Es noticia
Menú
El trabajo de registrador al que Rajoy regresa tras 33 años se ha digitalizado: "Nada que ver"
  1. Tecnología
el expresidente tendrá que ponerse las pilas

El trabajo de registrador al que Rajoy regresa tras 33 años se ha digitalizado: "Nada que ver"

Nuevo 'software' o automatización de procesos son algunas de las innovaciones que el antaño presidente del Gobierno tendrá que aprender a marchas forzadas para ejercerlo bien

Foto: Mariano Rajoy observa a un ordenador durante una visita en 2015 (Reuters)
Mariano Rajoy observa a un ordenador durante una visita en 2015 (Reuters)

Después de 33 años bastante intensos, el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy retomó su plaza como registrador de la propiedad en Santa Pola, Alicante. Este funcionario público, ganador de dos elecciones generales en 2011 y 2016, solicitó una excedencia por servicios especiales el 29 de noviembre de 1985.

Quizá tengan la tentación de imaginarse a Rajoy de vuelta en Santa Pola. Dentro de ese edificio de la calle Soria cercano al puerto, sentado tras un escritorio lleno de montones polvorientos de papeles que examina, firma y rubrica con un sello previamente entintado por un cuervo. "Nada que ver", sentencia a Teknautas Sebastián del Rey, registrador desde hace 12 años en Olot, localidad gerundense de 34.000 habitantes, muy parecida en tamaño con la alicantina, de 31.300.

Foto: ¿Será éste planeta que orbita alrededor de GJ 436? (NASA)

El estereotipo es poderoso, y quizá por ello este registrador, que también da clase de Derecho Hipotecario, siempre lleva a sus alumnos a ver un registro real de 2018, para quitarles la fantasía y quizá, enhebrar su vocación. "Vienen y ven que son todo pantallas de ordenador, que hay una sala con cuatro servidores, que todo es electrónico", explica el registrador. El cuerpo de registradores tampoco tiene ya que ver con el último del que se despidió el expresidente. "Desde los años 80 en los que había 500 registros a los 1.100 que hay ahora, el cuerpo se ha rejuvenecido mucho: en las últimas promociones además, las mujeres ganan por goleada".

Desde 2005 pero especialmente en la última década, el Registro ha experimentado una evolución vertiginosa.

El cuerpo se ha rejuvenecido mucho: en las últimas promociones además, las mujeres ganan por goleada

Cuando Rajoy, el registrador más joven de España, dejó su plaza para centrarse en su puesto como presidente de la Diputación de Pontevedra, solicitar una nota simple podía ser un proceso tedioso que incluía sacar el libro, firmarlo y hacer todas las inscripciones a mano. Hoy es una tarea automática, sin papel de por medio y de resultados inmediatos. Como máximo, disponen de siete horas hábiles para expedirla.

La vida, por un lado, le resultará más sencilla al registrador Rajoy pero también tendrá que hincar los codos. Toda esta automatización exige un esfuerzo que sus compañeros en activo han hecho de forma gradual a lo largo de los años pero él tendrá que hacer de una sentada o dos. "Todas estas aplicaciones nuevas requieren una formación por nuestra parte", explica Del Rey, "aunque es cierto que tenemos apoyo del Colegio de Registradores, cursos presenciales, online... tanto para nosotros como para el resto del personal del registro".

El 'software' que hay que aprenderse

Un registrador de la propiedad hoy en día emplea, en primer lugar, una herramienta de gestión documental, en este caso Evoltia.

placeholder Captura de pantalla del sistema de gestión (Alfresco Enterprise)
Captura de pantalla del sistema de gestión (Alfresco Enterprise)

"Una de las innovaciones más importantes que tenemos es de 2015, a partir de la ley de coordinación con el catastro, y son todas las herramientas para la información geográfica, llamadas bases gráficas, que nos sirven para tener una correcta determinación del objeto del derecho", dice este registrador. La aplicación clave aquí se llama GeoBase.

placeholder

"Nos permite dibujar la finca en un plano con las coordenadas geográficas y saber dónde está la finca, qué superficie tiene, cuáles son los linderos... todo esto con unos procedimientos jurídicos", dice Del Rey. Por último, Rajoy deberá acostumbrarse a manejar con soltura el FLOTI y el FLEI, los ficheros localizadores de titularidades inscritas, algo clave de cara a la publicidad formal de los registros.

Pon un Mariano en tu 'start-up'

Aunque tradicionalmente estos equipos salían de la cantera del Derecho, hoy en día una oficina del Registro de la Propiedad tiene un carácter más heterogéneo. Es habitual que en los equipos haya ya un técnico en informática y, cada vez más, un experto en sistemas de cartografía. Sebastián del Rey estima que Rajoy se encontrará, además, con un equipo "muy bien formado en gestión de procesos o nuevas herramientas". Y lo más importante, con una mentalidad nada funcionarial. "Cada oficina es como una empresa: el registrador tiene que dirigir procesos, gestionar personas o reducir costes, es una parte muy bonita de la profesión".

Mariano Rajoy encargado de gestionar personas o reducir costes, ¡ver para creer!

placeholder Mariano Rajoy, en 2009, conversa con los trabajores de una empresa dedicada a la creación de juegos de ordenador en Vallecas (Diego Crespo / EFE)
Mariano Rajoy, en 2009, conversa con los trabajores de una empresa dedicada a la creación de juegos de ordenador en Vallecas (Diego Crespo / EFE)

"No dependemos de los Presupuestos Generales del Estado ni nada", abunda el registrador de Olot, "las inversiones que haya que hacer se hacen: esto permite adaptación tecnológica, permite acomodarse a las circunstancias del mercado... si falla un servidor, al día siguiente tenemos otro porque no nos podemos permitir el lujo de estar tres días parados".

En resumen, el presidente depuesto aterrizará en algo más parecido a una 'start-up' de gestión documental que al lóbrego despacho de Ebeneezer Scrooge. La mentalidad la tiene, a juzgar por sus célebres "tenemos que fabricar máquinas que nos permitan seguir fabricando máquinas" o "no podemos gastar más de lo que tenemos porque entonces tendremos que pedirlo prestado". Ahora a Rajoy sólo le hacen falta unos cursos para encajar como un guante en su nueva realidad.

O como él mismo dijo: "Haré todo lo que pueda y un poco más de lo que pueda, si es que eso es posible".

Después de 33 años bastante intensos, el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy retomó su plaza como registrador de la propiedad en Santa Pola, Alicante. Este funcionario público, ganador de dos elecciones generales en 2011 y 2016, solicitó una excedencia por servicios especiales el 29 de noviembre de 1985.

Tecnología Mariano Rajoy Innovación Trabajo
El redactor recomienda