lo de las apps de google no gusta en bruselas

Google se lleva la mayor multa de la historia de la UE por su abuso de poder en Android

Tras casi tres años de investigación, la comisaria de competencia anuncia una multa de 4.340 millones de euros a la compañía estadounidense por abuso de poder dominante en Android

Foto: Reuters
Reuters

Bruselas ha dado un enorme tirón de orejas a Google. Lo ha hecho porque considera que las normas que impone a los fabricantes que utilizan Android en sus terminales son constitutivas de abuso de poder. El castigo que ha dedicido imponer la UE a la firma responsable del sistema operativo ha sido, nada más y menos, que la mayor multa que ha impuesto en su historia. Una cifra, nada baladí, de 4.340 millones de euros.

La decisión llega tras varios años de investigación y, aunque estaba previsto que se resolviese antes de iniciar el 'parón' del mes de agosto, su anuncio se pospuso, entre otras cosas, por las tensiones con la Administración Trump. Se decidió postergar a después de la cumbre de la OTAN para no crear (aún) más tiranteces de las existentes.

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha sido la encargada de anunciar la sanción hoy a las 13.00 horas. "Multa de €4.340 millones a Google por tres tipos de restricciones ilegales en el use de Android. Así ha cimentado su poder dominante como buscador. Negando a sus rivales una oportunidad para innovar y competir en sus méritos. Esto es ilegal bajo la legislación europea. Ahora Google tiene que parar".

La reacción de Google no se ha hecho esperar: "Android ha creado más opciones para todo el mundo, no menos. Un ecosistema pujante, rápidas innovaciones y precios más bajos son distintivos clásicos de una fuerte competencia. Recurriremos la sentencia de la Comisión", ha dicho un portavoz en un comunicado a medios. Poco después Sundar Pichai, CEO de la compañía, ha publicado un post en el que señala que "la decisión [de la Comisión] ignora el hecho que los móviles Android compiten con los teléfonos con iOS", confirmando también la decisión de recurrir la multa.

No hay que olvidar que sobre el papel, este tipo de castigos pueden llegar a alcanzar hasta un 10% del negocio global de una compañía, lo que en el caso de Alphabet, la matriz de Google, supone 94.000 millones de euros. Para hacernos una idea la sanción a la que hará frente Google, con 4.340 millones de euros, es casi la misma cantidad de la que disponía hasta ahora el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (4.539 millones) para este 2018.

¿Por qué multan a Google?

Aunque la investigación arranca en 2015, en 2016 las instituciones comunitarias remiten el primer pliego a la compañía con las acusaciones. Desde Bruselas se sostiene que la decisión de obligar a los fabricantes como Huawei, LG, Xiaomi o Samsung a preinstalar por defecto su motor de búsqueda responde a una maniobra para salvaguardar su negocio de publicidad, vulnera los principios de competencia y afecta, finalmente, a los consumidores.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager (Efe).
La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager (Efe).

La UE considera que las 'apps' que obliga Google a utilizar si un fabricante quiere utilizar Android, como puede ser el motor de búsqueda de Google, Gmail o Google Maps, es algo que favorece sus servicios arbitrariamente y sus intereses. Además, la UE señala que Google prohíbe a estos mismos fabricantes a usar versiones del sistema operativo no aprobadas por la compañía (conocidos como 'forks'). "Los fabricantes tienen que comprometerse a no desarrollar o vender ni un solo móvil que contenga un fork de Android. La comisión ha encontrado que esta conducta era abusiva desde 2011, fecha en la que Google se convirtió en dominante en el mercado de los App Stores de aplicaciones".

El debate está servido. Google es el responsable del desarrollo de Android y luego lo pone al servicio del resto de fabricantes, que aunque pueden hacerlo suyo y diferenciarlo de sus rivales con capas de personalización, se ven obligados a incluir por defecto una serie de 'apps' y otros de sus servicios, como puede ser su motor de búsqueda, Google Maps, YouTube, Play Store o Gmail. Bruselas ha tomado partido, considerando que esto es abuso de poder.

Que Android obligue a los fabricantes a presintalar las apps de Google es lo que ha sido multado

Otra de las cosas que la Comisión considera inaceptable es la práctica de ofrecer pagos y otros incentivos financieros a los fabricantes de móviles que preinstalen el buscador de Google de forma exclusiva en todos sus terminales. "La investigación ha demostrado que un buscador rival habría sido incapaz de compensar a un fabricante de móviles u operador por la pérdida de ingresos recibidos de Google, logrando un beneficio a la vez. Esto es porque incluso si el buscador rival fuera instalado solo en algunos terminales, tendrían que compensar al fabricante o al operador por la pérdida de ingresos que habrían recibido de Google en todos sus dispositivos".

La Comisión exige ahora a Google que cese en su conducta ilegal poniendo en marcha medidas efectivas en un plazo de 90 días tras la decisión de hoy. "Si Google falla, tendrá que pagar hasta un 5% de los ingresos diarios mundiales de Alphabet, la matriz de Google".

¿Cambios en Android?

Android P (Foto: Enrique Villarino)
Android P (Foto: Enrique Villarino)

Las consecuencias, más allá de la carga en las cuentas de la compañía que supone esta multa, pueden venir en los cambios que tenga que realizar en Android para ajustarse a las normas comunitarias. Algo que podría abrir la puerta, sobre el papel, a nuevos dispositivos de estos fabricantes utilizando otro sistema operativo o con 'apps' presintaladas que no sean las de Google. Y decimos sobre el papel, porque este tipo de aventuras y experimentos de 'software', al menos en el mercado europeo no han tenido gran recorrido nunca. Más alá de iOS y Android, poco parece quedar. No hay que olvidar como cayeron en desgracia Windows Phone, Simbyan, Jolla o FIrefox OS.

No hay que olvidar que Bruselas ya impuso el año pasado al buscador la que era hasta entonces su mayor multa, al sancionarle con 2.424 millones de euros por el caso de los privilegios que concedía a su plataforma Google Shopping. Una plusmarca en forma de sanción que hoy han pulverizado desde el departamento dirigido por Margrethe Vestager. Pero más haya del escozor que supondrá incluir esta cifra en la cuenta de resultados, el problema que se dibuja es si habrá cambios sustenciales en el sistema operativo, con más de un cuota de mercado, para adaptarse a los criterios de la Comisión.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios