Ya ha cerrado la compra de 80.000 coches

El ejército de taxis autónomos de Google que llevará al paro (de verdad) a los taxistas

Waymo, la unidad de coches autónomos de Google, se prepara para estrenar este año su servicio comercial de taxis autónomos. Ya cuenta con 600 vehículos y subirá hasta 80.000

Foto: El nuevo centro de operaciones de Waymo en Arizona. (Waymo)
El nuevo centro de operaciones de Waymo en Arizona. (Waymo)

Ni Uber, ni Cabify ni las VTC. El verdadero enemigo de los taxistas aún no ha llegado a España pero cuando lo haga nos vamos a reír de la actual "guerra del taxi". Waymo, la unidad de Google dedicada a desarrollar coches autónomos, ha revelado hoy nuevos datos y fotos de uno de sus centros de operaciones en Arizona y confirmado una promesa: antes de final de año estrenará en EEUU su servicio comercial de taxis autónomos, convirtiéndolo en el primero de este tipo en todo el mundo. Ya cuenta con 600 vehículos y ha cerrado órdenes de compra de hasta 80.000 coches más. Mientras en España nos enredamos con Decretos Ley y huelgas, en Silicon Valley ya van como un rodillo con el taxi autónomo.

Waymo es el resultado de un proyecto de Google que nació en el 2009 para investigar y desarrollar coches autónomos bajo la dirección del propio cofundador de la compañía, Sergey Brin. Arrancó con 15 ingenieros y la cosa no ha ido mal: ahora son varios cientos (Google no revela el número exacto) y firmas de inversión como UBS o Morgan Stanley sitúan su valoración entre 135 y 175 millones de dólares, con una tecnología "muy por delante de todos sus competidores", aseguran.

Waymo inició el año pasado un programa de prueba de sus coches y rutas en 25 ciudades de EEUU. Pero donde más tests ha realizado es en Phoenix. Allí, alrededor de 400 personas se han dado de alta a su proprama "Early Rider", según revela The Verge. Estos usuarios pueden subirse gratis a los taxis autónomos de Waymo para rutas predeterminadas: ir a la escuela con los hijos, al gimnasio, al trabajo...

Los coches van siempre con un acompañante de la empresa por medidas de seguridad y por tratarse de un periodo de prueba. Waymo tiene planes de lanzar el servicio comercialmente antes de final de año y empezar a cobrar por él en varias ciudades del país.

Uno de los taxis autónomos de Waymo.
Uno de los taxis autónomos de Waymo.

Está por ver qué ciudades serán y cuál será el coste de las rutas, pero lo que está claro es que Google va muy en serio con Waymo. En el análisis reciente llevado a cabo por UBS, la firma comparó el número total de millas recorridas en carreteras públicas en Califonia por la subsidiaria del buscador frente a la competencia (General Motors, Nissan, Tesla, BMW, Ford o Mercedes-Benz, entre otros), y la diferencia es abismal.

Hasta el pasado mayo los vehículos de Waymo habían recorrido casi 2,5 millones de kilómetros (1,5 millones de millas), frente a los apenas 400.000 kilómetros de toda la competencia. No hay datos agregados de la compentencia en EEUU, pero sí de Waymo, que asegura haber recorrido casi 13 millones de kilómetros con sus coches (8 millones de millas).

El dato es crucial porque recorrer más kilómetros significa recabar más datos y esos datos son fundamentales para desarrollar el software y los algoritmos que controlan el coche. De ahí que la valoración de Waymo se haya disparado. La compañía puede ingresar por cada viaje y el servicio en sí, pero también por licenciar ese 'software' que ahora mismo nadie tiene tan perfeccionado.

(Waymo)
(Waymo)

Por supuesto, Google y Waymo tendrán que cumplir sus promesas, y no será fácil. La inversión necesaria para lograr un servicio de taxis autónomos en múltiples ciudades de EEUU será bestial. La tecnología debe ser casi infalible para evitar accidentes, y los vehículos de Waymo ya los han sufrido. Uno de ellos se puede ver en el vídeo debajo, grabado desde dentro de un vehículo autónomo de la compañía. La colisión se produce por un accidente en el carril opuesto (aquí más imágenes), por lo que ni tuvo ninguna culpa ni era sencillo de evitar. Es un punto a su favor: ninguno de los accidentes de Waymo ha resultado en víctimas mortales, algo que sí sucedió con el coche autónomo de Uber.

De momento, Waymo ya ha cerrado la compra de 62.000 Chrysler Pacifica híbridos y 20.000 Jaguar i-pace eléctricos. La expansión internacional tardará en llegar, pero es posible que otros fabricantes, tal vez usando el 'software' de Waymo, lo intenten antes en Europa. Ya no es una cuestión de si ocurrirá, es una cuestión de cuándo. Si Uber o Cabify no matan antes al taxi tradicional, los coches autónomos lo harán.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios