Así es el Xperia XZ3: Sony también pone 'curvas' y se queda con una cámara
  1. Tecnología
intenta subirse de nuevo al carro

Así es el Xperia XZ3: Sony también pone 'curvas' y se queda con una cámara

El nuevo móvil de la compañía nipona incluye un menú lateral independiente en su pantalla de seis pulgadas que se despliega con dos toques

Foto: Así es el Xperia XZ3: Sony también pone 'curvas' y se queda con una cámara
Así es el Xperia XZ3: Sony también pone 'curvas' y se queda con una cámara

Sony ha seguido un año más fiel a la IFA de Berlín. Suele ser, junto al Mobile World Congress de Barcelona, su escenario predilecto para presentar sus nuevos ‘smartphones’. Por primera vez en unas cuantas ediciones que lleva presente en el cónclave de la capital teutona (la mayor feria de electrónica de consumo del Viejo Continente) se ha presentado con un solo dispositivo: el rumoreado Xperia XZ3. Se trata de un terminal con el que los nipones tratan de reverdecer viejos laureles y volver a enganchar al público que han ido perdiendo en los últimos tiempos.

El Sony Xperia XZ3 apuesta a los clásicos de la factoría nipona: pantalla y batería. Sin embargo, este año han sorprendido con una novedad nada menor en su diseño: pantallas curvas. Sí, pantallas curvas. De la misma manera que las que lleva Samsung metiendo a sus teléfonos desde el Galaxy S6 Edge. Es decir, desde 2015. Y también cuentan con un menú lateral desplegable (Side Sense) para que este elemento no quede como algo ornamental, como un precioso pero inservible huevo de Fabergé.

Foto: ¿Vas a comprar un móvil, portátil o TV nueva? Por qué debes esperar unos meses

El huevo de Fabergé

Es cierto que las pantallas curvas no sorprenden tanto como entonces. Ya no producen ese deseado y perseguido efecto ‘WOW’. Pero esta silueta, menos pronunciada que en los Galaxy de Samsung, le sienta bien al nuevo teléfono de Sony por lo visto en las imágenes del producto. Dando dos toques en esa zona se despliega el mencionado menú lateral que, prometen, aprende de tus usos y se adapta dependiendo el momento del día.

También han reducido un poco más los marcos si lo comparamos con los modelos presentados en febrero. El Xperia XZ3 mantiene la resistencia IP68 al agua, tiene 193 gramos de peso y 9,9 gramos de grosor, así como cristal templado Corning Gorila Glass 5 como ingrediente para el armazón, que cuenta con bordes metálicos.

Un menú lateral que sale de una ligera pantalla curvada… ¿Esto lo hemos visto antes, no?

Gracias a ello han podido meter en este terminal, sin disparar sus medidas, un panel OLED de seis pulgadas de diagonal. La resolución se queda en QHD+ y cuenta con compatibilidad con contenidos HDR, así como las tecnologías de imagen propias de Sony como Triluminos y X-Reality y Bravia.

Una sola cámara

Aparte de estos cambios, nos encontramos con un terminal que sobre el papel se muestra un tanto conservador. Un punto que traerá debate es el de decidir apostar por una única cámara a estas alturas de la película. No hay que olvidar que Sony es la marca de referencia en sensores de fotografía para móviles. En febrero presentaron en el MWC un prototipo prometedor pero parece, por lo visto en IFA, que no está listo o que se lo reservan para una renovación aún mayor del terminal.

Sea como sea, tenemos un único sensor de 19 megapíxeles. Capaz de ofrecer una sensibilidad ISO de 12800 en fotos y de 4000 en vídeo, con unas capacidades de grabación que alcanzan el 4K HDR.

Sorprende que con la mano que tiene Sony con los sensores, no veamos una cámara doble

Entre las virtudes de este cámara el disparo predictivo, la cámara lenta a 960 fps en FULL HD, el autoenfoque láser y el escáner 3D que ya conocimos en la pasada IFA.

La cámara delantera se queda con 13 megapíxeles. Aquí sí tenemos modo retrato, que funciona por ‘software’, y aunque hay que esperar a los resultados, los precedentes hacen dudar de que sea capaz de alcanzar al rey de esta categoría, el Pixel 2 XL, que a pesar de tener un único sensor tiene detrás una potente solución de software.

Snapdragon 845 y 4GB de RAM

El motor es el Snapdragon 845, el mejor procesador de Qualcomm que esta semana ha tenido su momento de gloria después de que Xiaomi lo calzase en el Pocophone, un terminal de 300 euros. Viene jalonado con 4GB de RAM y 64 gigas de almacenamiento interno, ampliables por microSD hasta los 512.

Sin pegas en el Snapdragon 845, aunque la configuración de 4GB de RAM puede saber a poco

Cuenta con USB tipo C, 3.300 mAh de batería, carga rápida e inalámbrica. No tiene jack para auriculares y en ese apartado, el del sonido, repiten lo de añadir un motor de vibración para acompañar el sonido en piezas de vídeo, canciones o videojuegos, además de ofrecer sonido de alta resolución.

Una franja complicada

El software con el que aterrizará en el mercado, algo que ocurrirá previsiblemente en el último trimestre, será Android 9 Pie. Cuenta con conectividad wifi, LTE cat18 así como NFC, bluetooth 5.0 y lector de huellas en la parte trasera.

Habrá que esperar para conocer el precio. Sin embargo, los nipones tendrán que ajustarlo mucho para hacer frente al empuje de terminales chinos como el OnePlus 6, los recién aterrizados (en España) Oppo, el Mi Mix 2S o el Mi8, entre otros. Este Xperia X23 compite una categoría francamente abarrotada y hay que ver si logra arañar algo. Lo tiene difícil, la verdad.

Sony Mobile Samsung Galaxy Electrónica Xiaomi Android OnePlus Móviles chinos Qualcomm
El redactor recomienda