Pasar de Android a iOS (y viceversa) es aún una pesadilla: cómo hacerlo paso a paso
  1. Tecnología
NO TODO SE COPIA POR ARTE DE MAGIA

Pasar de Android a iOS (y viceversa) es aún una pesadilla: cómo hacerlo paso a paso

He tenido que cambiar de sistema operativo en los últimos meses. Y aunque hay 'apps' para hacer el trabajo sucio, todavía quedan unos cuantos agujeros negros por resolver

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.

Con Windows Phone fuera de combate, lo de escoger entre plataforma móvil es cosa de dos. A o B. En realidad, siempre lo fue. iOS o Android. Nunca hubo más. Hay fieles y acérrimos a cada plataforma y no quieren moverse al bando contrario. Pero también hay gregarios de uno y otro lado que en un momento, por la razón que sea, cambian. Yo mismo he tenido que hacerlo recientemente. En ambas direcciones. Y me he encontrado que aún en 2018, a pesar de todos los puentes que se han establecido, pasar de Android a iOS (y viceversa) sigue siendo un 'peñazo' considerable.

Foto: El Huawei P20 Pro y su triple cámara. (E. Villarino)
Diez días con el Huawei P20 Pro: esta (triple) cámara me ha dejado sin habla
Michael Mcloughlin Fotografía: Enrique Villarino

Es cierto, como decíamos, que se han trazado puentes de una orilla a otra para que aquellos que quieren cambiar de sistema operativo puedan hacerlo más cómodamente. En el caso de los que planten a la criatura verdosa de Google por la manzana, necesitas la 'app' Move to iOS (disponible en Google Play), que te permitirá copiar gran parte de la información que guardas en tu teléfono, incluso en la tarjeta microSD. Contactos, fotos, vídeos, calendarios, favoritos de la web... Estas son algunas de las cosas que se transferirán. Y todo de manera muy intuitiva, la verdad.

El proceso inverso es un poco más laborioso y se hace a través de Google Drive. Debes hacer una copia de seguridad, descargándote la 'app' y subiendo todo el contenido que deseas almacenar mediante wifi. Dependiendo de la cantidad de archivos y el peso, el proceso se puede alargar varias horas. Una vez lo tengas, basta con que configures tu nuevo Android con esa misma dirección de correo que usaste para Drive y listo.

No todo se copia por arte de magia

placeholder Foto: EFE.
Foto: EFE.

Pero en este proceso no todo se copia por arte de magia. Hay agujeros negros. Especialmente para los que el móvil es una herramienta fundamental para nuestro trabajo. Es de justicia reconocer que estas barreras son menores que hace unos años, pero replicar todo lo que tenemos en un sistema en el otro es harto complicado aun a día de hoy. En el caso del correo o el calendario, todo es coser y cantar. Básicamente consiste en meter tu dirección y tu clave y empezar la sincronización.

Pero hay muchos otros casos en los que poner a buen recaudo tus documentos y archivos no resulta tan sencillo. Si quieres pasar de iPhone a Android, los documentos de Pages, Keynote o Numbers corren peligro de perderse en este proceso. Ocurre lo mismo con las notas de la 'app' de iOS dedicada a esta tarea, excepto que hagas el cambio manualmente.

No hay que olvidar que el paquete de ofimática de Apple no tiene aplicaciones en Android. Lo mejor es que te lo subas a iCloud, lo bajes en un ordenador, lo conviertas al formato correspondiente y lo vuelvas a cargar en Drive para disponer de ello en tu móvil.

Notas, documentos, presentaciones, PDF... Todo no se copia automáticamente con las 'apps-puente'

Con los archivos de música, pasa tres cuartas partes de lo mismo. En el caso de Android, uno puede descargar directamente un archivo mp3 y almacenarlo en la carpeta de turno. Con la manzana, todas las canciones tienen que pasar por iTunes. Si quieres pasar tu música a un nuevo iPhone, deberás enchufar el móvil a un ordenador (si es un Mac, necesitarás el Android File Transfer), pasar las pistas, cargarlas en dicho programa y posteriormente sincronizarlo. Este proceso también es aplicable a documentos en PDF y libros electrónicos que tengas en el móvil.

Si es al revés, deberías exportar los temas que tengas en iTunes para cargarlos posteriormente en la memoria de tu dispositivo Android.

De Google Fotos a iCloud

placeholder Foto: EFE.
Foto: EFE.

Ocurre lo mismo si quieres migrar tus fotos de Google Fotos a iCloud, dependiendo el sistema operativo que escojas. No hablamos solo de las que tengas en la memoria del teléfono (que se han copiado ya con el proceso expuesto al comienzo), hablamos de las que hayas ido acumulando a lo largo de los años en estos 'almacenes' digitales.

El servicio de los de Mountain View tiene 'app' para iPhone y permite sincronizar su contenido con el carrete de estos terminales. Pero si aun así quieres pasar todas esas imágenes al servicio de Apple o hacer el proceso contrario, lo mejor (nuevamente) es que te descargues en tu ordenador y cargues desde ahí mismo toda esa información. El tiempo dependerá de tu conexión, la calidad de tus imágenes y el número de archivos. En el caso de iCloud, tienes un acceso web, y Google Fotos cuenta con clientes de escritorio para Mac y para Windows.

He perdido mis chats de WhatsApp

placeholder Foto: EFE.
Foto: EFE.

Es probablemente la aplicación más importante que tengo en mi móvil. La utilizo muchísimo para el trabajo. Muchas veces me sirve como 'back up' para encontrar un comentario, una cita o cualquier otro dato de interés. El buscador de conversaciones me suelen ser de gran utilidad. Pues bien, en 2018, todavía no tenemos una manera oficial y efectiva de copiar nuestros chats de un Android a iOS y viceversa.

Transitar entre dos dispositivos del mismo sistema operativo es muy sencillo. Basta con hacer una copia de seguridad desde la propia 'app'. Pero en el caso que aquí tratamos, no tanto. El problema viene porque un iPhone utiliza iCloud para hacer estas copias de seguridad mientras que Samsung, Huawei, LG y demás dispositivos utilizan Google Drive. Entonces, simplemente, no te ofrecerá la opción porque no reconoce ninguna copia de seguridad.

En 2018 no tenemos una forma oficial (y fiable) de recuperar los chats de iOS en Android y al revés

Existen otras vías. Programas como dr.fone o WhatsApp Transfer. Sin embargo, es un proceso algo engorroso y cuando lo he probado me he encontrado con bastantes obstáculos. Limitaciones en el número de chats, tener que andar instalando 'software' adicional en el PC, andar de arriba abajo con los conectores, errores en medio de la copia que han dado al traste con ella, copias incompletas y otros fallos de bulto. Si quieres tener todos tus chats, ármate de paciencia. Si no, asegúrate de salvar la información y estar listo para empezar con tu WhatsApp de cero.

¿Dónde están mis partidas y mis juegos?

placeholder Foto: Supercell.
Foto: Supercell.

Me gustan mucho los juegos móviles. Desde el 'Clash Royale' hasta 'Alto´s Adventures' o 'Monument Valley', por mencionar solo algunos. No me suele costar soltar unos euros por un buen título que me suponga varias horas de diversión. Y aquí también me he encontrado con algunos inconvenientes.

Para empezar, muchas de las partidas se me han perdido. Hay 'apps' como Clash Royale que supuestamente tienen un sistema fácil para trasladar tus avances, pero no siempre funcionan. O peor, puedes hacerlo vinculando tu cuenta con la de Facebook. Y, personalmente, me niego a estar autorizando a la red social en tantos rincones de mi móvil.

Hay juegos que dejan pasar los avances al nuevo sistema, pero otros los tienes que volver a comprar

Otros juegos no te permiten esta opción. Si quieres seguir jugando en tu nuevo dispositivo... tienes que empezar de cero. O peor aún, volver a pagar por lo mismo. Y eso ya duele.

Acuérdate de cancelar tus suscripciones

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Google Play y la App Store son reinos independientes. Se ignoran. Hay suscripciones que dependen directamente de la aplicación en cuestión (como Netflix o Spotify), pero hay otras que se cobran a través de las tiendas de 'apps'.

Aplicaciones deportivas, revistas y periódicos, entre muchas otras. Son varias las plataformas que vinculan tu pago a tu usuario de Google Play o de iOS y que se renuevan automáticamente, a excepción de que indiques lo contrario.

Por eso conviene que acudas al apartado correspondiente y las canceles antes de hacer la migración. Así te evitarás encontrarte con pagos duplicados. Yo tenía tres suscripciones activas de este tipo. Al cambiar, me fui dando de alta en las mismas 'apps'. Y a final de mes, me encontré con tres facturas por partida doble, que me tuve que tragar.

Los dichosos cables...

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Lucky Palmer, padre de Oculus, lo dijo con gran acierto. El mayor enemigo de la tecnología son los cables. No se refería a esta situación, pero es perfectamente aplicable a ella. Si vienes de un LG, un Huawei, un Samsung o Xiaomi de otras temporadas, es probable que tengas un puerto microUSB.

Lo de los cables es una historia larga y recurrente... Pero sigue dando rabia

Los modelos más nuevos son USB Tipo C. Y si tienes un iPhone, tendrás conector 'lightnin'. Esto hará que los cables que has ido coleccionando para llevar en la mochila, tener en la oficina o donde sea queden automáticamente inutilizados con el cambio. Y aquí, dos opciones: o compras alguno o vas con el 'cablecito' a todas partes.

IOS WhatsApp Android Google IPhone Apple Móviles
El redactor recomienda