Uber: Plantones y amenazas ante el juicio final del Supremo a la guerra del taxi, Uber y Cabify
El TS decidirá si liberalizar o no el sector

Plantones y amenazas ante el 'juicio final' del Supremo a la guerra del taxi, Uber y Cabify

El alto tribunal celebra hoy una vista previa a la sentencia que decidirá si liberaliza de una vez por todas el sector del taxi y elimina las trabas a Uber y Cabify. ¿Que ocurriría si lo hace?

Foto: Protesta del taxi contra Uber y Cabify durante el verano de 2017. (Reuters)
Protesta del taxi contra Uber y Cabify durante el verano de 2017. (Reuters)

"Lo de hoy no es que sea importante, es que es de vida o muerte". Así describe Miguel Ángel Leal, presidente de la Federación Española del Taxi (Fedetaxi) lo que se juega el sector ante la inminente sentencia del Tribunal Supremo sobre las limitaciones a las licencias VTC con las que operan Uber y Cabify. El alto tribunal celebra hoy una vista previa a la sentencia que decidirá si liberaliza de una vez por todas el sector de transporte inferior a 9 plazas y elimina las trabas a los coches de alquiler con conductor. De hacerlo, "sería la muerte definitiva del taxi. Se cargarían el sustento de 100.000 familias", dice Leal. La tensión es tal que la vista previa a esta suerte de 'juicio final' se produce entre plantones de unos representantes a otros y las primeras amenazas de huelga general y actos violentos.

"No me gusta la violencia ni las amenazas, pero si no hay un fallo positivo del Supremo haremos de todo, desde huelgas a enfrentamientos. Nosotros no somos los estibadores, somos muchos más, decenas de miles de familias, tienen que solucionar esto", explica Leal a Teknautas. Él representa a una de las múltiples partes que se verán hoy las caras en el Supremo. A un lado estarán la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), Uber, Cabify y la patronal del sector de las VTC, Unauto. Al otro lado, el Ministerio de Fomento, el Ayuntamiento de Madrid, la Generalitat de Cataluña, la Comunidad de Madrid y las asociaciones del taxi (Fedetaxi, Élite Taxi, Gremial, la Federación Profesional del Taxi de Madrid...). Nunca antes se había producido semejante megajuicio en el sector.

Hay mucho en juego. El primer bloque, con la CNMC al frente, pide la liberalización del sector, eliminar las trabas impuestas por el Gobierno con el Real Decreto de 20 de noviembre de 2015, con el que se modificó el Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT) y se incorporó, según la CNMC, "numerosas restricciones a la competencia". Hay dos fundamentales: el establecimiento del famoso ratio 1/30, un coche VTC por cada 30 taxis, y la obligación a realizar menos del 20% de los servicios en otra Comunidad Autónoma, algo que en el sector se conoce como 'habitualidad'.

(Reuters)
(Reuters)

"Todas estas restricciones son contrarias a los principios de regulación económica eficiente establecidos en la Ley de garantía de la unidad de mercado, carecen de justificación económica, obstaculizan la competencia en el transporte urbano de pasajeros en España y reducen el bienestar general", argumenta la CNMC. El organismo recurrió el Real Decreto y su reglamento ante la Audiencia Nacional en 2016 y el caso ha acabado en el Supremo, que ahora tiene que dirimir qué hacer: dejar todo como está y otorgar la victoria al taxi o dar la razón a la CNMC y eliminar las trabas a la actividad.

De hacer esto último, las consecuencias serían tan radicales que hasta la propia Unauto, la patronal de las empresas de VTC que usan las plataformas de Uber y Cabify, cree que sería desaconsejable "desde el punto de vista social" un cambio tan grande. "Hay muchos empleos y familias en juego. Este tipo de cambios tienen que llegar de forma gradual, no de golpe. Nosotros nos hemos mantenido al margen en la causa respecto al ratio 1/30 y la habitualidad. Pedimos que se eliminen trabas como la obligación a tener en propiedad 7 licencias VTC y 7 coches si quieres empezar un negocio, o que los vehículos tengan que tener 150 caballos y 4,6 metros de largo como mínimo. Son medidas absurdas", explica a Teknautas Eduardo Martín, presidente de Unauto.

La sentencia está cantada. Mi impresión de hecho es que incluso el texto está escrito y lo de mañana es un paripé. Van a liberalizar el sector

Fuentes del sector señalan que, más que la "preocupación social", lo que le mueve a Unauto y también a Cabify, que tampoco quiere una liberalización completa, es el temor a una avalancha brutal de licencias VTC. "Si eso ocurre, el pastel para ellos va a ser menor. Cabify opera ahora mismo unas 1.000 licencias en España. Uber la mitad. Al único que le interesa una plena liberalización es a Uber y a la CNMC", explica esta fuente.

Pese a la discrepancia en los detalles, todas las fuentes consultadas coinciden en lo mismo: es más que probable que el Supremo de la razón a la CNMC. "Si analizas todas las sentencias anteriores del Supremo, como en la concesión de licencias VTC, siempre se han colocado de la parte de la liberalización", explica un alto cargo político conocedor del caso. "La sentencia está cantada. Mi impresión de hecho es que incluso el texto está escrito y lo de mañana es un paripé. Van a liberalizar el sector", señala un jurista del sector transportes.

Tal es la convicción de que el signo de la sentencia será contrario al taxi que durante los últimos meses se ha producido una avalancha de peticiones de licencias VTC en todo el país. Según datos de la Comunidad de Madrid, por ejemplo, las peticiones en todo el 2016 fueron de casi 1.800; en 2017 cayeron a 1.600; pero solo en lo que va de año en 2018 se han pedido casi 6.000, con picos de hasta 1.000 peticiones por día.

Protesta de taxistas en Madrid contra Uber y Cabify el pasado noviembre. (Reuters)
Protesta de taxistas en Madrid contra Uber y Cabify el pasado noviembre. (Reuters)

La tensión ante la vista previa de hoy y la inminente sentencia es tal que días antes ya hubo todo tipo de movimientos. Cabify organizó hace solo cinco días un encuentro en el que intentó reunir a todo el sector y propuso una "tregua" bajo el lema "¿Hablamos?". Era en realidad su primer gran intento de lobby en España. El resultado: plantón del taxi y del Ayuntamiento de Madrid y Barcelona. No fue el único en sufrirlo.

La patronal Unauto se quedó sin abogado a pocos días de la vista de hoy. "He presentado mi renuncia por fuertes discrepancias con la junta directiva de Unauto. Nadie me tiene que decir qué tengo que impugnar o no. Se han entrometido en mi forma de trabajar de manera inaceptable", explica José Andrés Díez, asesor de Uber y conocido por haber trabajado también defendiendo al sector del taxi. Unauto pidió el aplazamiento de la vista hoy por este motivo pero su petición fue rechazada. "No ha sido ningún tipo de estrategia jurídica, simplemente he renunciado", remata Díez.

¿Qué ocurrirá si finalmente la sentencia da la razón a la CNMC y el Supremo elimina las limitaciones a las VTC? Algo está asegurado: meses de duras protestas, huelgas y actos violentos por parte de las asociaciones más radicales de taxistas. "Hemos pedido al gobierno medidas de urgencia en caso de que la sentencia del Supremo sea contraria a nuestros intereses", reconoce Miguel Ángel Leal, de Fedetaxi. La pelota ahora está en el tejado del Supremo pero, si nada cambia, pronto saltará, otra vez, al de Fomento.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios