¿CANDIDATO AL TRONO DEL AÑO?

Probamos el Galaxy S9: estos son los grandes aciertos (y errores de bulto) de Samsung

La factoría asiática se ha coronado como rey del MWC antes, incluso, de que empiece a jugarse el partido. Pero este estratosférico lanzamiento también tiene sus puntos oscuros

Foto: Vista del S9 y el S9 Plus. (M. Mcloughlin)
Vista del S9 y el S9 Plus. (M. Mcloughlin)

Sin bajarse del autobús. Así ha ganado este atípico y gris Mobile World Congress Samsung con su S9 y su S9 Plus. Atípico porque la tecnología ha cedido al protagonismo del mayor cónclave de la tecnología mundial dejando paso a la tormenta política. Pero todo no es culpa de estas tensiones. Esta cita ha sido gris y previsible porque ya se daba por descontado que sólo los coreanos tenían algo con mucha chicha que enseñar en Barcelona, que tiene casi vacía la nómina de pesos pesados.

Los asiáticos han conseguido que el Galaxy S sea siempre considerado (desde el S6) como uno de los grandes candidatos a mejor móvil de año. El S9 no se ha quedado en absoluto corto. Es un terminal 'top', con avales suficientes para considerarle un 'smartphone' único. Pero, como todo en esta industria no es perfecto. Este lanzamiento estratosférico también tiene sus puntos negros.

Esa es la sensación que me queda tras poder conocer un poco más en detalle los nuevos terminales de Samsung. He compartido un tiempo tanto con el S9 y el S9 Plus, de 5,8 y 6,2 pulgadas, respectivamente, antes de que aterricen el próximo mes en nuestro país. Y he concluido que el éxito de este terminal se sustenta sobre tres exitazos pero que también tiene dos errores, que aunque sean de bulto, se podían haber evitado.

La cámara impresiona (y mucho)

El S9 Plus tiene cámara doble, el S9 normal, no. (M.Mcloughlin)
El S9 Plus tiene cámara doble, el S9 normal, no. (M.Mcloughlin)

A estas alturas de año es complicado, por no decir imposible, sentenciar si la cámara del S9 Plus es la mejor del curso. Pero seguro que a finales de 2018 está en lo más alto, compitiendo con uno o dos teléfonos más, como mucho. Empecemos por lo básico. Tanto el sensor doble (telefoto más gran angular) del S9 Plus como el sensor del S9 tiene doce megapíxeles. Sin embargo, lo más espectacular es lo que han llamado apertura gradual. El valor puede variar entre f/1.5 y f/2.4. Dependiendo de si la escena está más iluminada o más oscura, se abre o se cierra como si fuese el ojo humano.

La cámara promete alcanzar un rendimiento nocturno que simplemente es espectacular

Y en condiciones de poca luz promete unos resultados raramente conseguidos. Entre otras cosas, por el sistema de multicaptura (varios disparos al mismo tiempo) que se procesan para reducir el ruido en estas situaciones. Eso sí, quizás el efecto 'bokeh' no sea todo lo fino que se espera, pero lo cierto es que la solución de software de Google ha puesto el listón muy muy alto.

Mención en el apartado de vídeo para el modo de súper cámara lenta. Samsung ha logrado ofrecer 960 frames por segundo en calidad HD, algo que hasta ahora sólo había logrado Sony. Y lo cierto es que los resultados -en las pruebas hemos explotado un globo de agua- son simplemente espectaculares.

Un diseño iconico que no cansa

El diseño frontal del S9 y el S9 Plus reduce marcos (M.MC)
El diseño frontal del S9 y el S9 Plus reduce marcos (M.MC)

La suerte de Samsung cambió cuando descubrió las curvas con el S6 Edge. Con el S7 refinó aquel primer diseño rompedor y con el S8 lo llevó a un nuevo plano gracias a las pantallas sin marcos. Lo cierto es que en estos han conseguido un aspecto icónico, ampliamente reconocido y que a día de hoy no cansa, no se siente repetitivo.

Ahora lo han mejorado todavía un poco más, reduciendo los biseles en la parte superior e inferior. La frontal luce imponente. Es un modelo continuísta, sí. Si funciona, no lo toques o al menos lo justo. El formato escogido, de 18.5:9, hace que se sienta francamente cómodo en mano a pesar de estar ante un panel de 6,2 pulgadas en el caso del S9 Plus.

La reducción de marcos no hace más que engrandecer el icónico diseño del S9

Samsung acostumbra a incorporar un nuevo color cada curso. En este caso es un violeta que resulta francamente elegante y da un toque diferente a lo que estamos acostumbrados. En este apartado, sólo una queja. El peaje habitual por el cristal templado. Los dedazos. Pero les pasa a todos. Paciencia amigos de dedos grasos. Eso sí, por lo menos han colocado el sensor de huellas bajo la cámara y no al lado, en una posición mucho más natural.

Ahora cabe preguntarse qué harán en el próximo Galaxy S y si seguirán explotando este modelo o cambiarán radicalmente para evitar que este aspecto icónico corra el peligro de convertirse en demasiado familiar y, por tanto, monótono.

Pantalla y sonido excepcional

El S9 Plus vuelve a tener una de las mejores pantallas del mercado. (M.Mcloughlin)
El S9 Plus vuelve a tener una de las mejores pantallas del mercado. (M.Mcloughlin)

Las pantallas de Samsung son simplemente espectaculares. Con el Note 8 ya consiguieron posicionarse como la mejor pantalla del mercado y la de esta nueva generación de producto va a estar a la altura de esa fama. Estamos hablando de resolución Quad HD con 529 píxeles por pulgada en el caso de S9 y de 570 píxeles por pulgada en el caso del modelo vitaminado.

Las SuperAMOLED son de las pantallas más convincentes que uno se puede encontrar a día de hoy. Para algunos pecan de saturar un poco los colores, pero lo cierto es que tanto en brillo como en calibración y ángulo de visión no hay reproche alguno.

Con una pantalla así es inevitable pensar en el consumo de contenidos. Y aquí Samsung ha querido también trabajar la otra pata. El sonido. Y ha superado la prueba. Ha colocado dos altavoces estéreo, realizados por AKG. Uno de ellos está colocado en la zona superior y el otro en la parte inferior, no tan visible. En esta toma de contacto hemos percibido que el resultado, gracias a la tecnología Dolby Atmos, es un sonido claro y muy bien balanceado. Buenas sensaciones.

'AR Emojis': :-(

Vista de uno de los AR Emojis del S9. (M. Mcloughlin)
Vista de uno de los AR Emojis del S9. (M. Mcloughlin)

Se llevaba tiempo especulando con que Samsung iba a hacer uso de tecnologías de realidad aumentada en su cámara. Hace unas semanas, las filtraciones destapaban que una de las grandes novedades iba a ser nada más y nada menos que crear animaciones al estilo de los 'animojis' que Apple introdujo en el iPhone X.

'AR Emojis'. El nombre deja claro que los tiros van por el mismo sitio. Aunque después de probar unos y otros, se puede decir que les separa un mundo. La sensación que me queda es bastante agridulce. Lo que propone Samsung es que con un selfie te crees un avatar (basado en tu cara, aunque lo puedes personalizar) que imite tus movimientos del rostro y que puedas hacer lo propio con otras animaciones de Micky y personajes de Disney.

Nos hemos pasado la vida atizando a las marcas por clonar sin gusto y esta es una de esas veces

La personalización automática que te hace el sistema deja bastante que desear y tiene la pinta de que vas a tener que dedicarle un tiempo a 'tunearlo' para que se parezca al usuario en cuestión. Además los movimientos no son del todo finos. Queda trabajo por delante y alguna que otra actualización de software. Da la sensación que no ofrecen más que lo que hacía ya la avalancha de 'apps' que surgieron tras el lanzamiento de los animojis de Apple. Lo que si que hay que reconocer es que compartirlo es tan fácil como crear un GIF y mandarlo por cualquier vía que soporte este formato, dando igual el teléfono que tenga el destinatario.

El enemigo está en casa

El S9 y el S9 Plus. (M.Mcloughlin)
El S9 y el S9 Plus. (M.Mcloughlin)

Samsung ha decidido empequeñecer el S9 estándar y agrandar el S9 Plus. No hablamos de tamaño. Hablamos de funcionalidades. La versión Plus ha sido la gran ganadora de esta cita. Cámara doble y 6 GB de RAM. Para el pequeño, 4GB y una cámara simple. Afortunadamente recibe la apertura gradual. Sin embargo, una vez más vemos como los móviles de tamaño más compacto son discriminados en favor de los de tamaños más grandes.

Samsung copia la estrategia de Apple en el S9: el pequeño es el pequeño en todo

Apple lo hizo con su iPhone 8 Plus y con el iPhone 8, que quedó ligeramente descolgado. '¿Por qué no puedo disfrutar de una cámara doble en un terminal de 5,8 pulgadas, que ya es suficientemente grande?', se preguntará más de uno.

Además, el 'enemigo' parece que también está en casa. El S9 Plus es un terminal que ha sumado prestaciones hasta el punto de que puede canibalizar parte de la popularidad de la gama Note, que ahora necesita un empuje para que se perciba que el puntero es su principal rasgo diferencial. Habrá que esperar hasta otoño para resolver esta duda y, de paso, comprobar si los rumores que apuntan que el esperado dispositivo plegable de los coreanos es el próximo Note.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios