42 millones invertidos por un invento de 150 metros

La última idea del jefe de Amazon: un reloj subterráneo de 10.000 años de duración

Jeff Bezos está apradinando un proyecto conocido como el 'reloj de los 10.000 años' que busca convertirse en un símbolo filosófico para la humanidad

Foto: Jeff Bezos, dueño de Amazon
Jeff Bezos, dueño de Amazon

Ni nuevos supermercados ni algoritmos para que los usuarios consuman más por internet. El último gran proyecto de Jeff Bezos es un reloj subterráneo cuyo sistema estará en funcionamiento 10 milenios. Aunque parezca una gran locura se está empezando a construir en el desierto de Texas, y para hacerlo realidad el dueño de Amazon se ha gastado unos 42 millones de dólares.

A través de un vídeo colgado en su cuenta de Twitter en el que se muestra cómo se va creando el reloj, Bezos ha anunciado el inicio de la construcción de este gran invento que está basado en una idea que el científico estadounidense Danni Hillys lanzó en los años 90 y que enamoró al magnate de la tecnología de tal manera que decidió apadrinarla por completo. Donó un terreno perteneciente a su empresa aeroespacial Blue Origin (una de las competidoras de Elon Musk y su SpaceX) en Texas y puso sobre la mesa el dinero necesario para hacer realidad el reloj, conocido como el ''Clock of the Long Now' o "El Reloj de los 10.000 años".

El objetivo final de todo esto es crear un reloj totalmente mecánico que funcione durante milenios y que sirva a la humanidad desde un punto de vista filosófico centrado en recordarnos que el mundo sigue su curso y somos responsables de lo que sucede en este planeta. A pesar de que Bezos lo ha hecho prácticamente suyo, el proyecto en sí pertenece a Hillys y a su fundación Long Now, que lleva desde 1995 pensando en cómo hacerlo realidad.

Lo mejor de todo es que, gracias al dinero y la ayuda de Amazon, ahora Hillys y su equipo lo han podido empezar a construir este reloj en una montaña hueca y tendrá hasta 150 metros de altura. Estará impulsado por energía térmica, convirtiéndose en el primer utensilio de este tipo que funciona de esta forma, y sus agujas solo se moverán con el cambio de año una y con el cambio de siglo la otra. Además, cada 100 años saldrá un cuco para anunciar el cambio de siglo.

Por último, como buen magnate de los negocios, Bezos tiene pensado dar una cierta rentabilidad al proyecto convirtiéndolo en un lugar de visita y peregrinación para los turistas, cuando todo esté terminado. El problema reside en que el lugar de Texas en el que se está haciendo es un espacio desértico e inhóspito a varias horas de distancia del aeropuerto más cercano.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios