Amazon: Los precarios temporales: la baza secreta de Amazon para hacer descarrilar la huelga. Noticias de Tecnología
eso y la 'fontanería' logística

Los precarios temporales: la baza secreta de Amazon para hacer descarrilar la huelga

Los sindicatos denuncian presiones a los trabajadores externos ante el paro de dos jornadas convocado en el centro logístico de San Fernando, el mayor de España, la próxima semana

Foto: El centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares. (E. Villarino)
El centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares. (E. Villarino)

Italia. 24 de noviembre de 2017. Viernes. Black Friday. Un día señalado en el centro de Amazon en Piacenza, el mayor del país transalpino. La plantilla está llamada a la huelga. Son medio millar de 'currelas'. Fijos. Muchos dan por descontado un impacto mayúsculo en las operaciones de esas jornada. Lo que se auguraba como un golpe a la línea de flotación acaba por no serlo tanto. Los trabajadores temporales, un grupo cebado por la proximidad de la campaña navideña, salvan la papeleta. Eso y la fontanería logística del gigante del comercio electrónico, que despliega el potencial del resto de su red para minimizar los daños.

[Actualización: El 'castigo' de Amazon España: "Nos hacen recuperar las horas de huelga el finde"]

“Es obvio que de eso se ha hablado estos días. De eso y de todo lo que pueden hacer. No se van a quedar con los brazos cruzados. Pero vamos a por todas. Esto no puede seguir así”, reconoce a Teknautas un trabajador del complejo que Amazon tiene en San Fernando de Henares (Madrid), el mayor en suelo español hasta que se inaugure el de Illescas. Este monstruoso complejo de 77.000 metros cuadrados será el escenario de la primera huelga que viva la compañía en nuestro país el próximo 21 y 22 de marzo, en un pulso por las condiciones laborales de la plantilla.

El último cartucho

Centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid).
Centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid).

48 horas de parón que se aprobaron con apoyo mayoritario (75%) en una asamblea a principios de mes; 48 horas de parón que estaban pendientes de un último trámite: un acto de conciliación que se celebró ayer jueves en Madrid. El encuentro solo sirvió para constatar que las posturas de ambas partes están grabadas en piedra y que todo tira hacia delante. “No se han movido ni un milímetro”, aclara Ana Berceruelo, representante de CCOO en la mesa de negociación, a la salida de dicha reunión.

[¿Afectará la huelga de Amazon España a mis pedidos?​]

En Italia, entre temporales y apoyo de otros puntos de la red de Amazon, lograron minimizar el impacto

El tira y afloja se centra en la renovación del convenio firmado hace tres años, caducado en diciembre de 2016 y prorrogado desde entonces. Los sindicatos acusan a la empresa de querer eliminar el estatus propio y transitar hacia el convenio provincial de logística. Algo que, según estas organizaciones, “conllevaría la pérdida de garantías de subidas salariales”, abaratamiento de los puestos de especialistas y supresión de otros, con mayor carga a repartir entre la plantilla.

Casi 900 externos

Una mujer, entre las estanterías de mercancía de Amazon en el centro logístico de San Fernando. (EFE)
Una mujer, entre las estanterías de mercancía de Amazon en el centro logístico de San Fernando. (EFE)

En total, son cerca de 2.000 personas las que están convocadas a esta huelga. Unos 1.100 son trabajadores fijos y el resto, 900, son externos, contratados a través de ETT. “A los temporales les van renovando casi el último día. En el mejor de los casos, con contratos mensuales o semanales, pero los hay incluso más cortos”, comenta Marc Balmes, del sindicato CGT y miembro del comité de empresa.

“Hemos recibido quejas de que se están dando presiones hacia este tipo de trabajadores”, añade. “Piénsalo bien. No hay que despedirlos. No se les renueva y ya está”, explica, a la par que añade que la empresa “no tendría que justificar nada” en estos casos.

Si no les renuevan el contrato temporal, no tienen que justificar nada. La situación es jodida

“Es una situación jodida. Muchos de ellos nos han dicho que hagamos piquetes fuertes a la entrada. De esta manera podrían sumarse a la huelga sin perjuicio para ellos alegando motivos de seguridad”, explica Balmes. Las empresas de trabajo temporal con las que trabaja Amazon ya han dejado claro que en caso de querer acceder al puesto y no poder “por motivos ajenos”, se cobrará el salario íntegro. “Obviamente, que ocurriese algo similar a lo que pasó en Italia sería un éxito para ellos”.

Gracias a la cuenta @AmazonenLucha en Twitter, este miércoles se conoció el programa, que incluye movilizaciones desde la noche del martes hasta casi las 00.00 del viernes.

"Se va a sentir sí o sí"

“A nosotros también nos han llegado las denuncias de compañeros temporales que están recibiendo coacciones directamente tanto de Adecco como de Manpower, que son las dos ETT con las que se trabaja en este caso”, comenta Berceruelo. “Los temporales también están llamados a la huelga. Aquí también se está luchando para que el porcentaje de externos sea mucho menor”. Esta representante sindical anuncia que intentarán “disuadir por las buenas” a los que quieran acudir a su puesto de trabajo ese día.

El centro de Amazon en El Prat de Llobregat. (Reuters)
El centro de Amazon en El Prat de Llobregat. (Reuters)

“Esto no es Polonia, donde se convoca algo así y la legislación te deja conseguir cientos de eventuales de un día para otro”, señala Juan Manuel Rosado, del sindicado CSIT y uno de los miembros del comité de huelga. “Llevan varios días con el rumor de que van a reforzar puntualmente el centro de Getafe, pero no creemos que estén en esas. La huelga se va a dejar sentir sí o sí”, defiende. Sostiene que “todos los temporales son menos de la mitad” de la plantilla. “El proceso de trabajo aquí está muy medido. Es todo como un reloj”.

"Que nadie piense que ser fijo aquí es estar en el paraíso", dice Rosado, que habla de que "todos" los que están empleados allí ven el trabajo en Amazon "como algo de paso". "En esas circunstancias, las coacciones son menos efectivas".

El de San Fernando de Henares es algo así como el corazón de Amazon en España, aunque ha perdido protagonismo en favor de los nuevos centros de Getafe o de El Prat de Llobregat y el resto de la red que ha desplegado en nuestro país la multinacional. Muchos señalan que estos podrían ser los puntos utilizados como muletas el próximo miércoles y jueves. “Todos los productos no están en todos lados. Son centros que todavía no están plenamente operativos, fueron inaugurados relativamente hace poco. No tienen a día de hoy la capacidad de absorber toda esta actividad”.

En el horizonte se dibuja la inauguración del centro logístico de Illescas, a 40 kilómetros de la capital. Un complejo de 100.000 metros cuadrados que se convertirá en el centro vital y neurálgico de la compañía y que, previsiblemente, se inaugurará a lo largo de este 2018. “Si esta huelga se celebrase dentro de un año, la verdad es que sería mucho más complicado que lográsemos impacto".

¿Apoyo de la red europea?

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Contactados por Teknautas, desde la compañía se limitan a la posición pública que han mantenido desde que estallase el conflicto. “Seguiremos facilitando un diálogo directo con nuestros asociados y seguiremos garantizando las mejores condiciones laborales y un paquete de remuneración competitivo, un gran ambiente de trabajo y oportunidades profesionales”, sostiene un portavoz oficial.

Sin embargo, el director de Operaciones de Amazon en España y Portugal, Fred Pajjte, en un reciente encuentro con la prensa en las instalaciones de Castellbisbal, dejó entrever la fortaleza de la enorme estructura que sostiene. “Trabajamos con una red de 46 centros en Europa y, a través de ella, podemos cubrir la demanda de toda Europa”. De aquí se puede intuir que manejan un plan de contingencia que, visto lo visto, prefieren mantener en silencio.

“Obviamente, si San Fernando para el miércoles y el jueves, habrá algo de atasco”, augura un trabajador del centro de distribución de Alcobendas que prefiere mantener el anonimato. “Un día entre semana podemos recibir fácilmente 18.000 o 20.000 paquetes desde allí. Habrá retrasos, pero no creo que vayan más allá de unos pocos días. Durante dos o tres jornadas laborales habrá un pico mayor y habrá que darle salida, pero hay protocolos y herramientas para solventar estas situaciones”.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios