las lÍneas maestras del decretazo 'secreto'

Los wasaps de la reunión del taxi con Ábalos que desvelan qué pasará con las VTC

Esta semana, el ministro de Fomento mantuvo una reunión a puerta cerrada con líderes del taxi sobre el polémico decretazo. Unos wasaps filtrados desvelan qué ocurrirá a partir del día 28

Foto: El ministro de Fomento, José Luis Ábalos. (EFE/Montaje: C. Castellón)
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos. (EFE/Montaje: C. Castellón)

"Ábalos lo ha dicho delante de todos con total honestidad: con esto no se resuelve el 1/30". "Élite [Taxi] y [Julio] Sanz le han hecho una mamada (con perdón)". Son algunos de los wasaps que varios dirigentes del taxi se intercambiaron entre sí justo después de una reunión clave esta semana: la que mantuvieron a puerta cerrada con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos. Teknautas ha tenido acceso a esos mensajes privados que desgranan sin filtros las líneas maestras del decretazo que el Gobierno mantiene en el más alto secreto. Y destapan algo más: el sector del taxi no va a salir ganando tanto como parece.

El taxi, las empresas de coches VTC y las plataformas tecnológicas, Uber y Cabify, contienen la respiración ante la que será la semana decisiva para el futuro del sector. El próximo viernes 28 está previsto que se apruebe en Consejo de Ministros el decreto ley ideado por Fomento para intentar solucionar la 'guerra del taxi'. Antes habrá barra libre de Uber y Cabify el miércoles 26 y manifestaciones de las VTC el jueves y viernes. Según al bando al que se le pregunte, la medida del Gobierno es una enorme victoria del taxi y salva a 100.000 familias de la ruina o, por el contrario, es una salida ilegal y anticonstitucional que traslada la patata caliente del Estado a las CCAA y de estas a los ayuntamientos.

En realidad, ni el taxi saldrá tan beneficiado como algunas asociaciones proclaman ni las VTC quedarán fuera de juego nada más aprobarse el decreto. Un intercambio privado de wasaps entre varios representantes del taxi que se reunieron esta semana con José Luis Ábalos (asistieron dos representantes por cada asociación, Antaxi, Fedetaxi, Élite Taxi y Plataforma Caracol) pinta una foto bastante más realista de lo que veremos en el decreto el viernes 28, y de sus posibles consecuencias.

"Gol por la escuadra" al taxi

Ha sido la gran reivindicación en los últimos años: que se cumpla la ratio 1/30 de 1 VTC por cada 30 taxis establecido en Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT) y respaldado por el Supremo. Ahora mismo hay en España 10.731 licencias VTC frente a 65.456 del taxi, lo que supone una ratio de 1/6. En Madrid la situación es aún peor, con una ratio de 1/3. Los taxistas se lanzaron a la calle en huelga en julio con un único objetivo: exigir al Gobierno reestablecer el 1/30, sea como sea.

El ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos. (EFE)
El ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos. (EFE)

Fomento hiló muy fino en la negociación: prometió al sector que aprobaría un decreto ley para lograr el 1/30 a cambio de que el taxi desconvocara la huelga. Aceptaron. Bajaron las 'armas' y concedieron una tregua. Ni Ábalos ni su equipo tenían idea en ese momento de cómo iban a cumplir su promesa. Su única obsesión era cortar de raíz las movilizaciones. Dos meses después se ha impuesto la realidad: el propio ministro reconoció esta semana a los taxistas a puerta cerrada que con el próximo decreto "no se alcanza el 1/30". "Ábalos ha dicho delante de todos con total honestidad que con esto "no se resuelve el 1/30"", se escribieron los representantes del taxi en privado tras reunirse con él. Este es parte del intercambio:

Como recogen los wasaps, el plan del Gobierno con el próximo decreto ley pasa por quedarse únicamente la regulación de las VTC para viajes entre CCAA. Los realizados dentro de una CCAA serían regulados por la propia comunidad, y los viajes urbanos, transferidos a los ayuntamientos. Igual que ocurre con el taxi, las VTC necesitarían, al menos, una licencia nacional y una urbana.

En el decreto ley, Fomento planea estipular una moratoria de entre tres y cinco años para que cada CCAA, junto con los ayuntamientos, desarrollen su propia regulación de las VTC y establezcan la ratio que deseen. "La reducción del número de coches negros se produciría o no según regulen las VTC-Autonómicas las CCAA. No se resuelve el 1/30, reconoce el propio Ábalos, quien no obstante es favorable a que las CCAA, si les conviene en su regulación, lo lleven a efecto pero no lo hará el Estado. Es decir, las 20.000 VTC, de momento, se quedan", reconocen los taxistas en sus intercambios.

Fuentes conocedoras de las negociaciones aseguran que todo esto es un enorme "gol por la escuadra" que Fomento le ha colado al taxi. "Ábalos logró desconvocar la huelga con promesas en el aire, sin nada firmado. Ahora llega y vende que sopesa dar margen a las CCAA para que fijen su propia proporción entre VTC y taxis. Es todo humo. Ahora mismo las CCAA ya pueden poner otra ratio siempre que sea inferior al 1/30".

El presidente de la patronal de las empresas VTC (Unauto), Eduardo Martín (i); el secretario general de FeSMC-UGT, Miguel Ángel Cilleros (2i); el consejero delegado de Cabify, Juan de Antonio (2d); y el presidente de Vector Ronda Teleport, Rosauro Varo (d), durante un acuerdo firmado esta semana. (EFE)
El presidente de la patronal de las empresas VTC (Unauto), Eduardo Martín (i); el secretario general de FeSMC-UGT, Miguel Ángel Cilleros (2i); el consejero delegado de Cabify, Juan de Antonio (2d); y el presidente de Vector Ronda Teleport, Rosauro Varo (d), durante un acuerdo firmado esta semana. (EFE)

Efectivamente, el artículo 48.3 de la LOTT ya prevé que "aquellas comunidades autónomas que, por delegación del Estado, hubieran asumido competencias en materia de autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor, podrán modificar la regla de proporcionalidad señalada en el párrafo anterior [el 1/30], siempre que la que apliquen sea menos restrictiva que esa". En otras palabras: Fomento ha embelesado al taxi con promesas que luego no ha cumplido para disfrazar de reforma algo que, en parte, ya contempla la ley. Golazo.

El motivo de esta jugada, según otras fuentes del sector consultadas, es claro: jurídicamente, el Gobierno tiene las manos atadas. Y lo sabía ya en julio. La ratio actual de 1/6 en España, o el que sea en cada ciudad, es perfectamente legal, pese a la creencia que ha instaurado el taxi de lo contrario. "En el 2009 se liberalizó el sector con la ley Ómninus hasta el 2015. En ese periodo fue cuando se pidieron miles de VTC, que ahora está otorgando el Supremo porque, por definición, son legales. La ratio 1/30 aplicaba a nuevas concesiones antes del 2009 y después del 2015. A partir de noviembre del 2015 ya no se ha dado ningún permiso más. Legalmente Fomento sabe que no puede alcanzar el 1/30 sin expropiar licencias con dinero público, y eso ya ha dicho que no lo va a hacer", explican estas fuentes.

Triunfalismo vs realidad

Los wasaps intercambiados entre representantes del taxi revelan también la fachada de lo que veremos la semana que viene versus la realidad interna. El mensaje oficial que se transmitirá por parte de Fomento y buena parte del taxi será de triunfalismo, pero la realidad es que "poco cambia".

"¿Y el comunicado 'pa' cuándo??", se preguntan. "Lo hará del molino [Fernando del Molino, presidente de la Federación Sindical de Valencia y presidente de la Confederación de autónomos del taxi de la Comunidad Valenciana] y Sanz [Julio Sanz, presidente de la Asociación Nacional del Taxi] me temo. Ese comunicado conjunto será triunfalista. Pero la verdad, de puertas para adentro, es que no habrá cambios reales hasta después de las autonómicas y municipales [mayo 2019] y el 1/30 no se recuperará si no se disipan las dudas sobre sistema de reducción de VTC y quién paga a quién".

Estos mensajes confirman el principal obstáculo de Fomento: las dudas legales y técnicas del decreto ley para transferir las competencias a las CCAA y solucionar el conflicto. "Ninguna CCAA quiere la transferencia de competencias sin dinero y todas las aceptarían si hay financiación. Si no la hay, es transformar un problema en 17 problemas, y luego en 8.800, que son los ayuntamientos que hay en España. Al día siguiente de aprobarse el decreto ley, la CNMC, las empresas, Europa y puede que hasta el propio Gobierno, con Economía a la cabeza, lo recurrirán. Habrá pleitos en las ciudades clave, Madrid y Barcelona, y eso arrastrará todo lo demás", explica una fuente conocedora de las negociaciones.

El actual secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura. (EFE)
El actual secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura. (EFE)

Tales son las dudas de Fomento que fuentes consultadas conocedoras del proceso de elaboración del borrador aseguran que ha habido ya 15 versiones, revisadas y tumbadas una tras otra por abogacía del Estado. "Ábalos ha dicho que la abogacía del Estado lo está estudiando porque temen indemnización y no pueden pagar porque el ciudadano no lo entendería", señalan los 'jefes' del taxi en sus mensajes.

A la reunión con el ministro también asistió su número dos, Pedro Saura, secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, quien expresó entre líneas el mismo temor ante las dificultades de atar el texto desde el punto de vista jurídico. "Es una "ambiciosa reforma estructural del sector" que, por tanto, requiere de los más sólidos refuerzos jurídicos por parte de la Abogacía del Estado".

La baza del Gobierno para no indemnizar a los dueños de licencias VTC es el miedo de estos a adentrarse en una costosa vorágine de pleitos para reclamar el dinero que no se resolvería en varios años. Uno de los principales empresarios del sector, el exdirigente del taxi José Antonio Parrondo, hoy socio mayoritario en dos de las principales empresas VTC del país (Auro New Transport Concept y Cibeles Confort Cars) avisó esta semana: "Estamos viendo que nos podemos meter en un pleito de tres, cuatro o cinco años, y por lo tanto eso es quiebra total de las compañías e irnos todos a la mierda. Yo no lo voy a permitir, por lo menos en lo que respecta al Grupo Auro, no es que vaya a morir matando, porque pienso ganar esta batalla".

Liberalizar (un poco) el taxi

Más allá del decreto ley y sus líneas clave, los wasaps entre dirigentes del taxi apuntan a otra de las líneas discutidas con el ministro de Fomento: la posibilidad de liberalizar algunos aspectos del taxi para permitirles competir de forma más eficaz con las VTC. De momento, las medidas concretas están en el aire, pero la disponibilidad del Gobierno a ayudar está sobre la mesa, sobre todo en cuanto a la flexibilización de los precios cerrados (por ejemplo, en las rutas a los aeropuertos) y en la posibilidad de dar luz verde al taxi compartido.

"Atando cabos, todo apunta a que Fomento intentará liberalizar un poco el taxi pero incluirá también reformas para que las VTC se parezcan también a sus rivales. Por ejemplo, si en Madrid hay ahora unas 5.500 VTC, Fomento puede obligarles a operar con turnos, un día las matrículas pares, otro las impares. Eso te reduce ya el número diario a la mitad, a 2.200. Pon que imponen además límites horarios por licencia, eso te reduce aún más el número total de VTC operando. No llegaría nunca al 1/30, pero seria una forma de acercarse", explica una fuente conocedora de las negociaciones con Ábalos.

Puyas políticas

Los wasaps dejan entrever también las rencillas entre las diferentes asociaciones del taxi presentes en la reunión con Ábalos. "Fedetaxi fue quien se apuntó el tanto en el decretazo del PP en abril, pero ahora, con el nuevo conflicto y la huelga de julio, le han comido el pastel por completo. No han aparecido por ninguna parte, no han liderado. Tuvieron que ser los llamados "radicales" de Élite, Tito y compañía, los que sacaron a la gente a la calle", explica una fuente conocedora de las negociaciones.

Cada mensaje tiene su trasfondo y bandera política. Mientras Fedetaxi, presidida por Miguel Ángel Leal, es más cercana al PP, Antaxi, presidida por Julio Sanz, y Élite Taxi, se alinean con el PSOE y, sobre todo, con Podemos. Estos últimos tienen un enemigo común: la Comunidad de Madrid.

"El decreto ley es un regalo envenenado del Gobierno a sus rivales políticos en la Comunidad de Madrid, Cataluña y Andalucía. Pero sobre todo en la Comunidad de Madrid. Quieren ponerla a merced del taxi, traspasarle el problema y que vayan a manifestarse a Sol a pedir la cabeza de Ángel Garrido", explica una fuente del sector. Parte de este juego político se lee entre líneas en los mensajes entre 'jefes' del taxi (debajo editada una frase para preservar datos personales):

"El único vencedor aquí es Podemos. El Gobierno está teniendo con las CCAA una enorme deslealtad y falta de respeto. No es normal que estemos a menos de una semana de aprobarse un decreto ley que afecta principalmente a las comunidades y no se les haya convocado todavía para una segunda ronda de negociaciones", explica una fuente del sector en contacto con Fomento. "Supongo que saben lo que iba a ocurrir, que las CCAA les iban a decir, otra vez, que o ponen pasta o no moverán un dedo. En vez de escucharlo han preferido dar una patada hacia delante. Se va a montar un carajal jurídico bestial".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios