Cómo ajustar tu tele o monitor para que tus series y películas se vean espectaculares
  1. Tecnología
DISFRUTA al máximo de LA IMAGEN

Cómo ajustar tu tele o monitor para que tus series y películas se vean espectaculares

Da igual la tecnología cuando el brillo, el contraste o los rayos de sol molestan. Desde el menú de configuración hasta extensiones y 'apps', hay numerosas formas de calibrar y mejorar la imagen

Foto: Cómo ajustar tu tele o monitor para que tus series y películas se vean espectaculares
Cómo ajustar tu tele o monitor para que tus series y películas se vean espectaculares

Compras un flamante televisor para disfrutar de la nueva temporada televisiva o del último estreno cinematográfico. También, de un partido de baloncesto, fútbol o cualquier otro deporte. Cada uno de estos entretenimientos se puede disfrutar todavía más con una buena configuración del televisor (o del monitor, si estamos hablando de un dispositivo de sobremesa o portátil). Cuando nos llega desde la tienda, viene con una configuración predeterminada que se puede cambiar según nuestras apetencias. Para personalizarla, no basta con cambiar los niveles de brillo, contraste, saturación… al tuntún; hay que saber cómo manejar estos y, también, que existen ayudas externas.

Ajustando desde el monitor

Una buena calibración se puede hacer de muchas maneras. Antes de ir a procedimientos externos como los discos de calibrado y los servicios web, fijémonos en las opciones que vienen en el menú de configuración del aparato. Algunos modelos tienen opciones predeterminadas como Cine o Deportes, así que investiga las posibilidades. Te tocará ajustar con cada visionado, pero te asegurarás la mayor calidad. Normalmente, estas opciones de fábrica son buenas y puedes confiar en ellas.

Foto: Un mes con la TV de Samsung que reinventa el LCD: 65" en un minipiso ya no es de locos

Un modo especial es el llamado HDR. Este permite obtener imágenes más nítidas incluso en zonas muy brillantes o con sombras, de forma que no se pierda detalle. Esto te puede interesar al ver una retransmisión deportiva. El nombre del modo puede variar con el fabricante, así que quizá te encuentres algo como HDMI o HDMI HDR, que vendrá a ser lo mismo.

También existen los llamados discos de calibrado, que obligan a contar con un lector de Blu-Ray o DVD. Al introducirlos, muestran unas imágenes o vídeos cuyo visionado hemos de modificar con los controles de la pantalla, para dejar esta niquelada. Si esta opción se te queda algo anticuada a estas alturas, existen vídeos en YouTube con los que se pueden hacer el calibrado.

Color, brillo, contraste… Desde el mando a distancia se puede calibrar el televisor para ver series y películas
Color, brillo, contraste… Desde el mando a distancia se puede calibrar el televisor para ver series y películas

Vídeos de YouTube, extensiones y 'apps'

Necesitaremos conexión a internet (en los televisores, vía 'smart TV', Chromecast o similares). Si no tenemos conexión a internet ni opciones para hacerlo en un televisor más antiguo, otra opción es introducir los vídeos mediante un USB; algunos modelos tienen esta ranura, como también muchos reproductores de DVD; esto nos ahorraría comprar los discos de calibrado. Para los monitores de ordenador, si no tenemos conexión a internet, también podremos introducir los vídeos a través de un soporte externo de almacenamiento.

En Internet puedes encontrar vídeos que te serivrán para calibrar la pantalla de turno

Con una búsqueda por internet encontramos vídeos de calibrado de contraste, color o brillo. Como verás en cada uno de ellos, hay unas barras a izquierda o derecha que parpadean. Hay que ajustar los diferentes parámetros y mantenerlos en el punto en el que veamos que esas barras comienzan a parpadear.

Por ejemplo, en el vídeo del contraste que enlazamos y que también puedes ver más abajo, el parpadeo de las barras negras de la izquierda será más intenso conforme aumentemos los blancos. Tendremos que colocar el contraste en el momento en que estas barras se comienzan a ver con nitidez. Estos vídeos se han de probar con las condiciones de luz propias de la habitación: natural, bombillas…

En el caso del nivel de colores, hemos de distinguir las diferentes tonalidades. Para esto, también te pueden servir fotos, en las que puedas distinguir los colores o comprobar si el contraste o el brillo están muy altos.

Los programas de televisión que se estén emitiendo en ese momento son otra alternativa para calibrar. Así, para calibrar el contraste podemos buscar emisiones con muchas áreas brillantes (por ejemplo, un campeonato de esquí) y parar cuando perdamos el nivel de detalle; para el brillo, películas de fotografía oscura, en las que detendremos los niveles cuando todo se haga negro; y para la nitidez, lo ajustaremos hasta el punto en el que se comience a ver muy borroso.

Para configurar y calibrar también hay servicios web. Algunos de ellos llevan en su nombre el servicio para el que fueron diseñados. Es el caso de Video Adjust for Netflix, una extensión de Chrome que ajusta el contraste, la saturación y el brillo de este servicio. Para ello, ofrece una vista previa de cómo quedaría el filtro antes de usarlo. Los ajustes se quedan grabados para futuras visualizaciones o para dispositivos sincronizados. Aunque tú puedes mover las barras en una dirección u otra, cuenta con algunos modos predeterminados de calidad.

Foto: Netflix y HBO: los mejores trucos y 'hacks' para sacarles todo el partido

Si usamos el ordenador para ver Netflix, HBO u otros servicios de 'streaming', podemos servirnos de Video Styler, otra extensión de Chrome que, según la descripción oficial, ajusta el brillo, contraste, saturación… para todos los reproductores web de vídeo. Así, también sirve para DVD o archivos de vídeo que tengamos grabados, incluso para mejorar la calidad de visionado en Twitch y YouTube. La extensión también permite poner filtros avanzados, como el sepia, que mejoren la experiencia. Una vez instalado, en el navegador saldrá una pestaña que nos permitirá ajustar todos estos filtros a nuestro gusto.

Así queda un vídeo de YouTube tras aplicar un filtro de Video Styler. ( Video Styler | Chrome Store)
Así queda un vídeo de YouTube tras aplicar un filtro de Video Styler. ( Video Styler | Chrome Store)

Además de las extensiones de navegador, hay aplicaciones. Por ejemplo, THX Tune-Up (iOS). Para usarla, debes tener un cable HDMI que se ajuste al televisor (si tienes una Apple TV, te vale con el AirPlay). Entre los ajustes que permite realizar se encuentran clásicos como el brillo y el contraste, pero también Tint, que se fija en que los tonos de la piel "no sean demasiado verdes o rojos", según su equipo. Además, la 'app' cuenta con tutoriales sobre la luz que debe haber en la habitación o la distancia de visionado.

Otra posibilidad es usar tu televisor, con las comodidades del salón, para jugar a videojuegos, conectando el monitor del ordenador. Esto es ideal en los televisores Ultra HD 4K, que cuentan con una resolución idónea para jugar. Lo primero de todo es comprobar que la tarjeta de vídeo del PC aguanta la resolución de 3.840 por 2.160 que usan los televisores 4K. Tras ello, conéctalas con un cable HDMI. Para terminar, busca el modo PC, Ordenador, Game o Juego en la configuración del televisor. Esto evitará o reducirá el 'input lag', que es el retardo que se produce en una televisión cuando su fuente es otro dispositivo.

Jugar en un televisor es fácil y agradable con un calibrado adecuado. (Pixabay)
Jugar en un televisor es fácil y agradable con un calibrado adecuado. (Pixabay)

La posición también es clave

Como decíamos al comienzo, al hablar del calibrado con vídeos de YouTube, la iluminación ambiental influye en la configuración de las pantallas. Por ello, hay que tener en cuenta el lugar dónde se situará el televisor o el ordenador: si le dará encima la luz de unas bombillas, si recibirá luz natural por un lado…

Un consejo básico es colocarla donde el sol no deje reflejos sobre la pantalla (y si lo sacas al exterior, cuidado con exponerlo al calor o a la lluvia). También, hay que colocarlo a la altura de la vista, para que disfrutar del cine, series o videojuegos no sea una tortura, sobre todo durante los maratones de temporadas. Además, considera a cuántos metros o centímetros colocarás los sofás: cuanto más te alejes menos disfrutarás de la resolución.

Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

En el caso de las pantallas LCD, las luces de ambiente afectan al visionado. Así, dependiendo de la intensidad de las luces o de si hay oscuridad, los tonos negros se pueden volver grises, por ejemplo. Para evitarlo, se puede colocar alguna luz detrás de la pantalla. Las de plasma y las OLED son ideales en situaciones de poca luz; por ejemplo, cuando queremos sentirnos como en un cine.

Ten en cuenta que cada persona percibirá de forma diferente el contraste, el brillo o la nitidez, según sus ojos. Ajustar un monitor es muy fácil; lo complicado es mantenerlo siempre en los mismos niveles. Pero con la práctica sabrás cómo ver cada programa o juego con excelencia.

Televisor Pc Chromecast Netflix Videojuegos Apple TV Películas
El redactor recomienda