Esta 'app' de Google encuentra tu doble, pero deberías pensarlo bien antes de usarla
  1. Tecnología
Es divertida pero, ¿Merece la Pena?

Esta 'app' de Google encuentra tu doble, pero deberías pensarlo bien antes de usarla

Google acaba de estrenar en casi todo el mundo, también en España, una 'app' para hacerte un 'selfie' y encontrar tu doble entre miles de personajes artísticos. Es más peligroso de lo que suena

Foto:

Ya tienes nuevo 'juguete' con el que matar el tiempo. Y es realmente divertido, al menos los primeros... ¿cinco minutos? Google acaba de estrenar a nivel mundial una nueva aplicación llamada "Arts & Culture" que, entre otras cosas, te permite hacer un 'selfie' y descubrir a qué personaje de una obra de arte te pareces más. ¿A Goya en alguno de sus autorretratos? ¿Al banquero chino Tan Chin Tuan? ¿A alguno de los protagonistas anónimos de un cuadro de van Dyck? La aplicación ha llegado ahora a casi todo el mundo y está causando furor. Millones de personas se han lanzado a probarla y, muchas, a compartir en redes sociales su doble. Para Google es un experimento redondo: los datos biométricos (anónimos y agregados) de esos mismos millones de personas pueden ayudar al buscador en un futuro a mejorar su tecnología.

Foto: El nuevo centro de operaciones de Waymo en Arizona. (Waymo)

La aplicación "Arts & Culture" de Google lleva disponible desde el 2016, pero a comienzos de año añadieron en EEUU una nueva función: hacerte un 'selfie' y encontrar en un instante tu doble entre los "miles" de cuadros digitalizados que el buscador posee en sus servidores. Es tan sencillo como adictivo. Solo tienes que descargarte la 'app' en iOS o Android, seleccionar la opción "art selfie", hacerte una autofoto y esperar unos segundos. Verás al momento los personajes artísticos a los que te pareces, con un porcentaje de similitud. Y podrás compartir las fotos en un par de clics. Ideal para hacerse viral en la red. Y eso justo lo que está ocurriendo.

La idea ya generó muchas sospechas de privacidad en EEUU en su momento, e incluso fue tildada de 'tecnología racista'. Se acusaba a su algoritmo de no reconocer de igual forma los selfies de gente negra o hispana, por ejemplo. Es grave, pero nada que una mejora tecnológica no pueda solucionar. La verdadera cuestión, sin embargo, es: ¿qué hace Google realmente con esas fotos que subes y los datos biométricos? La llegada a España de esta aplicación ya ha generado también las primeras dudas entre juristas especializados en internet y tecnología:

Tener a millones de personas escaneando 'selfies' sin parar usando tu 'software' de inteligenica artificial y 'machine learning' es el sueño de cualquier ingeniero. Con esos datos, aunque sean anónimos y agregados, puedes mejorar muy rápidamente esa misma tecnología. La forma en la que estos algoritmos se refinan es haciéndoles procesar toneladas de datos. A cada foto, a cada escaneo, van aprendiendo y son más precisos en la siguiente iteración. Así hasta el infinito.

Foto: Imagen de un escáner cerebral tras ser analizada por una red neuronal 'Deep Dream' creada por Google. (Foto: Juan Sánchez Ramos)

La compañía se avanzó a la polémica en su momento y fue tajante: "Google no usa estos 'selfies' para otra cosa que no sea identificar tu doble en una obra de arte", aseguró Patrick Lenihan, un portavoz de la firma. Es decir, no está usando este experimento viral para hacernos mejorar gratis su propia tecnología. Eso dice. Además, señala que las fotos solo se almacenan en sus servidores durante los segundos que el 'software' tarda en encontrar tu doble.

placeholder

Lo que no menciona Google, sin embargo, es que basta un simple cambio a sus términos de uso para revertir esa decisión. Y en muchos países ni siquiera tendría que avisar previamente a sus usuarios. Un ejemplo claro del peligro de estos programas de reconocimiento facial es que la función de 'selfie' de esta 'app' está prohibida en los estados de Texas e Illinois, que específicamente restringen en sus leyes el uso de tecnología de reconocimiento facial.

"Google puede decir ahora que las fotos de la 'app' no se usarán para ninguna otra actividad, pero esa afirmación tiene muy poco significado cuando puede cambiar arbitrariamente su postura sin tener miedo a consecuencias legales", explicó recientemente al Washington Post Jeramie Scott, asesor de seguridad nacional en el Electronic Privacy Information Center, un centro de investigación independiente con sede en EEUU.

En Europa, con la entrada en vigor el pasado mayo del nuevo reglamento de privacidad, el GDPR, Google lo tendría más complicado para hacer semejante cambio en los términos de uso sin pedir permiso expreso antes a sus usuarios. Pero, una vez tienes la 'app' instalada, ¿quién se lee esos aburridos avisos de cambio de política? Encontrar tu doble en un cuadro es divertido, pero si te preocupa tu privacidad y no quieres acabar haciendo el trabajo sucio (y gratis) a Google, merece la pena pensarlo dos veces antes de utilizarla.

Internet Algoritmos Privacidad
El redactor recomienda