Es noticia
Así es el primer y gigantesco buque nuclear ruso
  1. Tecnología

Así es el primer y gigantesco buque nuclear ruso

Falta aún un año para que esté funcionando a pleno rendimiento pero ya ha levantado la atención de medio. Sus detractores han corrido a bautizarlo como

Falta aún un año para que esté funcionando a pleno rendimiento pero ya ha levantado la atención de medio. Sus detractores han corrido a bautizarlo como el 'Chernóbil flotante'. Hablamos de la última obra de ingenieria salida de los laboratorios rusos. Mejor dicho, los astilleros. Hablamos del barco 'Akademik Lomonsov', presentado esta misma semana por el gobierno de Vladimir Putin, la primera plataforma del mundo de este tipo que alberga dos reactores nucleares. 

Esta nave, bautizada así en honor al científico ruso Mikhail V. Lomonosov, supone una victoria simbólica de Rusia frente a China o Estados Unidos, quienes ya se plantearon y planificaron en el pasado la construcción de centrales nucleares flotantes pero nunca fueron capaces de sacarlo adelante. Ha sido construido por la empresa Rosatom, de propiedad estatal. 

La construcción ha llevado más de once años, ya que el 'Akademik Lomonsov' empezó a tomar forma en 2007 en los astilleros navales de San Petesburgo. Ahora ha sido presentado y se espera que en 2019 esté cumpliendo sus funciones en el destino que le ha sido asignado: Siberia. 

Y es que el barco navegará hasta Siberia. Concretamente hasta Pevek, una localidad al norte de esa remota región. Por poco conocida que sea en el imaginario colectivo, es un punto estratégico para los intereses del país. Es un importante centro de la industria petrolífera nacional. El barco no sólo suministrará energía a las diferentes plantas de la región, sino que abastecerá de electricidad a los hogares y los diferentes edificios de esta ciudad de 100.000 habitantes. 

El coste de esta plataforma, que dispone como decimos, de dos reactores nucleares en su interior ha superado con holgura los 230 millones de euros. Cuando entre en funcionamiento será capaz de generar 70 megavatios , lo suficiente para jubilar la central de Bilbino, de cuarenta años de edad, y una central térmica cercana.