la mayor renovación desde su lanzamiento

Chapa y pintura para el Apple Watch Series 4: más pantalla y más centrado en salud

El nuevo modelo del reloj inteligente es más fino y con mayor pantalla. Con los cambios introducidos, Apple posiciona más que nunca al Watch 4 como un instrumento de salud

Foto:  El nuevo Apple Watch, presentado en la 'keynote'
El nuevo Apple Watch, presentado en la 'keynote'

Después de unos contundentes primer y segundo plato, el postre de Tim Cook para su espectáculo anual ha sido la 4ª versión del Apple Watch, que ha experimentado su rediseño más ambicioso desde que el reloj inteligente fuese lanzado en 2015.

"No es sólo el reloj inteligente número 1, es el reloj número 1", ha sentenciado el CEO de Apple. "Punto".

El año pasado, la principal novedad fue que el Watch logró al fin 'divorciarse' del iPhone con un modelo LTE que permite utilizarlos por separado, aunque por lo demás siguió siendo muy parecido al primer modelo. En esta edición, Apple ha dado una vuelta más de tuerca —o más bien, de corona— a su último 'gadget'. La versión más avanzada del LTE se distinguirá con un círculo rojo en lugar del punto carmesí de la edición anterior.

El nuevo Apple Watch 4 cuenta, en sus dos tamaños de 40 y 44 milímetros (dos más que en anteriores versiones) con una pantalla que casi cubre la superficie de lado a lado (es más del 30% mayor que en la Series 3) y, al mismo tiempo, un cuerpo más delgado, como ya apuntaba la filtración que se hizo a la web especializada 9to5Mac hace un par de semanas. Estará disponible en los tres colores habituales de la empresa: Silver, Space Gray y Gold.

El mayor trabajo de los ingenieros de Cupertino ha consistido en reducir el bisel para poder dar acomodo a mucha más información en pantalla: además de la hora, es capaz de agrupar visualmente el día del mes, la temperatura, la hora de la puesta de sol, las reuniones que tengamos agendadas o el índice de radiación ultravioleta. Toda ella es personalizable.

Presentación del nuevo reloj de Apple.
Presentación del nuevo reloj de Apple.

Otras de las nuevas modificaciones están en el botón lateral, más estrecho y estilizado para adaptarse a la nueva caja. Además, Apple ha incluido una nueva salida de micrófono para que el manejo del reloj permita hacer llamadas telefónicas más claras. La duración de la batería se mantiene, como el anterior, en las 18 horas.

Además de su aspecto, el nuevo Watch incluye también avances sustanciales en su 'software'. El principal, la introducción del sistema operativo watchOS5 y el despliegue del lector de electrocardiogramas (ECG) que refuerza la idea de que el 'gadget' de Apple ya no es una joya con electrónico sino un sistema de salud portátil, como ya adelantó 'The Verge'. Es capaz de detectar una baja frecuencia cardiaca o un patrón irregular.

"Apple Watch te dice si detecta una frecuencia cardiaca irregular", ha dicho Jeff Williams, "se ha convertido en un guardián inteligente".

Es el primer aparato de electrónica de consumo que permite hacerse un electrocardiograma

Entre las funciones más aplaudidas está Fall, que detecta cuando el usuario va a sufrir una caída basándose en la rotación de la muñeca. Una vez ha ocurrido, es capaz de enviar un mensaje de alarma o un SMS a algún contacto de emergencia. "Espero que nunca lo necesitéis, pero es bueno saber que está ahí".

Adiós a la pieza de joyería inteligente, hola al dispositivo que recogerá datos que hasta ahora sólo los médicos veían y los almacenará encriptados en la nube.

Se podrá reservar a partir del 14 de septiembre por un precio (en Estados Unidos) a partir de 399 dólares, cien más si se quiere con LTE. En España, el precio del modelo más básico, que llegará a las tiendas el 5 de octubre, será de 429 euros.

Y un 'one more thing' que afecta a España: el HomePod de Apple llegará a España el 26 de octubre.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios