Sus ingenieros ya trabajan en ello

Elon Musk tiene una solución para el rescate de Tailandia: crear un minisubmarino en 8h

Elon Musk asegura que sus ingenieros ya trabajan en construir una cápsula "del tamaño de un niño". Lo tendrán listo en unas horas para su envío a Tailandia

Foto: El millonario creador de Tesla y SpaceX, Elon Musk. (Reuters)
El millonario creador de Tesla y SpaceX, Elon Musk. (Reuters)

Máxima tensión en Tailandia ante el operativo de rescate para salvar a los 12 niños y su entrenador atrapados en una cueva desde hace casi dos semanas. Hace unas horas, y ante la bajada del nivel del agua, el gobierno tailandés ha anunciado que comienza la operación para sacar a los jóvenes de ahí. Pero mientras se efectua este intento con 18 buzos que ayudarán a los chicos a salir, en principio, buceando, el megamillonario Elon Musk, que envió un equipo de ingenieros a la zona para intentar ayudar, asegura que tiene una posible solución definitiva para el rescate: fabricar un minisubmarino con partes de un cohete Falcon 9. No solo cree que podría funcionar sino que sus ingenieros ya están trabajando en crearlo. Y asegura que lo van a tener listo en las próximas horas.

El viernes Musk confirmó que acababa de aprobar el envío de un equipo de ingenieros de SpaceX y The Boring Company a Tailandia para ayudar en las labores de rescate. En las últimas horas, el creador de Tesla ha anunciado en su cuenta de Twitter que había recibido buenas noticias de los expertos al frente del operativo. Aseguraba que estaban pensando en diseñar una especie de cápsula que "podría ser lo suficientemente segura". También barajaban un tubo inflable, pero esta opción "es menos probable que funcione, dado el complejo trazado" de la cueva. Pocas horas después, publicaba otro mensaje: ya estamos fabricando la cápsula, un "minisubmarino del tamaño de un niño".

"He recibido gran 'feedback' de Tailandia. La opción principal es básicamente un pequeño submarino del tamaño de un niño usando como material el tubo de transferencia de oxígeno líquido de un cohete Falcon 9. Es lo suficientemente ligero para ser llevado por 2 buceadores y lo suficientemente pequeño para pasar por los huecos tan estrechos de la cueva. Es extremadamente robusto", dice Musk.

Ante las preguntas de cientos de usuarios, Musk ha ido ofreciendo más información sobre el plan. Asegura que ya está trabajando en su construcción en Los Ángeles junto a su equipo de SpaceX. Calcula que pueden tenerlo listo en 8 horas. Enviarlo a Tailandia serían 17 horas adicionales.

¿Cómo van a arrastrar los buceadores el minisubmarino con un niño dentro? ¿Tendrá algún tipo de agarre en el frontal para tirar de él con cuerdas? Fueron otras de las preguntas que le lanzaron a Musk. Y parece que lo tienen previsto. "Tendrá 4 agarres en el frontal y otros 4 en la parte trasera. Dos conexiones con el tanque de oxígeno al frente y dos en la parte trasera, lo que permite tener de 1 a 4 tanques conectados simultáneamente, todos protegidos ante posibles impactos con cobertura secundaria en caso de que haya roturas con fuga de agua".

Varios usuarios le han preguntado si realmente está 100% confirmado que ese minisubmarino podrá circular por los angostos pasadizos de la cueva. "Sí". Es de suponer que él y su equipo han recibido planos exactos del interior de la cueva con mediciones del trazado. ¿Qué hay de la flotabilidad? ¿Cómo va a lograr que sea neutra y evitar que el aparato ascienda hacia el techo de la cueva o la superficie del agua? También bajo control, según Musk: "Tiene compartimentos segmentados para añadir piedras y ajustar la flotabilidad".

Musk, siempre a mitad de camino entre la genialidad y el marketing, también ha tenido hueco para las bromas. "¿Puedes añadir un MP3 para reducir el estrés?", le preguntaron. "Sí". Habrá que esperar para comprobar si él y su equipo cumplen la promesa de tener listo el submarino en 8 horas y enviado a Tailandia en las 17 siguientes. Y no solo eso: también comprobar que sea finalmente usado y, de ser así, que funcione.

Cada hora que pasa es vital. Todo apuntaba a que se intentaría un rescate el viernes de madrugada (hora española). Sin embargo, la operación fue retrasada por las autoridades por motivos de seguridad ya que los niños "aún no podían bucear", según anunció ayer por la noche Narongsak Osatanakorn, gobernador de Chiang Rai, la provincia en la que está la cueva. En las últimas horas todo ha dado un vuelco y los planes del gobierno pasan por sacar a los niños con la primera solución que se barajó: la del buceo, según informa desde Bangkok Laura Villadiego, corresponsal de El Confidencial.

Parte del equipo de rescate. (EFE)
Parte del equipo de rescate. (EFE)

Sacar a los niños y su entrenador de la cueva es una tarea altamente compleja, ya que se encuentran varios kilómetros tierra adentro, en una zona abrupta con muchos desniveles. El trayecto incluye varias cámaras inundadas y un terraplén por el que los niños tendrían que escalar. Para un buceador experimentado, el trayecto lleva entre 6 y 11 horas, probablemente más en el caso de los niños. El nivel del agua es uno de los factores determinantes, ya que puede dificultar el trayecto y afectar también a las corrientes dentro de la cueva. Otra de las principales preocupaciones es el nivel de oxígeno dentro de la cueva, que había caído al 15 por ciento, cuando lo normal es de un 21 por ciento.

Si el plan de los buceadores no funciona, la idea de Musk de usar un minisubmarino está sobre la mesa, pero no es la única. Otro plan pasa por perforar un túnel que llegara hasta los menores, algo similar a lo que se hizo con los 33 mineros chilenos que quedaron atrapados en una mina en 2010.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios