casi 380.000 visitas

Los Mossos investigan a los 'youtubers' que escalaron la Sagrada Familia

En la madrugada del pasado 9 de marzo, tres jóvenes británicos burlaron las medidas de seguridad del templo y treparon por la fachada. Ahora, hacen frente a las consecuencias

Foto: Captura del vídeo de la ascensión a la Sagrada Familia.
Captura del vídeo de la ascensión a la Sagrada Familia.

La hazaña del 'youtuber' británico Ally Law y sus amigos ya tiene una respuesta por parte de las "autoridades españolas". Como él mismo predecía en su vídeo viral, sentado en un banco barcelonés después de haber burlado las medidas de seguridad para escalar la Sagrada Familia, ahora empieza otra fase. La de afrontar las consecuencias. De manera que los Mossos d'Esquadra ya han comenzado a investigar a los 'youtubers' a raíz de una denuncia presentada el pasado 14 de marzo, un día después de que se colgara el vídeo.

Todo ocurrió en la noche del viernes 9 al sábado 10 de marzo, cuando Law y sus amigos irrumpieron en el recinto. Según se puede comprobar en el vídeo, que se acerca ya a las 380.000 visitas, los 'escaladores' logran trepar por la fachada. Cuando habían alcanzado la altura de la nave central alguien les vio y de repente aparecieron los guardias, que subían en un montacargas. En total, coronaron la basílica durante nueve minutos.

Los jóvenes británicos tuvieron que interrumpir su gesta pero consiguieron esconderse de los uniformados, bajar por los andamios, saltar a la calle Mallorca y correr hasta llegar al metro. El título del vídeo, 'Insane security escape (climbing Sagrada Familia) We got lucky', da pistas de lo que se va a ver en los 19 minutos que dura. Una oda a lo "ilegal" y a las "locuras", que es el sello de Law en su canal de YouTube. El joven británico también ha dormido en un rascacielos abandonado, ha escalado el Hotel Arts del Port Olímpic... Y en todos ellos parece jactarse de que escapar de la policía es un punto extra.

En una entrevista con Rac1, el jefe de seguridad y operaciones de la Sagrada Familia, Marc Martínez, ha admitido que "la velocidad de reacción y el número de efectivos que intervinieron no fue suficiente" y que se "cometieron errores", y por eso los jóvenes británicos pudieron irse de rositas. La Guardia Urbana, ha dicho, tardó 40 minutos a llegar después de que la presencia de los individuos fuera reportada en la basílica.

En un momento en el que el nivel de alerta terrorista es de cuatro sobre cinco, y cuando la Sagrada Familia ya apareció entre los planes terroristas de los responsables de los atentados perpetrados este verano en Cataluña, esta invasión del recinto llama la atención. De acuerdo con Martínez, en lo que va de año ha habido por lo menos ocho intentos de intrusión, mientras que el año anterior fueron 25.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios