ESTARÍAN PREPARANDO UN BUSCADOR CENSURADO

Los empleados de Google se rebelan contra los planes de la empresa en China

Cientos de trabajadores de Google han firmado un manifiesto contra las intenciones del gigante de internet de lanzar un motor de búsqueda censurado en China

Foto: Exterior de las oficinas de Google en Pekín (Reuters/Thomas Peter)
Exterior de las oficinas de Google en Pekín (Reuters/Thomas Peter)

Tal y como reveló The Intercept el pasado 1 de agosto, Google habría estado trabajando en un motor de búsqueda exclusivo para China llamado ‘Dragonfly’, con la particularidad de que bloquearía todas las webs que las autoridades de Pekín tienen en su lista negra, así como cualquier asunto relacionado con derechos humanos, democracia, religión o protestas pacíficas.

El buscador, que podría entrar en funcionamiento en menos de un año, ya habría sido presentado por Google a las autoridades chinas con una versión de prueba que incluye todas las censuras. Con esas premisas, cientos de empleados del gigante de internet han firmado una petición de protesta contra el proyecto que había sido llevado en secreto hasta el momento.

La carta ha sido publicada por Buzzfeed y comienza de la siguiente manera: “Para hacer elecciones éticas, los trabajadores de Google (Googlers) necesitamos saber qué estamos construyendo. En este momento, no lo sabemos. Así que, los abajo firmantes, pedimos un código amarillo sobre ética y transparencia en Google”.

La censura china y Google, cara a cara (Reuters/Aly Song)
La censura china y Google, cara a cara (Reuters/Aly Song)

Un código amarillo es un proceso habitual en el mundo de la ingeniería para procesos de larga duración y que pueden afectar a múltiples grupos. Según la carta de los empleados de Google, el código amarillo debe incluir un ejecutivo responsable del proyecto, el propietario global, una lista clara de objetivos que deben resolverse antes de cerrar el proceso y actualizaciones semanales a las partes interesadas sobre cualquier asunto importante.

La rebelión del empleado tecnológico

Esta petición de los trabajadores para que su empresa siga unos estándares éticos en sus proyectos no es la primera que se da en el mundo tecnológico. De hecho, miles de empleados de Google ya firmaron otra carta meses atrás contra el uso de la inteligencia artificial de Google en la ayuda a los ataques militares con drones. En junio, la empresa decidió no renovar el acuerdo con el ejército.

La política de Google ha dado un giro radical: quiere volver a un mercado de 1200 millones de personas

Pero no sólo Google sufre la insubordinación de sus trabajadores por motivos éticos. También en junio de este mismo año los empleados de Microsoft solicitaban a sus directivos la cancelación de su contrato con la agencia de inmigración por ser ‘éticamente problemática’ y después de que la Administración Trump haya puesto en práctica su ‘tolerancia cero’ en materia inmigratoria.

Google vuelve al gigante asiático

Google abandonó China en 2010 después de que hackers del país asiático intentaran entrar en las cuentas de Gmail de activistas por los derechos humanos. Entonces, el buscador dejó de censurar y las autoridades chinas bloquearon la mayoría de los servicios del gigante de internet, que finalmente se retiró del país.

Ahora, la política de Google ha dado un giro radical y quiere entrar de nuevo en un mercado tan enorme como el que suponen 1200 millones de personas. Y no es el único, ya que otras empresas tecnológicas están dispuestas a soportar la vigilancia (y censura) de las autoridades chinas con tal de hacerse con una parte de tan suculento negocio.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios