y todo para llegar a tiempo

La realidad detrás del juego más esperado del año: informáticos trabajando 20 horas al día

El Red Dead Redemption es, sin lugar a dudas el juego del año. Todas las críticas lo están poniendo por las nubes, pero algo se esconde tras esta mastodóntica producción

Foto: (Foto: Red Dead Redemption)
(Foto: Red Dead Redemption)

Red Dead Redemption 2 es el juego del año, eso casi nadie lo discute. Esta producción mastodóntica desarrollada por Rockstar Games (creadora del también conocidísimo Grand Theft Auto, entre otros) que llega el próximo 26 de octubre a las tiendas tiene maravillado al mundo entero con todo lo que trae. Incluso hay quien habla de que es el mejor juego de los últimos años. Pero algo se esconde tras las más de 300.000 animaciones o las 500.000 líneas de diálogo que contiene: la explotación de gran parte del equipo.

Según ha confesado en una entrevista al medio estadounidense Vulture uno de los fundadores de la productora, Dan Houser, gran parte del equipo que ha creado este juego tuvo que exprimirse al máximo para poder llegar a tiempo. Tanto, que durante 2018 tuvieron que soportar muchas semanas de más de 100 horas de trabajo para que estuviera todo listo para finales de octubre. Una afirmación que, además, el empresario hace con orgullo. "El resultado de nuestro trabajo es esta experiencia perfecta de de total naturalidad en un mundo que parece real, un homenaje interactivo a la experiencia rural estadounidense. [Es] un vasto mosaico de cuatro dimensiones en el que la cuarta dimensión es el tiempo, en el que el mundo se desarrolla a tu alrededor, dependiendo de lo que hagas", explicaba Houser.

No se sabe exactamente las horas diarias que echaban estos trabajadores para pulir hasta el último detalle (incluso los testículos de los caballos se agrandan o se contraen según el tiempo que hace dentro del escenarioo), pues seguramente trabajaran los 7 días de la semana para llegar a esas cotas. Pero si contamos solo los 5 días laborables, hablaríamos de jornadas de más de 20 horas (si añadimos sábado y domingo se quedarían en 14). Todo para conseguir dejar a punto un videojuego gigantesco con más de 65 horas de historia y que ya lleva un año de retraso con lo programado en 2011.

El oscuro pasado de Rockstar

La polémica le ha estallado a la compañía en la cara a solo unos días de la llegada de su título a las tiendas, pero lo cierto es que no es la primera vez que les ocurre algo similar. Ya en 2010 tuvieron un problema con el Red Dead Redemption original. A pocos meses de que el juego se estrenase, se lanzó una carta abierta supuestamente escrita por las parejas de los empleados del estudio que la productora tiene en San Diego en la que afirmaban que se esperaba que el equipo trabajara 60 horas a la semana (12 horas al día, incluidos los sábados) o se enfrentaría a medidas disciplinarias.

En ese momento, Dan y Sam Housers, dueños de la empresa, echaron la culpa de la carta a exempleados de otros de sus centros que solo buscaban boicotear a Rockstar y aseguraron que todo era falso. "Nos entristece que algunos de los antiguos miembros de algún estudio no hayan disfrutado o cumplido de manera creativa su tiempo aquí, y les deseamos lo mejor en la búsqueda de un entorno más adecuado para sus temperamentos y necesidades", concluyeron.

El tema quedó ahí, pero ahora, ocho años después, esta pequeña confesión hecha por uno de los Housers ha hecho rebrotar las críticas. Y manchará la llegada de un juego en el que han puesto gran parte de sus esperanzas desde hace casi una década.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios