Facebook: El mea culpa de Zuckerberg y su escapada para evitar responder
Durante su comparecencia en la eurocámara

El 'mea culpa' de Zuckerberg y su escapada para evitar responder

El momento cumbre de la comparecencia ha llegado cuando Zuckerberg, visiblemente incómodo, ha tratado de poner fin al encuentro sin haber respondido a preguntas delicadas

Foto: El presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, recibe a Mark Zuckerberg. (EFE)
El presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, recibe a Mark Zuckerberg. (EFE)

El serio rictus con el que un encorbatado Mark Zuckerberg ha llegado este martes por la tarde a la Eurocámara ya anticipaba que su comparencia iba a ser tensa. No es para menos: el fundador de Facebook pensaba en un primer momento hablar con los líderes de las fuerzas políticas a puerta cerrada —en casa del herrero, cuchillo de palo—. Sin embargo, la presión de liberales, socialistas e izquierda ha expuesto a Zuckerberg a una reunión retransmitida en directo por 'streaming', que ha causado un gran interés.

Zuckerberg no ha desaprovechado la ocasión para hacer la pelota a los europeos que, atónitos, descubrieron que miles de usuarios en su territorio se habían visto afectados por la filtración de datos a Cambridge Analytica, sin que Facebook les hubiera alertado. Ni para sacar pecho y enumerar los beneficios que ofrece —"gratis", ha recalcado— a usuarios y empresas del viejo continente. Pero, tal y como se esperaba, tampoco ha rehuido el momento de entonar el 'mea culpa'.

Lo mejor de la comparecencia de Zuckerberg ante los líderes de los grupos políticos del Parlamento Europeo no han sido sus respuestas, sino las preguntas que ha recibido. "Pedir perdón no es suficiente (...) ¿Puede asegurar que CA no era solo la punta del iceberg?", ha arrancado Manfred Weber, líder del Partido Popular Europeo y primer interviniente. El liberal Guy Verhofstad ha recogido otro tema planteado por Weber: ¿va a cooperar Facebook con las autoridades para asegurarse de si es o no un monopolio?

El 'mea culpa' de Zuckerberg y su escapada para evitar responder

Por parte de Los Verdes, Philipe Lambert ha querido saber si Facebook permitirá a los usuarios la opción de quedarse al margen de la publicidad personalizada y también si se compromete a pagar impuestos donde FB produce los beneficios. Otras preguntas directas: ¿por qué está aumentando el número de cuentas falsas y qué van a hacer? (Udo Bulman, socialista), ¿qué pueden hacer aquellos que no usan FB para evitar que FB recolecte sus datos, no usar internet en absoluto? (Syed Kamaal, conservador británico), ¿el modelo de negocio de Facebook puede realmente cambiar "y regresar a su objetivo original: ser una plataforma de comunicaciones"? (Gabi Zimmer, de la Izquierda Unitaria).

El fundador de Facebook ha recogido varios guantes, pero eludiendo entrar en importantes detalles. Sí ha hecho un repaso a los cambios introducidos a raíz del escándalo de Cambridge Analytica y ha confirmado que se han bloqueado más de 200 'apps' que podrían haber accedido también a datos de los usuarios de manera impropia. No obstante, ha reconodido que dado que aún les quedan "miles" de aplicaciones por revisar, lo más probable es que tengan que capar más.

También ha reconocido que Facebook tiene que "hacer más" para poner coto a los discursos de odio, al acoso y la promoción del terrorismo, entre otras prácticas. Ha explicado que la red social ahora pretende ser más "reactiva", en lugar de esperar a que los usuarios denuncien contenido inapropiado, y que incluso es capaz ya de detectar automáticamente mensajes relacionados con el ISIS o Al Qaeda.

El momento cumbre de la comparecencia ha llegado justo al final, cuando Zuckerberg, visiblemente incómodo, ha tratado de poner fin al encuentro por su cuenta y riesgo. "Soy muy cuidadoso con el tiempo y ya llevamos 15 minutos de retraso. Soy consciente de que muchas preguntas no han recibido respuestas específicas, pero creo que en general he podido contestar", ha asegurado. El presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, le ha echado un capote, aceptando la respuesta de que conteste por escrito a las preguntas que han quedado en el aire, pese a las protestas de varios líderes políticos, en especial por no haber recibido información sobre el posible monopolio de Facebook.

Evitar interferencias políticas y censura

Una cuestión muy delicada, y que preocupa mucho en Europa, es la interferencia en las elecciones, sobre todo de cara a los comicios europeos que se celebrarán en un año. Zuckerberg ha prometido que están trabajando para evitar problemas como la influencia rusa en la campaña que dio la victoria a Donald Trump en 2017. No obstante, ha reconocido que se enfrentan a "adversarios muy bien financiados y que evolucionan rápidamente", por lo que la cuestión de la seguridad "nunca estará completamente resuelta" y exige que hagan esfuerzos constantes. En este sentido, ha asegurado que le preocupa más la seguridad que mantener los márgenes de beneficio de su empresa.

Protestas ante la Eurocámara. (Reuters)
Protestas ante la Eurocámara. (Reuters)

"Puedo comprometerme aquí y ahora a que nunca tomaremos decisiones sobre qué contenido está o no permitido en función de la orientación política", ha asegurado también Zuckerberg, quien ha indicado que las caídas de visitas que han sufrido las cuentas de políticos como el eurófobo Nigel Farage —quien ha lamentado sentirse "discriminado"— o el presidente estadounidense, Donald Trump, se debe a que los usuarios ven ahora más publicaciones de sus familiares y amigos que páginas públicas.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios