JOsé Luis ábalos comparece hoy en el congreso

El 'lobby' de las VTC calienta la guerra del taxi: exige al Gobierno frenar otra huelga

La patronal de las VTC, Unauto, exige por carta al ministro del Interior establecer un plan para evitar un nuevo caos como el vivido en julio. José Luis Ábalos dará hoy explicaciones en el Congreso

Foto: El ministro de Fomento, José Luis Ábalos. (EFE)
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos. (EFE)

Regresa el conflicto del taxi que sumió en el caos a las grandes capitales españolas en julio. Y lo hace con un primer movimiento del 'lobby' de Uber y Cabify. La patronal de las VTC, Unauto, ha remitido una carta al ministro del Interior exigiendo un plan para frenar posibles nuevas movilizaciones como las que paralizaron varias ciudades hace mes y medio. El documento, que no se ha hecho público hasta ahora, está dirigido al ministro Fernando Grande-Marlaska y fue entregado este martes, según confirma Interior. Llega en un momento clave: solo un par de días antes de que su homólogo en Fomento, José Luis Ábalos, se disponga a dar explicaciones en el Congreso sobre su plan para solucionar el enfrentamiento.

En la carta, a la que ha tenido acceso Teknutas, el presidente de Unauto, Eduardo Martín, señala el "escenario de hostilidad e inseguridad que pueden volver a vivir las grandes ciudades si el sector del taxi cumple sus amenazas de movilizarse en septiembre si no se satisfacen sus demandas".

La patronal de las empresas VTC solicitó al ministro del Interior el pasado 7 de agosto una reunión para abordar el asunto: ¿existe un plan para evitar otro caos circulatorio como el vivido en julio? ¿Se pondrán en marcha medidas de seguridad para prevenir altercados y proteger la seguridad de los conductores VTC? Esta nueva misiva confirma que no recibieron ninguna respuesta de Interior (puedes leerla aquí al completo o en las imágenes debajo).

La huelga de julio se saldó con tres taxistas detenidos y más de 60 denuncias investigadas, según datos de la policía. Unauto asegura que hubo un total de 160 denuncias. Miles de personas se quejaron en en redes sociales de las movilizaciones de los taxistas, acusándoles de transformar una huelga en "secuestro" y recriminando al Gobierno no tomar medidas. Con esta carta, Unauto quiere ahora señalar al ejecutivo y, de paso, proteger sus intereses.

Los taxistas bloquean el Paseo de la Castellana durante la huelga del pasado julio. (Reuters)
Los taxistas bloquean el Paseo de la Castellana durante la huelga del pasado julio. (Reuters)

"Esta presión violenta ha sido premiada por el Gobierno cediendo al interés particular y proteccionista del sector del taxi, en detrimento del interés general de la ciudadanía. [...] Respetamos y defendemos el derecho legítimo a la huelga, pero, bajo ningún concepto, este puede coartar la vida de la ciudad [...] Nuestros ciudadanos y ciudadanas verían inadmisible que se volviera a cercernar su Derecho a la Ciudad, porque el Estado no haya preparado un plan que los proteja a pesar de las públicas y reiteradas amenazas de determinados grupos de poder del taxi", explican.

Está por ver si habrá otra huelga o no en septiembre, todo dependerá de la respuesta de Fomento, pero las probabilidades de que esta se produzca son ahora mismo altísimas. "¿Que si veremos huelga? Buf, creo que no nos salva nadie", asegura una fuente del ministerio. "Pero no tanto porque lo que vayamos a proponer no les guste, sino porque una parte del taxi quiere conflicto sí o sí", añade. Se refiere a Élite Taxi, la asociación mayoritaria en Barcelona (agrupa al 20% de los taxistas allí) y a Plataforma Caracol, dos agrupaciones que se convirtieron en la cara visible del conflicto en julio.

"Si se aprueba un Real Decreto para transferir a las CCAA a sabiendas de que se supera con creces el 1/30 y no se ponen medidas para que ese ratio se cumpla, nos parecería puro maquillaje para intentar contentar al sector. Iríamos directos a la calle", explica a Teknautas Saúl Crespo, portavoz del Comité de Huelga y miembro de Plataforma Caracol. Y no es un farol. Crespo es el mismo representante que en un audio interno arengó a miles de taxistas a continuar la huelga en julio al grito de "estamos intentando contactar con él [Pedro Saura, secretario de Estado de infraestructuras] y aquí no quedan ni las ratas. ¡Ni las putas quedan en Fomento!".

"¿Que si veremos huelga? Buf, creo que no nos salva nadie", asegura una fuente de Fomento. "Una parte del taxi quiere conflicto sí o sí"

Saúl prefiere dejar atrás las tensiones de julio y señala que ahora el taxi está "más unido que nunca, somos solo uno", en referencia a las diferencias que han existido entre asociaciones como Fedetaxi, Antaxi o Elite Taxi. "Ahora buscamos lo mismo, una transferencia efectiva a las CCAA", remata. Todo lo que no pase por esa salida llevaría directamente a una huelga indefinida. Eso es justo lo que quiere evitar José Luis Ábalos, y hoy mismo se juega su primera baza.

Decretazo (o no)

El ministro de Fomento comparecerá esta tarde a las 16:00 horas en el Congreso a petición propia (aunque también solicitado por PP y Ciudadanos) para explicar las medidas que tiene pensado poner en marcha. Fuentes del sector del taxi y las VTC consultadas no albergan esperanzas de que Ábalos ofrezca hoy pistas concretas de su plan. Eso debería ocurrir la semana que viene en las primeras reuniones de negociación y con un borrador de la hoja de ruta sobre la mesa. Pero sí esperan que, al menos, confirme o no la idea inicial que adelantó en julio: ordenar un 'decretazo' (otro más) para transferir a las CCAA las competencias y que sean estas, junto con los Ayuntamientos, las que exijan una licencia urbana adicional a las empresas VTC. Sería el final de Uber y Cabify tal y como los conocemos y la victoria del conocido como 'reglamento Colau' que ha generado esta nueva fase del conflicto.

El problema es que, diga lo que diga Ábalos y haga lo que haga, el Gobierno ya se ha metido en un callejón sin salida con las promesas realizadas que, difícilmente, va a poder cumplir.

El ministro del Interior, Fernando Grande- Marlaska (d) y el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura. (EFE)
El ministro del Interior, Fernando Grande- Marlaska (d) y el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura. (EFE)

Si Fomento recurre a la figura del decreto-ley y modifica la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT) para transferir competencias a las CCAA se encontrará con un gran berenjenal jurídico. "Sería una medida anticonstitucional. El decreto-ley está pensado para situaciones de "urgente necesidad", y es obvio que eso no se cumple en este caso. Se lleva regulando el sector desde los 90, no hay necesidad inminente. La única vía para transferir con base jurídica es a través de una Ley Orgánica, y eso requiere mayoría en el Congreso y en el Senado, algo inalcanzable hoy en día para el ejecutivo", explica a Teknautas el catedrático de derecho administrativo de la Universidad Complutense Santiago Muñoz Machado, autor del informe jurídico presentado en julio por Unauto a Fomento.

Dicho de otra forma: si el Gobierno recurre a un 'decretazo' al día siguiente tendrá sobre la mesa una retahíla de recursos ante el Tribunal Constitucional de las empresas VTC y, probablemente, la CNMC. Y vuelta a la casilla de salida. Aún así, suponiendo que lo haga, tendrá que resolver el problema de la financiación que exigen las CCAA para aceptar ese traspaso de competencias. Una finnaciación que serviría, entre otras cosas, para rescatar con dinero público las licencias VTC concedidas todos estos años de forma legal. ¿Rescatar al taxi (y a los inversores millonarios de las VTC) con dinero de todos los contribuyentes? Demasiado difícil de vender.

El Gobierno puede optar por otra vía: pagar ese rescate con el dinero que recaude de un 'hachazo' fiscal al taxi. Y no es tan descabellado. "Si nos prometen que quitan todas las VTC sobrantes y se queda en 1/30, lo valoraríamos. De hecho, mira, me lo voy a apuntar y hasta lo vamos a proponer", dice a Teknautas Nacho Castillo 'Peseto Loco', otro de los instigadores del conflicto y representante de Plataforma Caracol.

Nacho Castillo 'Peseto Loco', otro de los representantes de Plataforma Caracol. (EFE)
Nacho Castillo 'Peseto Loco', otro de los representantes de Plataforma Caracol. (EFE)

"Hay otra opción que sería aprobar un Real Decreto, y no un Decreto-Ley, para modificar el reglamento que complementa a la LOTT y lograr así que sea el Estado el que exija la licencia urbana extra, y no las CCAA o los ayuntamientos. Pero sería igualmente complejo", señala Muñoz Machado. En definitiva, todo lo que no resulte en la transferencia de compentencias a las comunidades se va a encontrar con la misma respuesta por parte del taxi: huelga.

"Dado el laberinto jurídico, creo que lo más lógico sería crear una gran mesa de movilidad en la que participen todos. Taxis, VTC, consumidores, Estado, CCAA, ayuntamientos, CNMC... Ahí empezaríamos de cero. La gran mayoría del taxi estaría a favor, solo hay un puñado de radicales a los que les interesa que continúe el conflicto", explica una fuente del sector de las VTC que participa en las negociaciones con Fomento. Al otro lado, la mesa de movilidad suena a chiste. "Queremos lo que nos prometieron. Un decreto-ley para transferir competencias y hacer que se cumpla el 1/30", zanja Alberto 'Tito' Álvarez, portavoz de Élite Taxi. "¿Usar la fiscalidad del taxi para negociar? No creo ni que se atrevan. Le diríamos a la gente que nos intentan chantajear. Entonces sí que se va a liar la III Guerra Mundial".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios