deberás revisar la información que compartes con la plataforma

Facebook estrena reglas de privacidad: estos son todos los cambios (y sus fallos)

La red social se adapta a la nueva legislación de privacidad de datos de la Unión Europea, pero dejando claro que su intención sigue siendo hacerse con tu información

Foto: (Montaje: Enrique Villarino)
(Montaje: Enrique Villarino)

A un mes de que llegue el límite para que las empresas que trabajan en la Unión Europea adapten sus términos y condiciones al nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (el famoso GDPR), Facebook ha lanzado su nueva política de uso con la que, en teoría, se adapta a la normativa. Un acuerdo a estrenar que, aunque sí mejora en lo que se refiere al cuidado de tu información por parte de la plataforma, sigue mostrando que el gigante estadounidense no dará su brazo a torcer a la hora de aprovechar tus datos para seguir creciendo.

Según apuntan varios medios especializados en tecnología como TechCrunch, las nuevas condiciones que ha presentado esta misma noche la red social a través de un comunicado publicado en su blog están plagadas de pequeños trucos para que los usuarios sigan entregando toda su información a la red y den su consentimiento, sin tener que pensar demasiado. "El diseño anima a pulsar rápidamente el botón "Aceptar", hay falta de controles, una solicitud de consentimiento de los padres para adolescentes irrazonablemente censurable y una revisión estética del apartado 'Descargar tu información' que no hace que sea más fácil cambiar de red social. Facebook muestra que todavía está hambriento de tus datos", apuntan desde el medio estadounidense.

¿Cuáles son los cambios anunciados? Aquí te dejamos un listado con los ajustes que verás en estos días en la red social, pues aunque el plazo para la aplicación de la nueva normativa no termina hasta el 25 de mayo, Facebook ha prometido que empezará a mostrar este acuerdo a los usuarios de todo el mundo en las próximas semanas.

Información sensible

Con la llegada del GDPR, la red social está obligada a preguntarte qué información quieres seguir compartiendo con la compañía y con los terceros con los que trabaja y cómo prefieres hacerlo. En este caso, un punto muy importante son los datos sobre religión, política o sexualidad que tú tienes en tu perfil. Facebook, obviamente, te preguntará si quieres mantener esa polémica información en la aplicación, pero no te pondrá nada fácil eliminarla, según apuntan los usuarios que han podido probar el cuestionario de la compañía para hacerles aceptar los nuevos 'términos y condiciones'.

Para que mantengas todo como hasta ahora, Facebook te irá enseñando una serie de pantallas en las que no podrás optar por la opción 'denegar acceso' o 'eliminar', sino que solo tendrás dos botones: 'aceptar y continuar' o 'administrar configuración'. Una vez clicado en el segundo, la aplicación te mostrará un texto en el que la compañía argumenta por qué es importante que no borres esa información y qué pasa si lo haces. Todo antes de darte el resto de opciones. El cuestionario está claramente creado para conducir al usuario a que tome la opción más rápida y sencilla y evite poner en problemas a la empresa.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Reconocimiento facial

Tras ser prohibido en 2012 por el comisionado irlandés de Protección de Datos que supervisa la UE, Facebook vuelve a lanzar el reconocimiento facial para los usuarios de Europa y Canadá. Podrás activar o desactivar esta opción para que el sistema te recomiende, o no, a las personas que aparecen en las fotos y las etiquetes. El problema en este caso es que no hay grados de aceptación o alguna opción para que la 'app' no te recomiende posibles perfiles falsos que estén utilizando tus fotos. Es un todo o nada.

Publicidad segmentada

Con esta nueva normativa, Facebook te permitirá elegir si quieres que la información almacenada sobre tu comportamiento en 'webs' de terceros que usen botones de 'Me gusta' sea usada para orientar los anuncios que aparecen en tu 'feed'.

Así, por ejemplo, podrás evitar que si navegas por una 'web' de vestimenta deportiva cuando vuelvas a Facebook te aparezcan solo anuncios sobre este tipo de ropa, pero lo que no podrás hacer es decir a la red que no use esa información para orientar las noticias o mejorar sus sistemas.

Consentimiento paterno

Por último, el GDPR también obliga a Facebook a cuidar más aún a los menores de edad. En este sentido, la red social añadirá un espacio para que todos los usuarios con menos de 18 años puedan pedir ese permiso a sus padres para poder compartir cierta información sensible con la red de Zuckerberg. Lo podrán hacer a través de su perfil de Facebook, si es que los progenitores también están en la plataforma, o a través de un correo electrónico.

¿Cuál es el problema? La compañía se fía ciegamente de que los usuarios preguntan realmente a sus padres o tutores aunque todos sabemos que la parte de "familia" que aparece en la red es totalmente editable y puedes elegir a cualquier persona como padre o madre sin prácticamente restricciones. Eso por no hablar de la inseguridad que existe si el adolescente elije la opción de preguntar a través de un correo electrónico. En definitiva, un menor podría pedir acceso prácticamente a cualquier usuario saltándose el control parental.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios