LO MÁS BIZARRO DE COMPUTEX

La loca (e ingeniosa) tecnología que asombra en Asia: esto tiene que llegar ya a España

Computex, la mayor feria de la región, se centra en la informática pero deja un hueco a pañales conectados, reproducción de música a través de los huesos y robots camareros

Foto: Un asistente a la feria Computex, en Taiwán. (Reuters)
Un asistente a la feria Computex, en Taiwán. (Reuters)

Es probablemente la más desconocida de las grandes ferias del sector de la tecnología. Computex ha perdido algo de 'punch' frente al éxito y el empuje de cónclaves como el CES de Las Vegas, la IFA de Berlín y, por supuesto, el Mobile World Congress de Barcelona. Puede que haya quedado desplazada y algo limitada en cuanto a asistentes y expositores si la comparamos con sus competidores, pero no hay que olvidar que sigue siendo la feria de referencia en Asia, una región del mundo con (mucho) peso en el sector de la electrónica.

Para diferenciarse, Computex se ha enrocado en la informática. Los móviles aquí no son bien recibidos o pasan bastante inadvertidos por lo general. Portátiles, torres, discos, sistemas de refrigeración... Tienes todo para tomarle el pulso al sector. Especialmente al del 'gaming' y los deportes electrónicos, que se dibujan como una suerte de bálsamo para paliar la caída de ventas de ordenadores de los últimos años.

Pero, paseándote por los pasillos del recinto ferial de Taipei estos días, también puedes encontrar un buen puñado de esos ingenios asiáticos, a camino entre la practicidad y lo estridente. Unos ingenios que aquí asombran, pero que tardarán mucho en llegar a España. Y eso si algún día lo hacen.

Un colchón siempre alerta

El sistema de BenQ para controlar la habitación. (M. Mc.)
El sistema de BenQ para controlar la habitación. (M. Mc.)

Un colchón repleto de sensores que detecta si te incorporas o te levantas. Si pones un pie en la moqueta, esta hará lo propio. Y si te mueves por la habitación, sabrá exactamente el recorrido que estás haciendo. Lo retransmitirá a un sistema de control. Eso es lo que ha creado BenQ. El invento se llama Ward. Se trata de una cama pensada para hospitales y centros médicos. La idea es controlar a los pacientes que necesitan reposo y estar inmovilizados por un accidente, una lesión o una operación.

Si el sujeto en cuestión se levanta o sufre una caída, el celador o el enfermero de turno recibe un aviso en la pantalla y puede actuar si lo considera oportuno. De momento, explican sus responsables, se ha instalado en varios hospitales del sudeste asiático, de donde reciben 'feedback' para hacer crecer el proyecto y poder expandirlo a otras regiones.

Audio por los huesos

Aunque Asus haya puesto sobre la mesa el VivoWatch BP, un monitor de actividad y de salud capaz de medir tu tensión, es cierto que los 'wearables' están de capa caída. No hay que olvidar que algunos de los grandes fabricantes se han replegado y se mantienen bastante moderados con estos productos. Sin embargo, esto no es óbice para ver algunas propuestas 'indie' en este sentido.

Estas gafas mandan la música a través de los huesos. (M. Mcloughlin)
Estas gafas mandan la música a través de los huesos. (M. Mcloughlin)

Una de ellas es ORII. Se trata del 'enésimo' anillo inteligente. Hemos visto antes algunas historias similares, pero ahora el aparato creado por Origami Labs se gobierna con la voz. Combinando el audio y la conductividad de los huesos, basta con colocar el dedo en el que llevemos el anillo entre la sien y la oreja para oír directamente una llamada o que nos lea un mensaje de texto. La diferencia es que este aparato está pensado también para ser utilizado con asistentes de voz. ORII podía haber pasado desapecibido, pero la organización ha decidido darle uno de los reconocimientos que otorga cada año.

Un sistema similar es el que utilizan las Musiclens, una montura de gafas que incluye dos sensores en las patillas para transmitir la música a través de las partes laterales de tu cráneo. Los padres de la idea sostienen que este sistema es mucho “más sano” para los usuarios, ya que no afecta al aparato auditivo de la misma manera que cuando se utilizan auriculares tradicionales.

Las Musiclens detectan el patrón de tu cara y se activan al ponerte las gafas

El modelo que han enseñado en esta feria son unas gafas de sol, que se emparejan vía Bluetooth con el móvil. Permiten contestar llamadas o hacer 'streaming' desde tus aplicaciones favoritas. También puedes utilizarlas independientemente, ya que cuentan con radio FM. Además, al configurarlas, guardan un patrón de tu cara y solo se activan cuando reconocen tus rasgos al colocártelas.

La tecnología de los pañales

Así es el pañal conectado. (P. M.)
Así es el pañal conectado. (P. M.)

Los pañales tienen su ciencia. Han evolucionado mucho en los últimos años. Y ahora ya tienen su tecnología. Concretamente, el dispositivo Opro9 diaper. Sus creadores, una pequeña 'startup' local, han creado un sensor que se acopla al pañal y es capaz de detectar el mejor momento para cambiarlo, o te lo recuerda si no lo has hecho...

Explican que es capaz de analizar los datos y acabar ofreciendo un rango de tiempo en el que el bebé volverá a mancharlo y hacerte a la idea de que tendrás una 'sorpresa' esperándote. Además, al estar conectado por Bluetooth, puedes activar una alerta por si tu hijo se aleja demasiado.

La pulsera budista conectada. (Acer)
La pulsera budista conectada. (Acer)

Pero si hay un accesorio que se lleva la palma en esta feria, ha sido el primer 'wearable' religioso del mundo. Se trata de un rosario budista inteligente. Es creación de Acer, que tras presentarlo a finales de marzo, lo ha enseñado en Computex.

Se trata de un brazalete con una serie de sensores capaces de contabilizar el número de veces que giran las cuentas y sumar los mantras. No hay que dejar pasar el detalle de que el budismo es la religión más popular en Taiwán, donde se comercializa este 'gadget' por poco más de 100 dólares. En breve, recibirá una actualización para ser capaz de hacer pagos por NFC. Quién sabe si el experimento inspirará a otros fabricantes para crear versiones para los fieles de otras confesiones.

Perro guardián o robot camarero

Desde hace mucho tiempo, se habl de la Industria 4.0, un nuevo panorama en que los robots tienen mucho que decir. Pero ¿qué ocurre con los hogares y con los restaurantes? En esta feria, puedes interactuar con algunas máquinas que, quién sabe si algun día te acompañarán en el salón de tu casa, vigilarán a los niños o incluso tomarán nota de tu menú del día.

Robelf, en su faceta de camarero. (M. Mcloughlin)
Robelf, en su faceta de camarero. (M. Mcloughlin)

Esto último es una de las tareas para las que ha sido preparado Robelf, una bendición de androide de siete kilos y casi un metro de altura, una de las propuestas más avanzadas de esta feria. Ya se distribuye en la región y ahora la compañía quiere introducirlo en otros mercados, como el estadounidense o el europeo. Al contar con reconocimiento visual, le permite identificar clientes, por ejemplo, en una cafetería, tomar la comanda, e incluso si se cambian de sitio, localizarles cuando regrese con el pedido. Además, cuenta con un TPV acoplado, así que puede procesar el pago sin ayuda humana. Si no te convence, este mismo modelo se puede utilizar en otros ámbitos. Robelf puede ser programado para ejercer de perro guardián o de canguro de los niños.

Hay robots más allá de la industria: aquí se ven máquinas que hacen de camarero o de canguro

En ese mismo pabellón, unos metros más allá, Zenbo, el robot de Asus, hace sus pinitos. Ahora se ha orientado al ámbito asistencial y los negocios, pero tradicionalmente ha sido utilizado en el hogar. Se había rumoreado mucho que en esta feria el gigante taiwanés podría haber presentado su sucesor, cuando se cumplen dos años de su aterrizaje en el mercado. Tiene una pantalla táctil y una cámara en la parte frontal. Y es capaz de controlar los aparatos conectados de la casa e incluso hacer compras 'online'.

Te puede llevar la agenda y recordarte cuestiones médicas, pero también bailar con los más pequeños o reproducirles vídeos, y te permite echarles un ojo a distancia. Suena bien y es muy atractivo, pero todavía no hay planes a la vista para que aterrice en nuestro país.

Bitcoin, sí, pero mucho menos

El bitcoin sigue siendo un reclamo en Computex. (Reuters)
El bitcoin sigue siendo un reclamo en Computex. (Reuters)

Una de las tendencias que más han disminuido frente a la anterior edición ha sido la de las herramientas para la minería de bitcoin y otras criptodivisas. En los diferentes 'stands', reconocen que la historia ha cambiado, que se dirigen a otro tipo de público: empresas que cuentan con grandes 'granjas' más que a particulares como antaño.

Esto no es óbice para que alguna empresa también se haya plantado en Taipei con equipos con la etiqueta de domésticos, para trabajar con bitcoin gold, monero, bitcoin o ethereum. Es el caso de Biostar, que ha lanzado su serie iMiner, que se compone de tres aparatos de diferente potencia y rendimiento.

Antes de hacer hueco en el salón, désechalo. Es harto complicado ponerte a minar en casa y que la historia te salga rentable. Lo más probable es que acabes con un buen roto en la cuenta corriente por la factura de la luz.

Minar 'criptos' en casa es harto complicado, pero hay quien sigue ofreciendo el bitcoin como gancho

Asus también se ha subido al carro de las 'criptos' con lo más parecido a un órdago: la placa base más grande que se ha visto hasta ahora para trabajar estas divisas digitales. La H370 Mining Master se ha visto a pleno rendimiento estos días. Una auténtica bestia que tiene soporte para 20 tarjetas gráficas, una pieza fundamental en el proceso de procesar las operaciones con estas monedas.

Si aumentas estos elementos en cada nodo, ganas potencia y competitividad y, de paso, tienes más posibilidades de rentabilizar tu inversión. Pero, de nuevo, olvídate. Es un equipo dirigido a profesionales, no a 'amateurs'.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios