SI LO HACEN, LOS REQUISARÁN

Adiós a Lime en Valencia: el Ayuntamiento impedirá aparcar sus patinetes en la calle

El alcalde, Joan Ribó, toma la decisión días después de expresas sus reservas contra el alquiler compartido de estos aparatos ya que "invadían" el espacio público

Foto: Uno de los patinetes de Lime, en Madrid. (G. Cid)
Uno de los patinetes de Lime, en Madrid. (G. Cid)

Al patinete eléctrico le está costando encontrar su espacio en las ciudades españolas. Madrid ya ha puesto sobre la mesa, a falta de aprobarse en el Pleno Municipal, una regulación que limitará (y mucho) las calles por donde pueden circular estos aparatos. Ahora ha sido Valencia la que ha movido pieza contra Lime, una de las empresas que se dedican al alquiler de estas máquinas. Y es que el ayuntamiento gobernado por Compromís prohibirá que estos patinetes se puedan aparcar en la vía pública, un elemento central de este negocio. Si lo siguen haciendo, la Policía municipal tiene orden de confiscarlos.

La decisión, según ha adelantado ElDiario.es, ha sido tomada este lunes por el alcalde valenciano Joan Ribó, quien ya expresó hace unos días sus pegas a este servicio al considerar que estaban "invadiendo masivamente el espacio público". El pasado fin de semana los agentes municipales ya requisaron varias unidades a Line que estaban aparcadas en una zona peatonal del distrito el Marítim. La compañía de origen estadounidense desembarcó en la ciudad hace unos días, con unos doscientos patinetes.

Permiso municipal

Foto: Lime.
Foto: Lime.

La normativa de la ciudad -concretamente el artículo 12 de la ordenanza de Espacio público- exige que cualquier actividad que suponga una ocupación de las calles u otras vías requiere un permiso municipal. Un permiso que al parecer no han solicitado desde Lime. Aprovechando esta polémica, el Ayuntamiento también asegura que en dos semanas publicará un borrador de ordenanza municipal para regular la circulación de estos vehículos de movilidad personal.

Álvaro Salvat, country manager de Lime en España, confirma a Teknautas que de momento no ha recibido "ninguna notificación por parte del Ayuntamiento de Valencia".

El caso de Barcelona

Foto: Efe.
Foto: Efe.

La decisión de Ribó llega unos días después de una polémica similar en Barcelona. En este caso, el protagonista fue Wind, de la firma germana Bike Mobilty, el primer servicio de patinetes eléctricos compartidos que se pone en marcha en la Ciudad Condal.

La Guardia Urbana retiró cerca de cien de estos vehículos de movilidad personal porque esta actividad es incompatible con el último reglamento de circulación aprobado por el consistorio dirigido por Ada Colau. El servicio se había puesto recientemente en pruebas sin comunicárselo a las autoridades locales.

A diferencia de bicis y motos compartidas, los servicios de patinetes eléctricos, al estar considerados como vehículos de movilidad personal de tipo A y B, deben llevar "un máximo de dos personas" y estar siempre acompañados por un guía. En el caso de Madrid es diferente. Aunque tiene un proyecto de normativa que regula los espacios por donde pueden circular estos aparatos, no ha previsto qué hacer con estos servicios de bicis o patinetes compartidos.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios