio en parques, calles y decenas de lugares con gente tratando de capturar el máximo número de ejemplares gracias a la realidad aumentada.

Pues bien, esta nueva generación incorpora esas mecánicas. Cuando nos encontremos con uno salvaje (o vayamos a buscarlo, que ahora los ves deambulando de un lado para otro. Ya no se esconden y aparecen aleatoriamente) no hay que debilitarlo. Hay que acertar con la 'pokeball' y atraparlo. Es menos violento, sí. Incluso hay que soltar alguna chuchería si se te resiste mucho.

Adictivo

Foto: Nintendo.
Foto: Nintendo.

En un primer contacto, es una auténtica cucharadita de ricino. Amargo a más no poder. Parece que te han tocado una cosa irrenunciable. En ese momento, te parece una decisión absurda. Hasta que empiezas a lanzar el brazo al aire, apuntando a la tele. Da la sensación que estás lanzándolas de verdad. Jugando con la versión portátil, tendrás que moverte a tu alrededor. Y es que los pokémons no permanecen estáticos. Se mueven. Y te lo complican todo mucho. Acaba siendo adictivo. Además, según vayas atrapando más de una especie, podrás acceder a 'raras avis'. Es decir, a ejemplares únicos o de estética ligeramente diferente.

Pero no se trata únicamente de mezclar el universo tradicional con el de 'Pokémon Go'. Han añadido nuevas cosas. Los gimnasios parecen ahora más circos romanos, donde tienes público para observar tus pruebas. Las criaturas, como decimos, ya no se ocultan en la maleza o en las piedras. Les ves andando o volando a tu alrededor. En combate, hay habilidades nuevas y otras que han desaparecido, con lo que rompen la monotonía de aquellos que han venido utilizando la misma estrategia durante generaciones. Hay una cosa interesante. Si te ves en apuros podrás pedir ayudar externa. Aparecerá un entrenador y guiará a una de tus criaturas. Pero...'not for me'. Yo me lo guiso, yo me lo como.

Combates para rato

Foto: Nintendo.
Foto: Nintendo.

Obviamente se han introducido cambios derivados de la eliminación de la lucha con las criaturas en estado salvaje. Ahora cuando atrapes alguno, los que lleves en tu equipo en ese momento sumarán puntos para avanzar de nivel y aprender nuevos ataques. Si eres de los más guerreros, no te faltarán entrenadores por el camino a los que enfrentarte. Hay muchos más, incluso, en algún momento con ganas de avanzar en la historia, se me han hecho hasta excesivos.

Como ya vimos en otras entregas anteriores, tu faceta como entrenador no consiste únicamente en hacerlos pelear. También tendrás que jugar con ellos y ganarte su favor. Algo esencial que conseguirás a base de juegos, carantoñas y chucherias. Como un perro, pero en versión Pokémon. Además, podrás utilizarlos para volar o surcar los mares. ¿Te suena, no?

Una Poke Ball de verdad

Foto: M. MC.
Foto: M. MC.

La Poke Ball Plus es lo que muchos hemos estado esperando dos décadas. Nintendo ha sido realmente innovador a la par que sencillo, demostrando sus mimbres innovadores como lo fueron con la primera Wii o con Labo, más recientemente. Se trata de un control con forma de la archiconocida bola para atrapar Pokémon que te sirve para sustituir el 'Joy Con' en las partidas.

Tiene un pequeño 'joystick' y un botón de confirmación, ambos muy disimulados. Importantísimo ponerse la correa, teniendo en cuenta que harás el gesto de lanzarla contra la pantalla. No vaya a escaparse y hacer un estropicio. Cuenta con una batería de 2.200 mAh, que te dará para varias horas sin cargarla. Lo mejor, esconde un Mew en su interior. También para los adictos de Pokémon Go es una buena opción: te permite girar Pokeparadas sin necesidad de abrir la app en el móvil y te avisa cuando algún bicho anda cerca, como aquella pulsera que sacaron cuando el fenómeno estalló. Además, los que atrapes con la versión móvil pueden ser Eso sí, no está incluida en el juego. Tienes un 'pack' por 99,95 euros. El juego se vende por separado por 59,95 euros.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios