NUEVAS TECNOLOGÍAS

De la telefonía a la ingeniería ferroviaria: las mentes que innovan en España

Te contamos el caso de cuatro españoles que tienen un objetivo común: perseguir la excelencia para demostrar que se puede tener éxito con la innovación

Foto:

En España se innova, se crea, se investiga. A pesar de las dificultades y de la fuga de cerebros, todavía se sigue apostando por el desarrollo e incluso ya existen casos de científicos e ingenieros que, después de años fuera de nuestras fronteras, han emprendido el camino de retorno para continuar con esa labor.

Ingenieros que han abandonado la ESA para perseguir carreras en la industria del videojuego, aeropuertos en zonas despobladas que se sitúan a la cabeza de Europa en mantenimiento de aeronaves, desarrollo de telefonía móvil desde cero…Hay numerosos ejemplos que demuestran que, a pesar de no contar con un Silicon Valley, en nuestro país también hay lugar para el emprendimiento.

Los casos que señalamos a continuación tienen un denominador común: perseguir la excelencia y demostrar que se puede tener éxito con la innovación.

Descongelar agujas del tren a distancia

España sigue siendo presa de grandes nevadas o de inclemencias que ponen en peligro las infraestructuras comunicativas. En el ámbito ferroviario, por ejemplo, una helada puede dejar fuera de juego una línea si un cambio de aguja no funciona y no permite que un tren siga la ruta que tenía establecida.

Cesáreo González, máximo responsable de Telice, dirige una empresa cuasi familiar —“somos como Astérix y Obélix”, bromea— que ha desarrollado una tecnología para controlar a distancia las piezas de los cambios de aguja. Y todo gracias a un equipo de I+D compuesto por tres personas que se formó unos años atrás. La ventaja competitiva de esta empresa reside en la tecnología que aplica para poder medir y controlar a distancia el estado de los espadines, las piezas responsables de cambiar la dirección de un tren. Gracias a unos sensores que miden la temperatura ambiental, la del carril y el grado de humedad pueden calcular si existe riesgo de helada. De ser así, activan los mecanismos que permiten calentar dichas piezas.

Gracias a unos sensores que miden la temperatura ambiental, la del carril y el grado de humedad pueden calcular si existe riesgo de helada

“No diría que estamos a la cabeza del desarrollo de esta tecnología pero sí que estamos en el vagón de cabeza”, afirma González. Telice ha logrado implantar su tecnología en el tramo de Valladolid - León de alta velocidad y hará lo mismo en la ramificación de Venta de Baños hasta Burgos; debería estar listo a finales de 2018.

Telice todavía no ha exportado su tecnología fuera de España, aunque ha tenido “ofertas de otros países”. En España opera en más de 20 estaciones repartidas entre Madrid, País Vasco y el noroeste de la península.

El mayor mecánico de aviones está en Teruel

Alejandro Ibrahim, es el director del aeropuerto de Teruel y vicepresidente del clúster aeronáutico de Aragón. Este aeródromo se ha convertido, con el paso de los años, en un 'hub' donde se han instalado diversas empresas para llevar a cabo proyectos de diferente pelaje. Hay una escuela de drones, bancos de pruebas para motores cohete, formación para pilotos y, su actividad principal, el estacionamiento y mantenimiento de aeronaves. “Estamos proyectando un hangar doble para poder trabajar con el Airbus A380”, explica Ibrahim. Este ingeniero aeronáutico recuerda que esa es la principal actividad del recinto. “Nos centramos en un mantenimiento que lleva unas 6.000 horas de trabajo entre 15 personas”, ilustra.

Trabajos de desguace de aviones en el aeropuerto de Teruel. (EFE)
Trabajos de desguace de aviones en el aeropuerto de Teruel. (EFE)

Después de cinco años operando vuelos comerciales, el aeropuerto de Teruel ha crecido "de manera exponencial con una gestión bajo demanda de las instalaciones y plantendo nuevos modelos de negocio”. La apuesta, aunque arriesgada, ha dado sus frutos. Así lo demuestran las diez empresas que ya se han instalado en la zona para desarrollar su actividad.

Competir con Apple o Samsung

El sector de la telefonía móvil se ha convertido, con los años, en un oligopolio en el que unas pocas marcas se reparten todo el pastel. Apple, Samsung, LG, Huawei, Xiaomi o OnePlus son los comensales pero en este mercado BQ ha logrado competir de tú a tú con estas grandes empresas. Su propuesta pasa, además, por desarrollar gran parte del producto dentro de nuestras fronteras.

“Todo el proceso de diseño y desarrollo se realiza en España”, explica Iván Castro, 'product manager director ' de la firma española con sede en Las Rozas. Después de definir el producto (qué teléfono se busca, con qué tecnologías, a qué precio...) se pasa a una primera fase de diseño industrial “en la que se deciden las formas, los materiales, si la carcasa trasera será de metal, plástico o cristal” que se realiza “al 100% en España”.

En el proceso de diseño industrial además de en España, también se trabaja en otros países por una cuestión de agilidad en los tiempos. Pero hay una parte de ese proceso que se realiza íntegramente en nuestro país: “Una vez escogidos los materiales se trabaja en la distribución interna. Qué piezas tengo y cómo las coloco: dónde pongo la cámara, cómo disipo el calor…”.

El último componente del diseño de un teléfono móvil, el sistema operativo, también se lleva a cabo desde Las Rozas y, una vez finalizado, se manda a China para que sea el fabricante el que lo inserte en la memoria interna del teléfono.

¿Qué ventajas le otorga a BQ trabajar en España? Para Castro, se puede resumir en varios puntos esenciales: “Estamos cerca del mercado español y escuchamos a nuestros clientes, lo que nos permite ofrecerles productos muy centrados en sus necesidades y peticiones. Además, el hecho de diseñar los dispositivos en España nos permite controlar el software al 100% y garantizar que son 100% seguros”. Para este ingeniero, el solo hecho de ser la única empresa de Europa capaz de desarrollar telefonía móvil desde cero ya es “un pequeño orgullo”. Además, añade, la compañía "fomenta el crecimiento de la tecnología" y "es una referencia para los ingenieros que quieren diseñar electrónica de consumo aquí en España, lo que ayuda a retener el talento".

Del espacio a la consola

Es probable que Alejandro Santiago hubiera cumplido el sueño de muchos ingenieros de software: lograr un trabajo cerca de las estrellas. Más en concreto, en la Agencia Espacial Europea (ESA), donde trabajó en el desarrollo de software en la oficina que la agencia tiene en Holanda y en Alemania.

Una imagen del juego 'Dimension Drive'.
Una imagen del juego 'Dimension Drive'.

De 2006 a 2016 Santiago tenía un trabajo soñado. Pero le faltaba algo. “Decidí que era el momento de buscar nuevos retos y fundé con un amigo 2Awesome Studio, un estudio independiente de videojuegos”, explica a El Confidencial. Su primer juego, Dimension Drive, un 'shooter' espacial, ha aparecido ya en ordenadores de sobremesa así como en Nintendo Switch; el equipo de 2Awesome Studio sigue trabajando para tener listas versiones en otras plataformas.

Santiago cree que la administración debería dar un empujón a la innovación y que, ante la ausencia de iniciativa, destacan algunas apuestas locales. “Creo que en España ahora mismo no se dan las condiciones necesarias para fomentar la innovación. Aunque opino que se está trabajando bien a modo local. Algunos ejemplos de ello son Barcelona y Málaga. Son capaces de atraer 'startups' y grandes compañías tecnológicas con iniciativas como el 22@, Barcelona Tech City. O las sinergias que crea el Mobile World Congress, donde tanto el Ayuntamiento y la Generalitat reman en una misma dirección. Málaga se ha convertido en una gran factoría de software del sur de Europa, donde muchas grandes tecnológicas están creando centros capaces de atraer talento atraídos por la calidad de vida, entre otros factores”.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios